publicidad
La ablación focal láser permite preservar los tejidos y nervios que controlan la función urinaria y sexual, pero sólo puede aplicarse en algunos tipos de cáncer de próstata.

Esta tecnología ayuda a la detección y tratamiento del cáncer de próstata: menos secuelas y más precisión

Esta tecnología ayuda a la detección y tratamiento del cáncer de próstata: menos secuelas y más precisión

Los efectos secundarios más temidos por los hombres —incontinencia e impotencia— son prevenibles con la ablación focal láser, una alternativa para casos específicos en los que el tumor es localizado y está en etapas iniciales.

La ablación focal láser permite preservar los tejidos y nervios que cont...
La ablación focal láser permite preservar los tejidos y nervios que controlan la función urinaria y sexual, pero sólo puede aplicarse en algunos tipos de cáncer de próstata.

Niveles elevados del antígeno prostático en la sangre fueron la primera señal de alarma para Tom, un hombre sano de 67 años que no tenía ningún síntoma. Luego una biopsia confirmó las sospechas: cáncer de próstata.

Uno de cada siete hombres tendrá cáncer de próstata durante su vida según el Instituto Nacional del Cáncer y uno de los grandes temores que conlleva este diagnóstico es padecer de incontinencia o impotencia, dos efectos secundarios que pueden aparecer con los tratamientos tradicionales (remoción del órgano y/o radioterapia).

Pero los avances médicos han logrado que haya una tercera opción para quienes, como Tom, tienen el cáncer localizado y en etapas iniciales. Se trata de la ablación focal láser, un procedimiento no invasivo, ambulatorio y sin efectos secundarios a largo plazo.

Se realiza dentro de una cámara de resonancia magnética bajo sedación (sin anestesia general) y consiste en destruir las células tumorales mediante el láser, lo que permite preservar los tejidos y nervios que controlan la función urinaria y sexual.

Este tipo de terapias focalizadas fueron usadas inicialmente para tumores cerebrales en niños y, desde entonces, su uso se ha expandido a otras ramas de la medicina.

La resonancia magnética nuclear multiparamétrica detecta hasta 90% de lo...
La resonancia magnética nuclear multiparamétrica detecta hasta 90% de los cánceres agresivos, el doble de la biopsia por ecografía.


Aunque el procedimiento ha sido aprobado por la FDA, son pocos los centros de Estados Unidos que lo ofrecen, en parte, porque no es cubierto por los seguros médicos al ser tan reciente. El precio ronda entre 25,000 y 30,000 dólares.

“Data de todos los centros mundiales donde se imparte el tratamiento láser indica que el tumor no regresa entre 75 y 85% de los casos, un rango similar al que se obtiene con la eliminación completa de la próstata”, explica a Univision Noticias Xavier Garcia-Rojas, especialista de Laser Prostate Centers of America (LPCA), un centro en Houston que ofrece esta innovadora terapia.

“Pensé que eliminar estas pequeñas áreas del cáncer tenía mucho más sentido que sacarme toda la próstata”, cuenta a Univision Noticias Tom quien se enteró de la ablación focal láser mediante una rigurosa búsqueda de opciones en Internet. Hoy da fe de sus ventajas: “Tuve mínimo dolor postoperatorio y regresé a mis actividades rutinarias en un par de días”.

publicidad

Otro tratamiento poco agresivo contra el cáncer de próstata es el HIFU ( High Intensity Focused Ultrasound- ultrasonido de alta intensidad y foco) del que es pionero George Suárez, médico radicado en Florida que atiende en el Prostate Cancer Institute. “Hoy en día hay muchas opciones menos invasivas que pueden prevenir el temor más común asociado con la cirugía de cáncer de próstata y la radicación”, dice a Univision Noticias.

Detección más precisa

La tecnología también ha permitido que haya avances en la forma en la que se detecta el cáncer de próstata, cuyo diagnóstico puede ser escurridizo lo que se debe a la falta de síntomas en la etapa inicial y al margen de error presente en las pruebas tradicionales de detección.

“El cáncer de próstata no presenta síntomas en la fase inicial, por eso se debe detectar a nivel de la sangre mediante la prueba del antígeno prostático. Cuando está avanzado ya hay señales como sangre en la orina, dolor de espalda y caderas”, aclara García-Rojas.

La prueba del antígeno prostático (PSA, por sus siglas en inglés) tampoco es infalible, pues un valor elevado no necesariamente será sinónimo de cáncer. Otras patologías como la prostatitis (inflamación de la próstata) y la hiperplasia benigna de próstata también pueden arrojar un alto nivel del antígeno cuyos valores normales, por demás, también pueden variar de persona a persona. También puede dar falsos positivos y motivar a los doctores a que hagan innecesariamente exámenes más invasivos como exploraciones con imágenes, ecografías por el recto, radiografías, o una cistoscopia. Pero a la vez permite salvar vidas mediante una detección temprana.

El diagnóstico del cáncer de próstata es dif&iacute...
El diagnóstico del cáncer de próstata es difícil debido a la falta de síntomas en la etapa inicial y al margen de error presente en las pruebas tradicionales de detección.


“En mi opinión, el monitoreo y detección temprana del cáncer de próstata salvan vidas. La falta de ellos aumenta la incidencia de los diagnósticos de cáncer avanzado”, asegura Suárez, quien es férreo defensor del controversial examen del antígeno prostático.

Las biopsias, que se realizan en aquellos casos en los que se sospecha un cáncer de próstata, también tienen cierto margen de error. “Con las biopsias se toman entre diez y veinte muestras de tejido en un promedio de doce áreas pero podría ocurrir que el tumor esté en una zona en la que no se tomó la muestra”, explica García-Rojas.

Es allí donde la resonancia magnética nuclear multiparamétrica de próstata puede ser beneficiosa, pues permite tener una imagen de alta resolución de la glándula y localizar mejor las posibles lesiones. “Puede detectar hasta 90% de los cánceres agresivos, el doble de la biopsia por ecografía”, señala García-Rojas.

“Muchos pacientes tienen el antígeno prostático elevado y luego la biopsia sale negativa pero el antígeno sigue subiendo. En estos casos ayuda esta resonancia porque ahí se pueden ver los cánceres agresivos”, agrega.

De este modo, si se detecta un tumor, luego se puede hacer una biopsia más precisa y localizada. Muchas aseguradoras cubren este procedimiento diagnóstico.

6 mitos sobre la infertilidad masculina
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad