null: nullpx
Océanos

La marea "Rey" regresa a California y revive la alerta de inundaciones por el aumento del nivel del mar

Este fin de semana las costas del estado experimentarán el fenómeno conocido como 'King tides' y las autoridades buscan concientizar a la población sobre los peligros que durante las próximas décadas traerá consigo el aumento del nivel del mar.
11 Ene 2020 – 09:35 PM EST

SAN FRANCISCO, California. – Las costas de California sufrirán este fin de semana el impacto de un fenómeno astronómico que ubica al sol y a la luna en su punto más cercano a la Tierra. El resultado de estos cambios en las fuerzas gravitacionales se hará evidente en las llamadas mareas “Rey”.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés) alertó que a lo largo del fin de semana la marea alta provocará que el nivel del mar suba se eleve por encima de los seis pies de altura, por lo que se pueden registrar inundaciones en los senderos costeros, caminos y pasos a desnivel de las zonas más cercanas al agua.

Ante la llegada del fenómeno, que suele repetirse entre diciembre y enero de cada año, las autoridades estatales buscan concientizar a la población sobre los peligros que durante las próximas décadas traerá consigo el aumento del nivel del mar.

“Las mareas ‘Rey’ de hoy son las mareas altas de mañana. Son el presagio de lo que el aumento del nivel del mar le hará a nuestra ciudad y su infraestructura”, suele advertir durante sus presentaciones Lori Lamberston, instructora del museo Exploratorium ubicado en uno de los muelles de San Francisco.

En zonas como el Embarcadero de San Francisco, las aguas del Pacífico alcanzarán 6.7 pies (alrededor de 2 metros) por encima de su nivel habitual, de acuerdo con los pronósticos de la Administración Nacional del Océano y la Atmósfera.

“La gente que vaya a la playa durante la marea baja (por momentos estará más de un pie por debajo de su promedio) deberá tener cuidado de no quedar atrapada en lugares de difícil acceso cuando la marea vuelva a subir”, alertó un meteorólogo del NWS.

Millones bajo el agua

Las inundaciones suelen ser el foco de atención durante la temporada de lluvias torrenciales en California, sin embargo, los expertos consideran que las peores catástrofes para el estado llegarán con el aumento vertiginoso en el nivel de los océanos en las próximas décadas.

Un reciente reporte del Servicio Geológico Nacional (USGS, por sus siglas en inglés) advierte que para finales del siglo más de 600,000 personas podrían estar viviendo en zonas inundadas y el estado se enfrenta a pérdidas de hasta $150,000 millones en daños a la propiedad, lo que representa algo así como el 6% de su Producto Interno Bruto anual.

Los pronósticos forman parte de un modelo de proyección denominado CoSMoS (Coastal Storm Modeling System), el cual no solo toma en cuenta el aumento en los niveles del mar con base en el derretimiento de los polos, sino que incluye el impacto de otros fenómenos como ¨'El Niño', los 'Expresos de la Piña' y la erosión de las playas, que en conjunto podrían multiplicar los daños colaterales en California.

A diferencia de la costa este, indica el estudio, el litoral californiano se ha vuelto extremadamente susceptible a las inundaciones debido a la continua actividad sísmica de la falla de San Andrés. Por si fuera poco, millones de residentes del estado viven en -o cerca de- zonas costeras con riesgo latente de anegaciones.

El escenario más desalentador es al que se podría llegar para finales del siglo XXI. Los niveles del mar en las costas abiertas de California se elevarían hasta 4 metros por encima de los actuales, mientras que en estuarios como el de la Bahía de San Francisco, donde el oleaje es menor, el agua subiría un promedio de 2 metros.

En la mayoría de las proyecciones del USGS los principales afectados suelen ser los mismos. Sus mapas satelitales muestran, por ejemplo, el Aeropuerto Internacional de San Francisco completamente bajo el agua; la mitad de la ciudad de Pacífica inundada, y los puertos de Los Angeles y San Diego inaccesibles por el agua. En los casos de Foster City, Long Beach y Santa Bárbara, la situación es la misma pero la catástrofe podría ocurrir en unas cuantas décadas.

En promedio, advierte el estudio, un aumento de entre 1 y 2 metros en el nivel de los océanos estaría provocando inundaciones permanentes en una superficie de 625 millas cuadradas (1,000 kilómetros cuadrados), lo que se traduce en una pérdida de hasta 40 metros de playas en las costas y hasta 612,000 residentes del estado afectados directamente.

Un pueblo fantasma: el panorama en Guerneville es desolador tras las inundaciones (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.