Redadas

Por qué la Patrulla Fronteriza seguirá realizando detenciones en autobuses

Dos videos registrados en las últimas semanas en el sur de Florida muestran cómo agentes de la patrulla fronteriza entran en autobuses Greyhound y se llevan a quienes no pueden mostrar su estadía legal en el país. Son unos operativos permitidos por la ley, pero las organizaciones recuerdan los derechos de los inmigrantes en esos casos.
29 Ene 2018 – 4:06 PM EST

MIAMI, Florida.- Ha sucedido al menos dos veces en las últimas semanas en el sur de Florida y quedó grabado de video: agentes fronterizos entran en autobuses Greyhound, piden documentos a sus ocupantes y acaban deteniendo a quienes no pueden demostrar su estadía legal en Estados Unidos.

Primero fue una abuela jamaiquina que regresaba de Orlando a Fort Lauderdale de visitar a sus nietos. En un video grabado por una pasajera, se puede ver cómo el pasado 19 de enero, agentes del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) toman las pertenencias de la mujer y bajan del autobús con su equipaje.

Días después, el 22 de enero, le tocó el turno a un ciudadano de Trinidad y Tobago, que según la Coalición de Inmigrantes de Florida (FLIC), llevaba más de 12 años viviendo en Miami y fue detenido en un autobús cuando se disponía a viajar a Fort Myers, en la costa oeste de la península, a visitar a un amigo.


Ambos inmigrantes fueron arrestados y enviados a un centro de detención, según le informó a Univision Noticias la portavoz de FLIC Melissa Taveras, quien asegura que su organización ha recibido información de una tercera detención reciente en un autobús en Florida, la de una persona de Guyana el pasado 19 de enero, pero de la que no se tiene registro audiovisual.

Según Raquel Quezada, una joven que estaba en el autobús donde detuvieron a la mujer jamaiquina y que grabó el operativo, los agentes de la patrulla fronteriza "iban asiento por asiento preguntándoles a todos los pasajeros por algún tipo de identificación". A quienes no tenían documentos estadounidenses, explica, los hacían presentar un pasaporte, les preguntaban cuándo fue la última vez que entraron a EEUU, dónde estaba el sello de entrada y cuánto tiempo pensaban quedarse en el país.


Un portavoz de la patrulla fronteriza confirmó la detención de una mujer el 19 de enero en lo que denominan un "operativo rutinario" en la estación de autobuses de Fort Lauderdale. Según un comunicado enviado a Univision Noticias, tras comprobarse que la inmigrante había permanecido en el país más allá de lo permitido por su visa, fue entregada al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

"Los agentes de la patrulla fronteriza llevan a cabo de manera rutinaria operativos en centros de transporte como parte de su esfuerzo por prevenir que extranjeros ilegales viajen en EEUU. Estas operaciones se hacen en lugares estratégicos que sirven de vías de tráfico humano y de narcóticos para prevenir que organizaciones criminales usen estos medios de transporte", dice el comunicado.

Sin embargo, las noticias de estas detenciones llevaron a algunos a preguntarse si es legal que la patrulla fronteriza realice operativos migratorios en autobuses sin tener órdenes de detención y qué pueden hacer los usuarios de este medio de transporte si llegan agentes. Respondemos algunas de esas preguntas:

¿Es legal?

Sí. La Ley de Inmigración establece que agentes de inmigración pueden llevar a cabo estos operativos a 100 millas de cualquier frontera de Estados Unidos.

"Existe una excepción a las reglas que nos protegen bajo la Constitución donde los agentes de inmigración en un área que no puede excederse de las 100 millas de la frontera tienen libertad para solicitar los documentos a cualquier persona que ellos sospechen que esté cometiendo un delito migratorio", explica el abogado de inmigración Harold Caicedo.

¿Por qué la Patrulla Fronteriza puede actuar prácticamente en cualquier punto de Florida?

Florida es una península de 500 millas de largo y 160 de ancho, en su punto más distante. Eso hace que casi todas las poblaciones estén a menos de 100 millas de la costa y, por lo tanto, en territorio bajo el que la Patrulla Fronteriza puede operar.

Según la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), cerca de dos tercios de la población de EEUU (unos 200 millones de personas) viven en zonas sujetas a operativos de la Patrulla Fronteriza, es decir a menos de 100 millas de una frontera.

¿Qué ha cambiado?

Si bien estos operativos son legales, la aparición en las noticias de operativos de la Patrulla Fronteriza en autobuses en el sur de Florida no es frecuente. Sin embargo, la FLIC asegura que no es raro recibir denuncias en sus oficinas de este detenciones en este medio de transporte. La diferencia en estos últimos caso, explica Melissa Taveras, es que quedaron registradas en video.


Además, recuerda la portavoz de FLIC, los arrestos de indocumentados han subido en un 40% desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca.

Eso se debe, en parte, al cambio de las prioridades de deportación de su administración después de que el mandatario firmara dos órdenes ejecutivas que establecía nuevas normas con las que se deshacía de algunas políticas de su antecesor Barack Obama y por las que todo indocumentado en EEUU se convirtió en sujeto a la expulsión.

¿Qué hacer si te pasa?

Las organizaciones proinmigrantes recuerdan que, pese a que los operativos de la Patrulla Fronteriza en los autobuses son legales, las personas tienen derechos en estos casos. "Podemos decirle a nuestra gente que tienen derechos constitucionales, que tienen derecho a permanecer en silencio y a pedir que haya un abogado presente",afirma Melissa Taveras de FLIC.

Por su parte, el capítulo de Florida de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) hace estas recomendaciones:


  • Quienes sean cuestionados por agentes migratorios no están obligados a contestar preguntas acerca de su estatus migratorio si no desean. Sin embargo, recuerda ACLU, si tienes documentos válidos de inmigración debes mostrarlos, pero nunca presentar documentos falsos.
  • También pueden decir que no dan consentimiento a que registren sus pertencias.
  • Además, en cualquier momento, aún estando detenidos, pueden decir: "Deseo permanecer en silencio".

También recuerdan que todos los ciudadanos tienen derecho a:

  • Grabar un video de la interacción.
  • Decirles a otras personas que tienen derechos y cómo pueden ejercerlos.

Y recomiendan no obstruir a los oficiales que hacen su trabajo.

"Aquí para quedarnos": las mejores imágenes de la lucha de los inmigrantes en 2017

Loading
Cargando galería