null: nullpx
Coronavirus

Casi 39 millones de personas han pedido el subsidio por desempleo en EEUU

En poco más de dos meses han sido eliminados todos los empleos creados en Estados Unidos desde la Gran Recesión del 2008. La Reserva Federal reconoce que la crisis no será superada rápidamente y que puede ocasionar un daño prolongado en un mercado laboral donde los más afectados son los trabajadores con bajos salarios. Sigue aquí nuestro live blog con lo último sobre la pandemia.
21 May 2020 – 08:31 AM EDT

Otras 2.4 millones de personas pidieron el subsidio por desempleo en Estados Unidos en la semana finalizada el 16 de mayo, reveló este jueves el Departamento del Trabajo en un reporte en el que sigue pesando la fuerte demora que ha habido en el procesamiento en la avalancha sin precedentes de estas solicitudes.

Ya suman un récord de casi 39 millones las personas que han buscado este balón de oxígeno económico desde que la pandemia del coronavirus se agudizó en el país a mediados de marzo.

Han sido nueve semanas en las que se han eliminado todos los empleos creados en Estados Unidos desde la Gran Recesión del 2008, en una crisis que la Reserva Federal reconoce no será superada rápidamente y puede ocasionar un daño prolongado en un mercado laboral donde los más afectados son los trabajadores con bajos salarios.

"En la semana finalizada el 16 de mayo, la cifra avanzada de los pedidos iniciales ajustada estacionalmente fue de 2,438,000, un declive de 249,000 frente a la cifra revisada de la semana previa", dijo el gobierno en su informe.

Si bien ha ido bajando en las últimas semanas desde el máximo de 6.9 millones de pedidos en la semana finalizada el 28 de marzo, este indicador sigue en niveles altos en el rango de los millones debido probablemente a las demoras en el procesamiento de las solicitudes y al cierre de negocios que inicialmente no fueron afectados por las restricciones de distanciamiento físico pero han sido golpeados por la débil demanda.

También porque han comenzado a incidir en el informe las solicitudes realizadas por personas que anteriormente no eran elegibles a este subsidio, como por ejemplo quienes trabajan por cuenta propia o son contratistas independientes. Estos trabajadores ahora sí pueden acogerse al beneficio porque el Congreso los contempló dentro del masivo paquete de estímulo aprobado a fines de marzo.

"2.23 millones de personas solicitaron beneficios por desempleo bajo el programa Pandemic Unemployment Assistance, 850,000 más que la semana previa", destacó la experta María Cosma en un análisis de Moody's Analytics.

Por otro lado, el número de los pedidos continuos del subsidio ayuda a entender la magnitud del impacto, especialmente cuando ya los 50 estados comenzaron a relajar sus restricciones de distanciamiento social permitiendo la reapertura de algunos negocios. Esa cifra creció a 22.55 millones, desde los 25.07 millones del período anterior.


Una crisis laboral que amenaza con prolongarse

Los datos de las pasadas tres semanas presagian que mayo será otro oscuro mes para el mercado laboral estadounidense. Esto después de que el reporte oficial de abril mostró que más de 20.5 millones de personas se quedaron sin sus fuentes de ingresos y que la tasa del desempleo se disparó a cerca del 15%, una debacle que no se veía desde la Gran Depresión.

Las cifras son evidencia contundente del duro golpe que ha dado la propagación del virus por todo el país, al obligar el cierre de comercios, tiendas minoristas y restaurantes que mueven buena parte del sector de los servicios, uno de lo pilares de la mayor economía del mundo.

Ello sugiere que el impacto de la crisis en el sector laboral ha sido más amplio de lo que se pensaba inicialmente y que ha salpicado otras industrias más allá de las relacionadas con los servicios, que mueven el 70% de la economía estadounidense. Eso, a su vez, generaría que sea más difícil recuperar esos puestos de trabajo aún con las reaperturas graduales de partes del país y que la economía retome la senda de crecimiento rápidamente.

"Nos preocupa que los despidos temporales se conviertan en permanentes, y que los trabajadores que pierdan sus puestos de trabajo afronten también la pérdida de destrezas específicas o se desalienten y abandonen la fuerza laboral", dijo en la víspera la Reserva Federal.

"También preocupa que los trabajadores con bajos salarios puedan ser los más afectados por los recortes laborales, porque fueron empleados por las industrias más golpeadas por la respuesta al brote o porque sus trabajos no podían ser realizados de forma remota", agregó.

Mira también:

"Creo que el IRS me envió un 'cheque' con un monto incorrecto, ¿qué puedo hacer?" Respondemos tus dudas

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés