publicidad
La estrella, que creó una fundación para crear conciencia sobre la enfermedad, explicó que suspenderá temporalmente sus conciertos para enfocarse en el tratamiento.

¿Es posible predecir la metástasis en el cáncer? Científicos aseguran que sí

¿Es posible predecir la metástasis en el cáncer? Científicos aseguran que sí

Es la consecuencia más letal del cáncer, pero, al parecer, los órganos envían señales de advertencia antes de que se desarrolle. El reciente diagnóstico de Olivia Newton John, cuyas células tumorales del seno se esparcieron a la región sacra de la espalda después de 25 años, pone en evidencia la necesidad de anticiparse a sus pasos.

La estrella, que creó una fundación para crear conciencia sobre la enfer...
La estrella, que creó una fundación para crear conciencia sobre la enfermedad, explicó que suspenderá temporalmente sus conciertos para enfocarse en el tratamiento.

Metástasis es la palabra que ningún paciente de cáncer desea escuchar en boca de su médico y es la que escuchó la cantante Olivia Newton John hace poco cuando le informaron que el cáncer de seno que tuvo hace 25 años había regresado y se había esparcido hacia la región sacra de su espalda.

La estrella, que creó una fundación para crear conciencia sobre la enfermedad, reveló la noticia este martes y explicó que suspenderá temporalmente sus conciertos para enfocarse en el tratamiento. Confía en que sanará hasta el punto de que retomará la gira dentro de unos meses, pero la metástasis es un diagnóstico complidado: es la causante de 90% de las muertes por cáncer.

publicidad

Hasta ahora ha sido un enemigo impredecible, pero esto podría cambiar en un futuro.

El sitio web del National Cancer Institute define la metástasis como el proceso de propagación de las células cancerígenas hacia un órgano distinto del que surgieron.

El detalle está en que esos órganos o zonas “receptoras” de la metástasis envían señales de advertencia antes de la llegada de las células tumorales. Este es el eje de la investigación de un grupo internacional de expertos entre los que está Héctor Peinado, jefe del Grupo de Microambiente y Metástasis del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas de España.

Relacionado
Un tratamiento que estimula el sistema inmune ha hecho posible que Juan...
El hombre que logró vivir con el enemigo dentro de su cuerpo: la metástasis

Los tumores “abonan el terreno” en el órgano que van a colonizar generando alteraciones que permitirán su crecimiento y supervivencia, explican los investigadores que han compilado los hallazgos de diez años de investigación en un artículo publicado en Nature Reviews. A esas zonas que presentan condiciones óptimas para la formación de metástasis se les conoce como “nichos pre-metastásicos”, término acuñado por el oncólogo David Lyden, de Weill Cornell Medicine, quien ha trabajado junto a Peinado en varias ocasiones.

Los “ingredientes” que permiten identificar un nicho pre-metastásico serían: alteraciones en la vasculatura (cambios en los vasos sanguíneos presentes en esa zona), infiltración de células inmunes (enviadas como mecanismo de defensa, pero que terminan generando inflamación local) y remodelación del órgano. Tres señales que pueden servir como marcadores.

Otra forma de anticiparse a la metástasis sería analizando los llamados exosomas en biopsias líquidas, lo que ha mostrado resultados promisorios en el laboratorio.

Estos exosomas no son más que “mensajes o burbujas secretados por el tumor, que circulan en el plasma sanguíneo y son detectables”, describe Peinado a Univision Noticias. Bastaría entonces con una muestra sanguínea para evaluar dichos marcadores que pueden representar una gran ventaja en el pronóstico.

Se trata de un cambio de paradigma donde ya la pregunta no es sólo cómo tratar la metástasis, sino cómo prevenirla. “La metástasis es la consecuencia más letal del cáncer. Hoy en día, si se detecta a tiempo, el cáncer es curable porque el tratamiento de los tumores primarios está muy avanzado”, aclara Peinado a Univision Noticias.

Los estudios sobre los nichos pre-metastásicos no sólo dan luces de cómo se podría predecir la metástasis, sino también cómo podríamos evitarla. Bloquear las señales que envía el tumor primario, mantener los nichos en un estado durmiente o actuar sobre los cambios en los vasos sanguíneos serían algunas de las estrategias.

publicidad

Hay esperanza, pero queda mucho camino por recorrer. “Aún se deben validar todas estas hipótesis en ensayos clínicos”, concluye el oncólogo.

Con inmunoterapia logró controlar la metástasis y llevar una vida normal
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad