null: nullpx

Gobierno de Honduras rechaza llamado a repetir elecciones presidenciales

La Organización de Estados Americanos dijo el domingo que no reconoce los resultados de los comicios presidenciales del pasado 26 de noviembre debido a lo que considera evidencias de un masivo recuento fraudulento de votos.
18 Dic 2017 – 02:13 PM EST

El gobierno de Honduras rechazó este lunes los llamados a repetir las elecciones presidenciales del 26 de noviembre luego de las acusaciones de fraude masivo en el conteo de votos por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) y otros observadores.

En una serie de tweets, el ministro de Gobierno hondureño, Ebal Díaz, acusó a la OEA de violar su misión y rechazó la convocatoria de nuevas elecciones. "Lo que propone es ilegal e inaceptable", escribió.

Díaz también atacó las credenciales del secretario general de la OEA, Luis Almagro, diciendo que era partidista del movimiento izquierdista Tupamaro en Uruguay, que engendró un grupo guerrillero urbano en la década de 1960.

El domingo, el presidente electo, Juan Orlando Hernández, fue declarado ganador por el Tribunal Supremo Electoral del país de la impugnada elección hondureña por un margen del 1.5%, pero horas después la OEA puso en duda la legitimidad de las elecciones y propuso volver a votar.

Hasta el momento Hernández no ha hecho ningún comentario público ya que está de luto después de que su hermana, la ministra de Comunicaciones, Hilda Hernández, muriera el sábado en un accidente de helicóptero.
Su cuenta de Twitter se refiere solo a las condolencias que ha recibido desde el accidente.

La OEA, que envió observadores electorales al país, emitió una declaración diciendo que era imposible determinar el resultado con suficiente certeza debido a irregularidades que incluyen "intrusiones humanas deliberadas en el sistema informático, eliminación intencional de rastros digitales", urnas abiertas y "Extrema improbabilidad estadística".

"El único camino posible para que el ganador sea el pueblo hondureño es una nueva convocatoria de elecciones generales... Respetar los valores democráticos y los ciudadanos es el camino necesario para salvaguardar a la sociedad de la muerte y la violencia ", dijo la OEA.

Los partidarios del opositor candidato presidencial Salvador Nasralla bloquearon calles y carreteras en todo el país el lunes con piedras y neumáticos en llamas. Las universidades, los bancos y algunos otros negocios permanecieron cerrados debido a los disturbios en Tegucigalpa y la mayoría de los negocios también se cerraron en la segunda ciudad del país, San Pedro Sula.

Al menos 17 personas han muerto en violentos enfrentamientos callejeros desde la votación del 26 de noviembre. Lo que sucede a continuación no está claro. "La situación es extremadamente volátil, está cambiando minuto a minuto", dijo un diplomático latinoamericano. Hasta el momento, ningún gobierno latinoamericano ha reconocido a Hernández.

El rechazo de la OEA al resultado oficial fue una conmoción deslumbrante, especialmente por parte de una organización que históricamente se ha rehusado a criticar las elecciones en la región, con raras excepciones. Sin embargo, no estaba claro cómo reaccionará el gobierno de Trump. El Departamento de Estado todavía no ha hecho ningún comentario sobre el anuncio del domingo por parte del Tribunal Electoral.

Hernández es un aliado clave de los EEUU en la región en cuestiones estratégicas como la seguridad y la inmigración. EEUU también se ha mantenido casi en silencio durante la crisis electoral, además de apelar por la transparencia electoral y la calma en las calles. Nasralla estuvo en Washington el lunes reuniéndose con la OEA y el Departamento de Estado después de reunirse con Almagro, quien reiteró la necesidad de nuevas elecciones.

Nasralla se negó a aceptar los resultados y pidió protestas pacíficas. "Está claro que hubo fraude", dijo en un breve video de Facebook. "El presidente de la república en este momento es un impostor y el pueblo hondureño lo sabe", agregó.

El presidente del tribunal electoral, David Matamoros, anunció el domingo por la noche que Hernández había ganado las elecciones, diciendo que era "el proceso electoral más transparente jamás visto en Honduras". De acuerdo con el conteo oficial, Hernández ganó por poco más de 50,000 votos, (42.95% a 41.42%). La controversia electoral proviene de un extraño conteo de votos que inicialmente tenía a Nasralla liderando en un 5% con el 57% de las papeletas tabuladas, antes de un alto repentino debido a un presunto mal funcionamiento de la computadora. El conteo fue suspendido por un día y medio. Cuando se reinició, Hernández estaba misteriosamente adelante.

Hernández, un abogado de 49 años y exlegislador, asumió el cargo en enero de 2014 y se le atribuye la reducción de la violencia de pandillas en el empobrecido país centroamericano. Eso le ha valido los elogios de los funcionarios de EEUU por reducir la migración de hondureños que huyen para escapar de la violencia. Pero su gobierno ha sido señalado por acusaciones de corrupción y narcotráfico.

También es acusado de planear un cambio en la constitución para permitir la reelección, prohibida desde hace tiempo en Honduras.

Nasralla es un exitoso empresario y expresidente de Pepsi en Honduras, además de ser el comentarista deportivo más conocido del país. Casado con una exreina de la belleza, nunca antes había sido elegido para un cargo político.

La violenta crisis tras los comicios en Honduras ya deja 16 personas muertas (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:América LatinaHondurasElecciones
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.