Criminalidad y Justicia

Empresario venezolano se declara culpable en EEUU de cargos por sobornos en PDVSA

Roberto Rincón podría enfrentar hasta cinco años de cárcel por los cargos de soborno y tres más por las acusaciones de fraude fiscal. Será sentenciado en septiembre.
16 Jun 2016 – 6:40 PM EDT

El empresario venezolano Roberto Enrique Rincón Fernández se declaró culpable este jueves en una corte estadounidense de varios de los cargos que pesaban en su contra por soborno y fraude fiscal, en un caso que lo vincula con millonarios contratos de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Rincón Fernández, de 55 años, presentó su declaratoria de culpabilidad en Houston por los delitos de conspiración, asociación delictuosa para violar la Ley de Prácticas de Corrupción en el Extranjero, y de realizar una declaración fiscal falsa en 2010.

En su acuerdo de culpabilidad, Rincón admitió que deliberadamente no reportó al fisco más de 6 millones de dólares en ingresos en el extranjero por parte de una corporación venezolana de su propiedad, según el fiscal federal de Houston Kenneth Magidson, como reportó Associated Press.

El magnate, dueño de varias empresas estadounidenses, fue arrestado en diciembre de 2015 en su casa ubicada en un suburbio de Houston, luego de que un jurado investigador presentó una imputación de 18 cargos en contra suya y del magnate petrolero de Florida, Abraham José Shiera Bastidas. Ambos fueron acusados de lavado de dinero y violar la Ley de Prácticas Corruptas, que prohíbe el pago a funcionarios de gobiernos extranjeros para facilitar acuerdos comerciales.



Rincón Fernández es la sexta persona en declararse culpable de los cargos relacionados con una red de sobornos, donde a algunos funcionarios responsables de otorgar contratos en PDVSA les ofrecieron cenas, vinos y los hospedaron en costosos hoteles. Los seis han aceptado sanciones impuestas debido a su actividad criminal.

En su caso y según la investigación federal, resultó favorecido por la estatal Petróleos de Venezuela con contratos de suministro de equipos para extracción de crudo, logística y alimentos. El monto de las operaciones sospechosas ascendería a $750 millones entre 2009 y 2014. Durante ese período, el empresario petrolero habría pagado hasta $2.5 millones en sobornos a cambio de contratos de dicha empresa.

La imputación también recalca que dos de las empresas de Rincón estuvieron involucradas en la transferencia de más de 25 millones de dólares de un banco de Texas a cuentas bancarias en Suiza entre 2011 y 2012. Rincón dirigía cuatro compañías energéticas, incluyendo al menos dos en Texas y una más en Florida.

El juez Gray H. Miller dictará su sentencia el 30 de septiembre.


Lea también:

Publicidad