null: nullpx
Criminalidad y Justicia

Fue violación grupal y no abuso: un fallo judicial eleva la pena a 'la Manada' que obligó a una joven a tener sexo

El Tribunal Supremo de España revirtió una sentencia que había establecido solo como abuso sexual el que un grupo de hombres, conocido como 'la Manada', sometieran a una chica y la penetraran bucalmente, vaginalmente y analmente en grupo. Los cinco condenados ya están en la cárcel, donde deberán pasar 15 años.
21 Jun 2019 – 12:38 PM EDT

En 2016 un grupo de cinco hombres, conocido como 'la Manada', rodeó a una joven, la metieron en un edificio y la obligaron a realizar numerosas prácticas sexuales sin su consentimiento, según denunció ella. El caso, que ocurrió en durante las Fiestas de San Fermín, en España, sacudió a todo el país, sobre todo luego de que una sentencia en 2017 estableció que no se había producido violación, sino que se trataba de un caso de abuso sexual.

Miles de personas salieron entonces a las calles a protestar. Este viernes, el Tribunal Supremo les ha dado la razón y revirtió aquella sentencia en primera instancia y consideró que sí hubo una violación grupal, por lo que elevó las penas de 9 a 15 años de prisión de los miembros de 'la Manada'.

La joven, que entonces acababa de cumplir los 18 años, sufrió al menos "10 agresiones sexuales con penetraciones bucales, vaginales y anales", sostiene el fallo. Además, estableció que la situación que vivió era "intimidante” lo que hizo que ella misma “adoptara una actitud de sometimiento, haciendo lo que los autores le decían que hiciera ante la angustia e intenso agobio que la situación le produjo por el lugar recóndito, angosto y sin salida en el que fue introducida a la fuerza”.


Tras escuchar los recursos de ambas partes en una vista pública, en donde no estuvieron presentes ni los acusados ni la víctima, los jueces del tribunal decidieron a favor de la fiscalía y calificaron el delito como una agresión sexual, al considerar que los cinco amigos intimidaron a la víctima para forzarla a mantener relaciones sexuales.

En una primera decisión judicial, la Audiencia de Navarra había considerado el delito como abuso, lo cual le quita un gran peso legal a la acusación. Ante la apelación, el Tribunal Superior de Justicia de Navarra ratificó esa primera sentencia, lo cual llevó el caso al Tribunal Supremo, en donde ha tenido un giro definitivo en favor de la víctima.

Además de la nueva condena de 15 años (antes era de 9), Antonio Manuel Guerrero, uno de los miembros de la llamada ‘Manada’ carga con una sentencia adicional de otros dos años por robo con intimidación, por haberse llevado el celular de la víctima tras la agresión.

Además, el tribunal incrementó a 113,250 dólares (100,000 euros) el importe de responsabilidad civil al que tiene derecho la víctima como compensación.

Quedó grabado con un celular

Según el relato de la instrucción judicial, el grupo de jóvenes (José Angel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel Boza, Antonio Manuel Guerrero y Jesús Escudero) conoció a la víctima en la madrugada del 7 de julio de 2016 en la céntrica Plaza del Castillo de Pamplona, donde se celebran los Sanfermines.

Tras hablar con ella, 'la Manada' inisitió en acompañarla al auto donde dormía. Por el camino, aprovechando que la puerta de una vivienda estaba abierta, la metieron a la fuerza agarrándola "por las muñecas" (durante su testimonio, la presunta víctima ha reconocido que entró voluntariamente en el inmueble, pero que no esperaba ser agredida, sino tal vez fumar marihuana). Allí, según ella, le taparon la boca, la rodearon y la agredieron sexualmente por turnos durante unos quince minutos.

La agresión sexual que, según los acusados, fue consentida, incluyó felaciones y penetraciones. Al terminar, le robaron el teléfono móvil a la joven. Los miembros de 'la Manada' grabaron el episodio en seis videos que duran un total de 96 segundos. Toda la instrucción del caso giró en torno a esos clips.

Según el informe de la policía presentado en el juicio de 2017, la chica mantuvo una actitud "pasiva y neutra", no fue participativa y sus movimientos fueron "dirigidos y/o controlados" por los presuntos agresores. Según la defensa, esos mismos videos demuestran que la relación sexual fue consensuada, aunque interrogado sobre cómo mostró la joven que deseaba mantener relaciones, uno de los acusados no supo qué contestar.

Además de que la violación quedara grabada, uno de los condenados compartió el video en un chat de amigos vanagloriándose de lo sucedido.

Los cinco hombres estaban en libertad provisional a la espera de que hubiera una sentencia definitiva. Todos ellos fueron detenidos poco después de conocerse el fallo del Supremo, según fuentes policiales citadas por el diario El País.


Un grito contra el acoso y la violencia: así han sido las manifestaciones del Día Internacional de la Mujer (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad