null: nullpx

Pandilleros salvadoreños deportados de Estados Unidos organizan nuevas bandas delictivas en su país

Autoridades del país centroamericano preparan un esquema para enfrentar a los miembros de la Mara Salvatrucha que son regresados de EEUU a El Salvador, donde refundan o amplían células para delinquir.
4 May 2017 – 4:17 AM EDT

Los pandilleros deportados de Estados Unidos a El Salvador están creando nuevas células, por lo que el gobierno y la Fiscalía adoptarán medidas para evitar su expansión, informaron este miércoles fuentes oficiales.

"Nosotros hemos hecho algunos análisis y se han creado nuevas clicas (células) con nombres de lugares de Estados Unidos", aseguró el fiscal general Douglas Meléndez, luego de sostener una reunión con diputados y funcionarios de seguridad encabezados por el vicepresidente salvadoreño, Óscar Ortiz.

Para el fiscal, los pandilleros han llegado a "refundar o ampliar" las células para delinquir, en virtud que las deportaciones continuarán porque en Estados Unidos "hay una preocupación fuerte" por el tema de la Mara Salvatrucha (MS-13), que ha cometido horrendos crímenes en ese país.


Meléndez mostró su preocupación porque El Salvador no recibe de Washington "el flujo de información necesario" de los delincuentes o pandilleros que pueden ser deportados.

Para el presidente del Congreso, Guillermo Gallegos, la llegada de los pandilleros "es una amenaza inminente", por lo que recomendó la elaboración de un registro obligatorio que permita a las autoridades tener la información necesaria.

Ortiz reconoció que el tema de los pandilleros repatriados "es preocupante" por lo que aseguró que adoptarán "medidas especiales" para ser controlados.

Una de las primeras propuestas que han surgido de parte del Gobierno es que el pandillero que sea deportado sea fichado cuando toque tierra salvadoreña y se le imponga como medida que se presente cada mes a una delegación policial a firmar para comprobar que no se encuentra delinquiendo, explicó Gallegos, citado por el diario La Prensa Gráfica.

Óscar Ortiz, vicepresidente de la república, destacó que con las medidas no buscan ejercer acciones punitivas, que impliquen cárcel para los pandilleros que sean deportados, sino más bien establecer mecanismos de reinserción y prevención de la violencia.

La Policía y el ejército de El Salvador mantienen una ofensiva contra las pandillas, que se estima suman unos 70,00 0miembros de los cuales 16,000 están encarcelados por diferentes delitos.



Mara Salvatrucha, la más violenta del mundo

Loading
Cargando galería
Publicidad