null: nullpx

Piden 20 años de cárcel para Ollanta Humala y 26 para su esposa por hechos de corrupción

Se trata de la primera acusación formal contra un expresidente peruano por sobornos vinculados a la constructora brasileña Odebrecht. La acusación se extiende también a su esposa y su partido político y otras personas cercanas al entorno personal de la pareja.
8 May 2019 – 5:02 AM EDT

La fiscalía general de Perú pidió este martes 20 años de prisión para el ex mandatario Ollanta Humala (2011-2016), por cargos de lavado de activos y sobornos y otros 26 para su mujer Nadine Heredia, a quien se le atribuyen otros tres delitos.

Germán Juárez, fiscal del caso, incluyó también en las acusaciones al Partido Nacionalista Peruano, partido político de Humala, por presuntamente recibir tres millones de dólares de Odebrecht para la campaña electoral de 2011, informó Reuters.

Parte de esos fondos, según alega la fiscalía, fueron al partido y otra parte al patrimonio personal del exmandatario y su esposa, según consta en el voluminoso expediente de la acusación de 1,500 folios.

Entre 2017 y 2018, Humala y su esposa pasaron nueve meses en prisión preventiva, la mitad de una sentencia de 18 meses, que luego fue anulada y la pareja quedó en libertad con restricciones y el compromiso de facilitar la investigación.


El fiscal Juárez afirmó que las investigaciones de su despacho permitieron construir una trama sólida para obtener una sentencia condenatoria contra la pareja y explicó que se pide una mayor pena para Heredia pues a ella se le imputan tres hechos punibles (recibir dinero de la campaña de 2006, ocultamiento de fondos y compra de inmuebles con dinero de origen ilícito) frente a los dos presuntos delitos que enfrenta Humala, acusado de lavado de activos y recepción de dinero ilícito procedente de la constructora brasileña Odebrecht y de la minería ilegal.

El fiscal también dijo que los acusados recibieron "dinero del gobierno venezolano en el año 2006", cuando gobernaba en ese país el presidente Hugo Chávez, ya fallecido.

Según la agencia Reuters, esta es la primera acusación formal contra un expresidente en las investigaciones de casos de sobornos vinculados a Odebrecht, que se ha prolongado más de cuatro años.

Como parte de los interrogatorios realizados por la Fiscalía de Perú a los exdirectivos de Odebrecht en Brasil en febrero pasado, el exgerente de Relaciones Institucionales de la empresa brasileña, Raymundo Trindade, aseguró que estuvo presente en la reunión que tuvo lugar en un inmueble de propiedad de Humala, en la que Jorge Barata, exrepresentante de la compañía en Perú, le entregó 1 millón de dólares a la ex primera dama para la campaña de 2011, reseñó Efe.


Por su parte, César Nakazaki, abogado defensor del matrimonio, presentó un recurso para impedir que se incorporen nuevas pruebas tras el acuerdo de colaboración eficaz, pero fue rechazado.

A partir de este momento las pruebas presentadas por la fiscalía deberán ser analizadas por el juez de garantías Richard Concepción, quien decidirá si la acusación es o no procedente.

Según el diario El País, dicha acusación también pide 26 años de prisión para Rocío Calderón, exfuncionaria pública amiga de Heredia y 20 años para un hermano y la madre de la esposa del expresidente, además de penas de 10 años para otros siete acusados de pertenecer a la organización que blanqueó el dinero durante las campañas electorales.


En 2016 exdirectivos de Odebrecht admitieron el pago de sobornos para la obtención de importantes contratos en gran parte de América Latina. Desde el año 2001, todos los presidentes de Perú tienen cuentas pendientes con la justicia por dichos vínculos con Odebrecht.

El momento más trágico de toda esta trama tuvo lugar hace tres semanas cuando el exmandatario Alan García (2006-2011) se suicidó de un disparo en la cabeza para evitar ser arrestado.

En fotos: Así se desató la crisis en el gobierno del peruano Kuczynski

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:América LatinaPeruOdebrechtCorrupción
Publicidad