publicidad
La organización Humane Society International agregó que la industria del sacrificio de caballos suele ser cruel.

Un estudio revela que en algunas ciudades de México venden carne de caballo como si fuera de res

Un estudio revela que en algunas ciudades de México venden carne de caballo como si fuera de res

En algunas muestras se halló altas dosis de clembuterol, un medicamento veterinario usado para el aumento de masa corporal que podría resultar dañino para los humanos.

La organización Humane Society International agregó que la industria del...
La organización Humane Society International agregó que la industria del sacrificio de caballos suele ser cruel.

CIUDAD DE MÉXICO.- En algunas ciudades de México se detectó la venta de carne fraudulenta, pues se ofrece como si fuera de res, pero en realidad es de caballo, así lo reveló un estudio hecho por investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Las 433 muestras del cárnico crudo y cocinado fueron recolectadas en las ciudades de Aguascalientes, Zacatecas, Chihuahua, Ciudad de México, Pachuca y San Vicente Chicoloapan. Se detectó que 9.9% era carne de equino, y además en algunos casos se halló que tenía altas dosis de clembuterol, un medicamento veterinario usado para el aumento de masa corporal que podría resultar dañino para los humanos, de acuerdo con el Estudio del mercado de carne de caballo en México y pruebas de ADN.

publicidad

Los científicos realizaron encuestas a los comerciantes, algunos de ellos dijeron desconocer que su producto era carne de caballo, pero podría tratarse de un acto a propósito: el estudio refiere que “la rentabilidad de la carne de caballo frente a la res puede haber dado lugar a prácticas deshonestas”, pues el kilogramo de la carne de equino cuesta en promedio 70 pesos (3.6 dólares), frente a la vacuna que vale el doble, 140 pesos (7.2 dólares).

Relacionado
Carne de caballo.
El caso de la carne de caballo, un escándalo de dimensiones europeas

Los resultados arrojaron que en los mercados, carnicerías y puestos en la calle es donde más se encontró carne de caballo que no se ofertaba como tal, mientras que los burritos y la carne molida son los alimentos más usados para mezclar la pulpa de este animal.

México es el segundo productor mundial de carne de caballo, solo después de China, y es uno de sus principales exportadores. En la última década la producción de este cárnico aumentó principalmente por la importación de equinos procedentes de Estados Unidos, donde los rastros fueron cerrados. Sin embargo, la investigación agrega que existen vacíos legales y huecos en la inspección para la crianza de este animal, por lo que su consumo “presenta riesgos claros a la salud humana”.

publicidad

“Los caballos presentan un problema adicional pues tienen distintas procedencias y de diferentes etapas de su vida. No hay un sistema efectivo en Estados Unidos ni en México para mantener el historial médico y los tratamientos veterinarios que reciben los caballos para asegurar que su carne es apta para el consumo humano”, dice el estudio encargado por la organización sin fines de lucro Humane Society International.

Humane Society International agregó que la industria del sacrificio de caballos suele ser cruel. Los equinos no deseados, anteriormente utilizados en carreras o como acompañantes, se venden a los exportadores que luego los transportan largas distancias, a menudo en condiciones de calor extremo, con poca o ninguna comida, agua o atención veterinaria.

Hallan caballo descuartizado en Hialeah Univision
Rescatan a 21 perros, incluidos siete cachorros, víctimas de crueldad animal
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad