null: nullpx

El expresidente peruano Humala sale de la cárcel, pero sigue investigado por pagos ilícitos a Odebrecht

Humala y su esposa Nadine Heredia salieron de la cárcel donde permanecieron más de nueve meses en prisión preventiva, en cumplimiento de un fallo del Tribunal Constitucional, que revocó la decisión de un juzgado en el marco de la investigación por lavado de activos en su contra.
30 Abr 2018 – 07:30 PM EDT
Comparte
Humala habló a la salida del penal de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía (Diroes). Crédito: Ernesto Arias / EFE

LIMA, Perú.- Casi 10 meses permaneció en una prisión policial el expresidente peruano Ollanta Humala, investigado por lavado de activos tras conocerse que, junto a su esposa Nadine Heredia, recibieron 3 millones de dólares de la brasileña Odebrecht para financiar su campaña electoral en el 2011.

Ahora Humala y la exprimera dama seguirán en libertad, aunque con algunas restricciones dentro del proceso que además indaga sobre el uso de recursos provenientes del chavismo para su campaña política del 2006.

El viernes pasado, el Tribunal Constitucional revocó la prisión preventiva que venían cumpliendo los esposos Humala en distintas cárceles, pero por trámites administrativos la pareja no fue puesta en libertad de manera inmediata.

Decenas de simpatizantes de la expareja presidencial se ubicaron desde temprano en las afueras de la cárcel en la que permaneció Humala desde el 13 de julio pasado, el mismo lugar en el que purgaba condena el expresidente Alberto Fujimori por delitos contra los derechos humanos y corrupción hasta que fue indultado en Navidad.

La misma situación se repitió en los exteriores de la cárcel de mujeres en la que permaneció recluida su esposa Nadine Heredia, quien para un sector se atribuyó funciones que no le correspondían en el gobierno de Humala.

Cargando Video...
Expresidente peruano Ollanta Humala fue recluído en la misma prisión que Alberto Fujimori por corrupción


Fue precisamente ella la primera en salir en libertad acompañada de su abogado Wilfredo Pedraza y, con una gran sonrisa en el rostro, saludó a las cámaras y abordó el vehículo de su hermano para dirigirse a su vivienda.

Casi una hora después, Ollanta Humalla abandonó la prisión en medio de un fuerte despliegue policial y con decenas de simpatizantes coreando lemas en su favor y portando pancartas con frases de aliento. El expresidente salió por el techo solar del vehículo que lo transportaba para saludar a sus simpatizantes.

En los últimos días, en algunas zonas de Lima se vieron carteles exigiendo la libertad del expresidente y su esposa. La pareja había emprendido una batalla legal para dejar la cárcel y había denunciado ensañamiento con ellos al considerar que no estaban recibiendo el mismo trato que otros políticos sindicados por Odebrecht de haber recibido también financiamiento para sus campañas.

Los máximos ejecutivos de la firma brasileña han asegurado que entregaron millones en financiamiento para las campañas de casi todos los expresidentes peruanos vivos y de la excandidata Keiko Fujimori. En este país, la figura de financiamiento ilegal de campañas políticas no está contemplada como delito.

“A partir de este día, pasamos de una prisión preventiva arbitraria a una ilegal privación de nuestra libertad. Hoy debíamos estar ya con nuestros hijos. Las sentencias sobre Habeas Corpus son de cumplimiento inmediato no después de cuatro días”, se quejó Humala haciendo uso de su cuenta de Twitter el fin de semana ante la demora en la ejecución del fallo del Tribunal Constitucional (TC).

El abogado Pedraza había dicho que mantener a los esposos Humala retenidos pese al fallo de liberarlos de inmediato “era un abuso”.

En el marco de las investigaciones a Humala, la Fiscalía solicitó que su Partido Nacionalista no pueda presentarse a los comicios generales del 2021, un pedido que provocó la airada protesta del exmandatario.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:América LatinaPerúCorrupción

Más contenido de tu interés