null: nullpx
Derechos humanos

Estas son las denuncias que hicieron ante la Corte IDH las mujeres torturadas sexualmente por policías en México

Las víctimas aseguraron que no quieren una indemnización del gobierno. Exigen que se investigue el caso y se castigue a todos los responsables.
16 Nov 2017 – 10:20 PM EST
Comparte
Cargando Video...

CIUDAD DE MÉXICO, México.- Este jueves inició la audiencia sobre el caso de 11 mujeres que fueron torturadas sexualmente por policías durante un operativo ocurrido en 2006 en Atenco, un poblado ubicado en el céntrico Estado de México. Cinco de las víctimas describieron el horror ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

Al inicio de la audiencia, los representantes del gobierno mexicano reconocieron que se cometieron violaciones a los derechos humanos durante aquella operación ordenada por Enrique Peña Nieto, quien en ese entonces era gobernador del Estado de México.

Durante su comparecencia, las mujeres aseguraron que no quieren una indemnización. Exigen que la Corte obligue al gobierno mexicano a investigar nuevamente el caso y a castigar a todos los responsables.

Durante 11 años ellas no han dejado de denunciar. Incluso iniciaron una campaña llamada Romper el Silencio: todas juntas contra la tortura sexual, donde se sumaron otras mujeres de México, como Cristel Piña Jasso, quien fue abusada sexualmente por policías del norteño estado de Chihuahua.

En 2016 la Comisión Interamericana (CIDH), el organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) que vela por los derechos humanos en la región, determinó que los policías habían actuado en contra de las mujeres. Ese año el Estado mexicano reconoció su responsabilidad por algunas de las violaciones a los derechos humanos de las víctimas, pero no hizo nada.

Ahora le corresponde a la Corte IDH analizar el caso, indagar y profundizar, y si fallan a favor de las víctimas en su sentencia podrían obligar al gobierno de México a brindar atención, reconocimiento, reparación de daños y justicia a las 11 mujeres. Esto marcaría un precedente para otras víctimas de Atenco.

A continuación algunas citas de las víctimas que describen el horror que vivieron:

Claudia Hernández Martínez, estudiante universitaria:

  • “Me arrodillaron con la frente en la pared y las manos atrás y nos golpeaban. Mientras nos contaban nos golpeaban. Cada vez que podían azotaban mi cabeza contra la pared. Con sus rodillas me abrían las piernas y me hicieron tocamientos en el cuerpo”.
  • “Uno de los policías llamó a sus compañeros y les dijo: ‘Miren esta perra es de Tepito (un barrio de la Ciudad de México), hay que darle una calentadita’. Cuando se dieron cuenta que estaba en mi ciclo menstrual, le gritó a otros policías ‘vamos a ensuciar más a esta perra’ y me bajaron el pantalón, la pantaleta e introdujeron sus dedos en mi vagina. Yo en ese momento solo quería sobrevivir y aguantar”.

Norma Jiménez, activista y estudiante de artes plásticas:

  • “Mi cuerpo estaba prácticamente morado y rojo”.
  • “(En el reclusorio) la médico reconoció después de un mes que teníamos lesiones vaginales, pero pensó que quizá pudimos haberlas hecho nosotras mismas”.
  • “Denunciamos la tortura y ellos (las autoridades) dijeron que era abuso de autoridad, y la violación era (un) acto libidinoso. De ese proceso uno de los policías fue enjuiciado culpable (...). Al final este policía pudo acceder a pagar una fianza y nunca pisó la cárcel”.

Patricia Torres Linares, estudiante:

  • “Fue un operativo bien hecho, en el que dijeron: ‘Pueden matar, pueden violarlas, pueden golpearlas, no va a haber castigo’. Y en 11 años no ha habido castigo. A muchas mujeres que estuvieron detenidas las violaron enfrente de sus hijos, de sus esposos, de sus hermanos”.
  • “¿Cómo es posible que me hayan llevado al penal de máxima seguridad en mi país? ¿Qué delito había cometido? Tenía 23 años y estaba estudiando”.

Suhelen Cuevas, estudiante de periodismo:

  • "Los del penal nos comienzan a pegar en fila india. No me dejaban ni ponerme mi brasier, ni podía subirme mi pantalón y mis pantaletas. Estaba en un estado de indefensión por completo".
  • “No pude terminar mi carrera de periodismo. Mi familia se rompió por completo”.

Loading
Cargando galería
Cargando Video...
Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México: 16 años de conflictos entre el gobierno y los indígenas
Comparte

Más contenido de tu interés