Acoso Sexual

Encuentran imágenes de mujeres desnudas en un depósito del exginecólogo de USC acusado de abuso sexual

El hallazgo de este material sucede en medio de la investigación más grande sobre crímenes sexuales que ha realizado la Policía de Los Ángeles en contra de un solo individuo: 234 mujeres han denunciado al doctor George Tyndall por acoso y prácticas inapropiadas en su exconsultorio de la Universidad del Sur de California. Adicional a las fotografías, los investigadores descubrieron porno casero.
11 Dic 2018 – 5:33 PM EST

Detectives de la Policía de Los Ángeles (LAPD) que llevan meses siguiendo las actividades del exginecólogo de la Universidad del Sur de California (USC), George Tyndall, en medio de una extensa investigación por cientos de denuncias de pacientes en su contra, allanaron un depósito rentado que el doctor visitaba con frecuencia y allí encontraron fotos de mujeres desnudas y pornografía casera.

Las autoridades informaron este martes que tras seguir a Tyndall, de 71 años, lo vieron pasar tiempo dentro de la bodega y por eso decidieron conseguir una orden de allanamiento, de acuerdo al diaro Los Angeles Times.

En este lugar hallaron imágenes de mujeres desnudas en lo que parece ser un consultorio, según el capitán Billy Hayes del LAPD. Este material se ha convertido en prueba clave del caso en contra el doctor por posible abuso de sus pacientes durante los casi 30 años que fue ginecólogo en el centro médico de USC.

Ahora la Policía trata de determinar si las fotografías fueron tomadas en su consultorio durante citas médicas y a la vez intenta identificar a las mujeres, una difícil tarea dado que más de 200 supuestas víctimas lo han denunciado en lo que se ha convertido en la mayor investigación por crímenes sexuales contra un solo individuo en la historia del LAPD.


Tyndall ha sido acusado de hacer comentarios sexuales a sus pacientes, tocarlas inapropiadamente y prácticas irregulares en sus examinaciones como tomar fotos de los genitales e introducir sus dedos en las vaginas de las mujeres a lo largo de las tres últimas décadas.

Sin embargo, el doctor ha insistido en que tanto las imagénes como el uso de sus dedos en los exámenes tenían un propósito médico legítimo y algunos de sus comentarios a pacientes fueron malinterpretados.

Este delicado caso salió a la luz tras la publicación en mayo de un reportaje del Times, un escándalo que provocó la renuncia del presidente de USC y tras el que la Junta Médica estatal suspendió la licencia de médico de Tyndall.

Una docena de detectives encargados del caso están viajando por todo el país entrevistando pacientes y analizando la evidencia encontrada en los discos duros de computadoras y otros dispositivos electrónicos decomisados en su residencia y depósito.

El abogado del exginecólogo, Leonard Levine, se negó a comentar a fondo sobre el tema y a través de un comunicado enviado al mismo medio aseguró que su cliente mantiene su declaración de inocencia a pesar de los recientes hallazgos, pues "el doctor Tyndall insiste que nunca vendió, intercambió o compartió imágenes de pacientes que examinó mientras estaba en USC".

"Está diciéndole a estas jóvenes que tomó fotografías para un estudio", dijo Hayes, quien está a cargo de supervisar la pesquisa. "Pero si están en un depósito, esto no le da mucha credibilidad a sus declaraciones de que estuviera usándolas para investigación o publicar estudios", advirtió.

"Las imágenes son comprometedoras", aseguró el capitán y aclaró que no pueden procesar las fotos como un crimen por sí solas porque no prueban nada, pero la locación donde fueron tomadas sí podría ser relevante para este gran caso.

Por eso las autoridades están realizando llamadas a las posibles víctimas y exenfermeras o ayudantes que hayan trabajado en este consultorio para preguntarles sobre detalles que les puedan ayudar a identificar mejor el lugar. A las pacientes les están preguntando sobre tatuajes u otras señas que puedan servir para ser identificadas y a los empleados del centro médico les están consultando sobre el color y utensilios en la sala de examinación.

La Policía ha entrevistado a 117 mujeres hasta ahora y ha presentado los casos de 85 a la Fiscalía de Los Ángeles, que analiza los cargos que pueden ser presentados en contra del doctor Tyndall. Un gran jurado escucha la evidencia de estos casos para analizar las posibles futuras acusaciones.

Fotografías de genitales

Cientos de mujeres han demandado también al exginecólogo y a USC, pues alegan que la universidad estaba al tanto de las numerosas quejas a través de los años que delataban los comportamientos inapropiados del médico –entre ellos tomar fotos de sus genitales– y no hizo nada al respecto. Tyndall dejó la institución hace dos años, en medio de una investigación interna sobre el tema, pero el escándalo solo salió a la luz pública hasta esta primavera gracias al reportaje de Los Angeles Times.

En el centro de salud estudiantil de USC, este doctor atendía a jóvenes estudiantes, la mayoría adolescentes que visitaban por primera vez un ginecólogo. Existen acusaciones contra este doctor tan antiguas que datan de la década de 1990, aunque él las ha negado todas.

Una asistente médica que trabajó con Tyndall aseguró previamente que el doctor tomaba fotos con tres cámaras, dos que parecían ser para exámenes médicos y una tercera "estilo Canon" con un lente que guardaba en un cajón bajo llave. Él ha justificado que lo hacía para buscar anomalías que fueran preocupantes en las pacientes.

En un comunicado enviado este lunes, la universidad señaló que está colaborando con las autoridades durante la investigación. "Nuestra prioridad continúa siendo apoyar a nuestros estudiantes, pacientes y a toda la comunidad universitaria ayudándoles a resolver esta dolorosa experiencia de una manera que respete la dignidad y la privacidad de todos los impactados", afirmaron.

En octubre, la institución acordó pagar 215 millones de dólares a las pacientes del exginecólogo en una demanda federal.

Cientos de demandas están a la espera de ser revisadas por la corte y muchas de ellas tienen que ver con acusaciones de que el doctor tomaba fotos indebidas a sus pacientes. Uno de los casos es el de Joanna Massey, exalumna de USC que alega que en 1990 Tyndall le ordenó abrir su vagina mientras él fotografeaba sus genitales. Él le dijo que estaba analizando una "epidemia de verrugas vaginales" y necesitaba las imágenes con propósitos de investigación sobre enfermedades sexuales transmitidas entre estudiantes.


Mira también:


Las víctimas de Larry Nassar cuentan en el juicio los detalles de los abusos sexuales a los que las sometió

Loading
Cargando galería
Publicidad