null: nullpx
Denuncias

Republicanos insisten en que se abra una investigación contra Hillary Clinton por perjurio

El caso de los correos electrónicos enviados por la ex secretaria de Estado todavía inquieta al Partido Republicano, que pide al Departamento de Justicia determinar si mintió al Congreso cuando negó haber intercambiado información clasificada.
12 Jul 2016 – 1:32 AM EDT

Los presidentes del Comité Judicial y el Comité de Vigilancia de la Cámara de Representantes, de la bancada republicana, solicitaron formalmente que el Departamento de Justicia abra una investigación criminal por perjurio para determinar si Hillary Clinton mintió al Congreso.

"Las pruebas recogidas por el FBI durante su investigación sobre el uso de un sistema de correo electrónico personal por parte de la secretaria Clinton parecen contradecir directamente varios aspectos de su declaración jurada (ante el Congreso)", indicaron ambos congresistas, Bob Goodlattte y Jason Chaffetz.

La ex secretaria de Estado declaró ante el Congreso hace unos meses sobre el escándalo de sus correos electrónicos, pero el Buró Federal de Investigaciones (FBI) la semana pasada determinó que, tras sus investigaciones, no debe ser procesada.

A la luz de esa investigación, el Departamento de Justicia aceptó las recomendaciones del FBI y no presentó cargos contra Clinton por su uso de un servidor privado mientras era secretaria de Estado (2009-2013), aunque el director de la agencia, James Comey, consideró lo sucedido como un acto "extremadamente descuidado".

Para los republicanos, existe una contradicción entre la declaración de Clinton al Congreso, al ser preguntada por si había enviado información clasificada desde ese correo, y las conclusiones de la agencia federal.

"En vista de estas contradicciones, el Departamento (de Justicia) debe investigar y determinar si se debe procesar a la secretaria Clinton por violar los estatutos que prohíben las declaraciones de perjurio y falso testimonio al Congreso", agregaron los congresistas.

Clinton compareció durante 11 horas el pasado octubre ante el Comité Especial de la Cámara Baja sobre el ataque de Bengasi, creado para investigar el atentado en 2012 contra el consulado de EEUU en esa ciudad libia, en el que fallecieron el embajador estadounidense Chris Stevens, y otros tres funcionarios.

En su testimonio, la ex secretaria de Estado dijo, bajo juramento, que no había ninguna información marcada como clasificada en los correos electrónicos que intercambió, tanto en los mensajes recibidos como en los enviados.

Sin embargo, Comey reveló el pasado jueves que Clinton, de hecho, intercambió correos electrónicos a través de su servidor privado que incluían información clasificada.

Preguntado a este respecto la semana pasada, en una audiencia ante en el Congreso, si sería posible llevar a cabo una investigación por el presunto perjurio de la exsecretaria de Estado, Comey indicó que necesitaría una solicitud del Legislativo, como la presentada hoy para abrir esa indagación.

"Vas a tener una", prometió Chaffetz, quien cumplió hoy con esa afirmación.

Sin embargo, expertos legales consultados por varios medios estadounidenses han asegurado que el FBI no está obligado a abrir dicha investigación.

Brian Fallon, secretario de prensa de la campaña de Hillary Clinton, respondió vía Twitter que la solicitud de los congresistas republicanos es "otro intento inútil y partisano por intentar mantener vivo este tema, ahora que el Departamento de Justicia lo ha declarado resuelto".

Lea también:

Publicidad