null: nullpx
Estafa y Fraude

Dejó de “adivinar el futuro” para hacerse pasar por agente de ICE y abogada: robó $90,000 a migrantes

Al menos seis personas fueron defraudadas por una lectora de cartas del tarot que usurpó el nombre de una abogada de inmigración en Arizona y hasta fingió ser una oficial del Servicio de Inmigración y Aduanas. Un juez la sentenció a 18 meses de cárcel.
25 Ene 2020 – 03:04 PM EST
Comparte
Una agente del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) detiene a una mujer en un operativo. (foto de archivo) Crédito: Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE)

A Elvira Contreras Rodríguez, una mexicana de 38 años, la conocían como una lectora del tarot y por hacer “limpias” a personas y casas en Tucson, Arizona. En junio de 2015, le contó a una de sus clientas que tenía una Visa U, un permiso migratorio que el gobierno otorga a víctimas de crímenes, y que le podía ayudar a conseguir una. Así comenzó un esquema fraudulento que les robó más de 90,000 dólares a seis migrantes, quienes le pagaban confiando en que obtendrían documentos legales.

En un principio, esta mujer les dijo a sus víctimas que trabajaba para la oficina de Doralina Luna, una abogada de inmigración legítima. Más tarde se hizo pasar por ella y hasta fingió tener una placa del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE). Por eso, recibió pagos de hasta 7,500 dólares en efectivo.

Llegó tan lejos su engaño, que varias veces dejó plantado a uno de los afectados en audiencias en un tribunal migratorio. A una pareja incluso le dio falsas tarjetas de Seguro Social para hacerles creer que avanzaban favorablemente sus procesos ante el Servicio de Naturalización y Ciudadanía (USCIS). A otros los llevó hasta la recepción de la oficina de la abogada Luna, pretendiendo que sí trabajaba para ella.

Pero ninguno pudo regularizar su estatus migratorio con su “ayuda”. Todo era una mentira.

El Departamento de Justicia (DOJ) afirma que al menos seis personas de Arizona cayeron en sus garras. Los afectados han sido identificados con sus iniciales: LRM, FCM, AFGR, BML, JG y NF. Les robó 90,935 dólares, esto incluyendo los pagos que le hizo un agente encubierto de la unidad de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), cuya operación policial concluyó con el arresto de la estafadora.

Contreras Rodríguez, quien estudió hasta el sexto grado, fue sentenciada a 18 meses de prisión y tres años de libertad condicional en una corte federal de Tucson. También se le ordenó que le devolviera 89,935 dólares a los agraviados.

Ella confesó sus delitos, pero no aceptó del todo su culpa. En una audiencia el 18 de septiembre de 2019, esta mujer negó que se hizo pasar por funcionario de ICE. “Yo dije exactamente que conocía a gente que trabajaba ahí, no que yo trabajé ahí”, le aseguró a la jueza Jacqueline Rateau, según se lee en la versión estenográfica de dicha vista judicial.

- Entonces, usted dijo que conocía o trabajaba con una abogada de inmigración con las iniciales DL (Doralina Luna). ¿Correcto?”, le preguntó la magistrada.

- No, yo dije que era esa persona, respondió, agregando que Luna fue, de hecho, su representante legal.

También negó que le entregó falsas tarjetas de Seguro Social a un matrimonio que entre junio de 2015 y julio de 2017 le pagó 24,000 dólares para obtener Visas U. “Yo nunca les di esos documentos, pero ellos los presentaron como evidencia”, reclamó la estafadora.

Cargando Video...
Habla una de las presuntas víctimas de mujer que se hacía pasar por abogada y agente de ICE

Un operativo encubierto la atrapó

En junio de 2015, Contreras Rodríguez recibió su primer cobro indebido: 1,500 dólares. Se los entregó una mujer identificada con las iniciales LRM y quien le pagaba para que le “adivinara el futuro” leyéndole las cartas del tarot. Le prometió que entregaría esa cantidad a la abogada Luna para que le ayudara a obtener una Visa U.

Un mes después, la llevó a ella y a su esposo (de iniciales FCM) hasta la oficina de la defensora legal y los dejó esperando en el lobby para seguir el engaño.

Para agosto de 2015 les pidió otros 1,500 dólares en efectivo. No dejó de exigirles dinero: solo en julio de 2017 el matrimonio le entregó 6,000 dólares. Al cabo de dos años ya le habían dado 24,000 dólares, un monto que incluyó el pago de sus servicios por tramitar la ciudadanía y una licencia de contratista.

Incluso el esposo fue en tres ocasiones a un tribunal migratorio (entre junio y agosto de 2017) pensando que allí estaría quien creía era la abogada Luna. Pero jamás llegó ella. Al confrontar a la estafadora días después, la mujer se burló diciendo que no tenían pruebas de que le habían pagado un solo centavo.

Para su mala suerte, otra víctima sí colectó evidencia: conversaciones por WhastApp en las cuales le pidió el 10 de febrero de 2018 un pago de 350 dólares y documentos para el trámite de una Visa U. Desde México, la persona afectada le giró el dinero y le envió fotos de identificaciones y actas de nacimiento.

En este hecho, el engaño se descubrió cuatro días después, cuando un defensor voluntario de inmigración en Nogales, en el estado mexicano de Sonora, cruzó la frontera para visitar la oficina de la abogada Luna. En ese momento se supo que le había robado unos 1,835 dólares.

“Usaron mi nombre para defraudar a las personas, usaron mi reputación de abogada de inmigración de tantos años para defraudar y eso sí lastima”, lamento la abogada Doralina Luna a Univision Arizona.

Según su relato, en un momento le llamaron jueces de inmigración para preguntarle por qué no había estado en las audiencias de sus clientes. Supo entonces que estaban usurpando su nombre.

Apenas supo sobre la sentencia que le impusieron a Contreras Rodríguez, Luna expresó en su página de Facebook: “¡JUSTICIA! Por fin, después de varios años de investigación el sistema judicial de EEUU ha sentenciado a esta defraudadora que se aprovechó de sus víctimas, quienes solo querían el sueño americano, haciéndose pasar por mí”.

JUSTICIA! Por fin, después de varios años de investigación, el sistema judicial de EEUU ha sentenciado a esta...

Posted by Doralina Law on Wednesday, January 15, 2020


Una supuesta víctima le dijo a Univision Arizona que la estafadora se presentaba vistiendo un falso uniforme de ICE. “Ella dijo que nos podía arreglar los papeles por 5,000 dólares porque ella tenía acceso con ICE, que ella era la buena”, afirmó Manuel Tapia, un indocumentado que confió en esta mujer con quien se reunió en su casa en Tucson. “Usaba un traje como los de ICE. Nosotros dijimos: ‘pues sí, es cierto’”.

Este fraude comenzó a derrumbarse a principios de 2018, cuando un agente encubierto se hizo pasar por el conocido de una víctima que ya cooperaba en la investigación. El policía le pidió ayuda a Contreras Rodríguez para un trámite migratorio y le entregó 2,500 dólares. Ella le pidió 1,000 dólares más. No sabía que todas las conversaciones habían sido grabadas para llevarla ante la justicia.

Este caso fue investigado por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) y la Oficina de Responsabilidad Profesional de esa misma dependencia federal.

Lee también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés