null: nullpx
Asesinato de Jovenel Moise

FBI estaba "al tanto" del plan y el presidente de Haití fue "traicionado" por guardaespaldas, dicen abogados de Miami vinculados al caso

Los abogados en Miami del propietario de una empresa de seguridad que contrato a los exsoldados colombianos detenidos en Haití "no tuvieron nada que ver con la muerte del presidente". (Read in English)
5 Ago 2021 – 11:19 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Los abogados de Antonio Intriago, un venezolano-estadounidense vinculado al supuesto complot para asesinar al presidente de Haití, Jovenel Moise, dicen que el FBI estaba "al tanto" de su plan para proporcionar seguridad a un grupo que supuestamente buscaba reconstruir el país.

Los abogados de Intriago, cuya empresa contrató a un equipo de exsoldados colombianos, ahora detenidos en Haití y acusados de asesinar al presidente, dicen que los contratistas de seguridad "no tuvieron ninguna participación en la muerte del presidente, según un comunicado de prensa del miércoles.

En su lugar, los abogados dijeron que "creemos que los propios guardaespaldas del presidente lo traicionaron".

Intriago, propietario de CTU, una empresa de servicios de seguridad cerca de Miami, estaba "seguro de que el gobierno de Estados Unidos sabía exactamente lo que estaba ocurriendo en Haití", dijeron los abogados en el comunicado de prensa, en el que se detallaba cómo su cliente se involucró con un grupo de "inversores internacionales, alcaldes, líderes religiosos y políticos poderosos" que habían elaborado "un plan de reordenación humanitaria" para el país a través de una serie de proyectos de infraestructura que incluían una planta de energía solar.

Intriago, que está cooperando con agentes del FBI y de Investigaciones de Seguridad Nacional (HIS), creía lo suficiente en el proyecto como para pedir a un socio comercial colombiano y antiguo oficial del ejército, Arcángel Pretel, que se pusiera en contacto con el gobierno de Estados Unidos "para obtener garantías de que los negocios eran legítimos", según el bufete de abogados Lacayo de Miami.

Pretel supuestamente dijo haber trabajado para el FBI e invitó a los agentes a visitar la oficina de la CTU "en varias ocasiones y los agentes fueron puestos al tanto de las acciones de la CTU y del plan de negocios que se avecinaba", afirman en el comunicado.

Cargando Video...
FBI hace varios allanamientos en el sur de Florida relacionados aparentemente con muerte del presidente de Haití

Misterio sobre el asesinato

Cuatro semanas después del asesinato, sigue sin estar claro quién estaba detrás del complot para matar a Moise, que recibió 12 disparos mortales en su dormitorio de su residencia oficial en la madrugada del 7 de julio.

Hay varios sospechosos detenidos en Haití, entre ellos algunos de los que tenían tratos con Intriago, como un pastor evangélico haitiano, Christian Sanon, que fue el artífice del plan de reordenación, varios altos cargos del equipo de seguridad presidencial, así como los contratistas de seguridad colombianos, y dos haitiano-americanos que les ayudaban.

Tres colombianos murieron tras el asesinato y varios otros sospechosos siguen en libertad.


Joseph Tesmond, uno de los abogados de Intriago, dijo a Univision Noticias que el bufete envió una carta al Departamento de Justicia el miércoles solicitando la preservación de cualquier evidencia relacionada con la investigación, incluyendo todas las comunicaciones que involucren a su cliente y a los informantes de cualquier agencia del gobierno estadounidense, incluyendo el FBI y la DEA.

El FBI no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios de Univison Noticias.

Los abogados de Intriago creen ahora que fue "víctima de un elaborado plan de individuos haitianos para
asumir el poder en Haití a través de una agenda y acciones que el Sr. Intriago desconocía".

Añaden que su cliente "no tenía conocimiento ni participó en los trágicos acontecimientos que tuvieron lugar el 7 de julio de 2021", y que no estuvo involucrado de ninguna manera en el complot o el asesinato del presidente Moise".

Los abogados de Intriago aseguraron que fue Pretel quien contrató al grupo de 28 ex militares colombianos para dar seguridad a la misión de reconstrucción y que nunca proporcionó armas al equipo en Haití.

Un giro inesperado

"Justo antes de la tragedia", el plan dio un giro repentino e inesperado, dicen los abogados. Intriago fue
informado de que se solicitaba al equipo de seguridad que acompañara a una jueza del Tribunal Supremo de Haití, Windelle Coq, junto con la policía haitiana para cumplir una orden de arresto contra el presidente firmada por un fiscal del distrito, Gerald Norgaisse. Intriago pidió ver una copia de la orden de arresto, fechada el 18 de febrero de 2019, que los abogados proporcionaron a Univision.

El plan para detener al presidente parece ser descabellado y estar plagado de irregularidades legales. Coq fue despedido por Moise en febrero después de que supuestamente participara en un intento de golpe de Estado, aparentemente utilizando la misma orden de arresto. Apeló su despido y esta semana se emitió una orden de detención contra ella en relación con la investigación de Moise.

El supuesto fiscal, Norgaisse, renunció a su cargo en 2014, dijeron fuentes a Univision Noticias.

Los abogados de Intriago dicen que los contratistas de seguridad colombianos "no tuvieron ninguna participación en la muerte del presidente" y que su papel fue más bien el de garantizar a los funcionarios mientras se efectuaba el arresto.

Cuando los colombianos entraron en la residencia presidencial encontraron al presidente muerto y a su esposa herida.

Intriago estaba en Texas asistiendo a una reunión familiar cuando se enteró del cambio de plan y regresó a Miami, donde empezó a cooperar con las fuerzas del orden estadounidenses, incluyendo la entrega de su teléfono y su ordenador portátil, así como el acceso a su oficina.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés