Presidente de Guatemala prohíbe la entrada al jefe de la misión de la ONU que lucha contra la corrupción

Cuatro días después de que el gobierno anunciara que no renovaría el mandato de la Cicig, el presidente dio un nuevo golpe a esa misión al ordenar que se impida el ingreso al país al comisionado Iván Velásquez "por razones de orden y seguridad pública".
5 Sep 2018 – 8:50 PM EDT

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, dispuso este martes que "por razones de orden y seguridad pública" se impida el ingreso al país al jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el abogado colombiano Iván Velásquez, que se encontraba en Washington desde el pasado 3 de septiembre en reuniones para informar sobre el trabajo de su misión.

Una fuente de Naciones Unidas le confirmó a la agencia Efe que la orden emana del presidente y que insta a tomar "las medidas pertinentes para impedir el ingreso del señor Iván Velásquez al territorio nacional por cualquier puesto fronterizo".

La noticia, que se conoció de forma extraoficial a primera hora de la tarde, fue confirmada más tarde por en una comunicación oficial por Raquel María Vicente, de la Subdirección de Control Migratorio, en la que se podía leer que el comisionado Velásquez “tiene impedimento para ingresar al territorio nacional”.

La noticia se conoce cuatro días después de que el presidente Morales anunciase que, a un año de su vencimiento, no renovaría el mandato de este organismo de Naciones Unidas que en colaboración con la fiscalía ha investigado señalamientos que han involucrado a empresarios, funcionarios y exfuncionarios de gobierno.

El pasado viernes, el presidente Morales notificó a la ONU su decisión para iniciar la transferencia de las capacidades de la Cicig a las instituciones guatemaltecas. En su comunicado de este martes, el gobierno pidió además un reemplazo para Velásquez para acabar con ese traspaso de funciones.


La prohibición de entrada a Velásquez en el país es el último capítulo del enfrentamiento de Morales con la Cicig que se hizo patente el año pasado cuando declaró ciudadano "no grato" a Velásquez y le ordenó abandonar de manera inmediata el país. Sin embargo, en esa ocasión la Corte de Constitucionalidad lo protegió con un amparo y la orden presidencial quedó sin efecto.

Aquella decisión se produjo dos días después de que esa misión de la ONU y el Ministerio Público (MP) solicitaran ante la Corte Suprema de Justicia que se le levantase la inmunidad al mandatario para que fuera investigado por el delito de financiación electoral ilícita.

Actualmente, el presidente enfrenta un tercer pedido de retiro de inmunidad para poder ser investigado por un supuesto financiamiento electoral ilícito en 2015, en las elecciones en las que Morales llegó al poder.

La semana pasada, el Congreso guatemalteco integró una comisión investigadora de cinco diputados que analizará la solicitud de retiro de inmunidad del presidente. Los congresistas deberán analizar la documentación reunida por la Fiscalía y la Cicig y elaborar un informe que será analizado ante el pleno. Para que el mandatario pierda la inmunidad se quieren 105 votos de los 158 diputados.

La pelota está en el Constitucional

Ahora, la decisión final sobre el veto a Velásquez en Guatemala podría recaer de nuevo sobre la Corte de Constitucionalidad. Su portavoz, Santiago Palomo, confirmó que el organismo ya ha recibido dos solicitudes para garantizar la entrada en el país del jefe de Velásquez.


Según le dijo Palomo a la agencia Efe, las solicitudes presentadas por el abogado Alfonso Carrillo y por Álvaro Montenegro, fundador del movimiento JusticiaYa, y Elvyn Díaz, presidenta de la junta directiva del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales, buscan "ejecutar un amparo que se encuentra vigente" y que se ordene que se le den todas las "facultades y que el comisionado pueda hacer su trabajo adecuadamente".

Ambas solicitudes hacen referencia a la resolución de la Corte de agosto de 2017, cuando anuló el otro intento del presidente guatemalteco de vetar a Velásquez.

Por otra parte, los representante estadounidenses Eliot L. Engel y Albio Sires lamentaron en un comunicado la decisión de Morales de evitar el regreso de Velásquez al país. A su juicio, la orden es "otro golpe importante en la lucha del país contra la corrupción y la impunidad".

"La verdadera amenaza para la seguridad en el país es un gobierno guatemalteco que se niega a respetar el estado de Derecho y protege los intereses de los corruptos sobre los del pueblo guatemalteco. Instamos al presidente Morales a revertir su decisión desacertada. Si él no está dispuesto a hacerlo, el Congreso debe hacer todo lo que esté a nuestro alcance para ajustar apropiadamente la asistencia de los Estados Unidos al gobierno de Guatemala", se puede leer en el comunicado.


En fotos: El hermano y el hijo del presidente de Guatemala, detenidos por corrupción

Loading
Cargando galería
Publicidad