null: nullpx
Muerte de Sean Monterrosa

Familia de Sean Monterrosa demanda al gobierno y al oficial “gatillo rápido” que mató al joven hispano

La demanda federal por la muerte de Sean Monterrosa alega que las autoridades “sabían o debieron haber sabido” que Jarrett Tonn, el policía que mató al hispano de 22 años, contaba con un “perturbador” historial de disparar su arma a la menor provocación cuando estaba en servicio.
6 Ago 2020 – 09:21 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

VALLEJO, California. – La familia de Sean Monterrosa presentó una demanda federal por la muerte del hispano de 22 años a manos de un oficial de la Policía de Vallejo, al que describieron como “gatillo flojo”, es decir, que le gusta disparar su arma de inmediato a la menor provocación.

La querella fue interpuesta este jueves por el abogado John Burris a nombre de los padres y las dos hermanas de Monterrosa, y en ella alegan que el personal de la corporación “sabía o debió haber sabido” que el agente en cuestión contaba con un “perturbador” historial de disparar su arma mientras estaba en servicio.

Sean Monterrosa murió la noche del 2 de junio cuando el oficial Jarrett Tonn le disparó en cinco ocasiones con un rifle semiautomático AR-15 desde el asiento trasero de una camioneta en movimiento que no tenía marcas oficiales de la corporación.

Según los informes policíacos, el joven hispano se encontraba desarmado y de rodillas cuando una bala lo impactó en el cuello y salió por la parte trasera de su cabeza. El reporte indica que el uniformado abrió fuego al confundir con una pistola un martillo que Monterrosa llevaba en la bolsa de su sudadera, pero que nunca tomó en sus manos.

Tonn y varios oficiales habían llegado a una tienda Walgreens de Vallejo luego de recibir reportes de que el establecimiento estaba siendo saqueado mientras se llevaban a cabo protestas por la muerte del afroestadounidense George Floyd a manos de un policía blanco de Minneapolis.

“El señor Monterrosa era a lo mucho sospechoso de saqueo (…) No era buscado por la Policía ni estaba armado”, argumenta la demanda civil, en la cual además señalan a Jarrett Tonn como un policía “al que le gusta jalar del gatillo, que no podía ver de manera correcta a través del parabrisas del vehículo policíaco sin logotipos y que mató a un hermano e hijo que tenía apenas 22 años”.

La querella legal recuenta el “perturbador” historial de tiroteos de oficial que salió a la luz gracias a investigaciones periodísticas de Open Vallejo y Bay Area News Group. Desde la muerte de Monterrosa, las autoridades han evitado mencionar su nombre debido a una orden de restricción que consiguió el sindicato de la Policía de Vallejo.

Sin embargo, el documento alega que Jarrett Tonn ha disparado su arma contra una persona por lo menos en cuatro ocasiones en los últimos cinco años, incluyendo dos incidentes ocurridos en un lapso de seis semanas durante 2017, cuando disparó contra Víctor Hurtado y Kevin DeCarlo, además de otro en 2015 en el que realizó 18 disparos contra Gerald Brown.

Ninguno de los tres tiroteos previos al de Sean Monterrosa resultó mortal y las investigaciones internas exoneraron al agente, en todos los casos, de cualquier violación a las políticas policíacas sobre el uso de fuerza. El gremio de los oficiales, además, respaldó la acción de Tonn diciendo que abrió fuego “como último recurso”.

En otro incidente en 2018, el agente fue demandado por Robert Strong, un residente de Vallejo que asegura que Tonn le realizó una llave de estrangulamiento, lo derribó al suelo y raspó su cabeza contra el concreto por intentar grabarlo con su teléfono celular durante una parada de tránsito.

Cargando Video...
Revelan los videos del incidente donde murió Sean Monterrosa a manos de oficiales de Vallejo

“Vas a estar bien, ya has pasado por esto”


La acción legal contra Tonn y la ciudad de Vallejo por la violación de derechos civiles y el homicidio de Sean Monterrosa narra los instantes posteriores al tiroteo que se pueden observar en los videos que grabaron las cámaras corporales de los tres policías que viajaban en la camioneta pickup sin marcas oficiales.

Las grabaciones contienen imágenes crudas de Sean Monterrosa sangrando profusamente de la cabeza, inconsciente y siendo esposado con las manos en la espalda por uno de los policías, pese a que el hispano permaneció inmóvil en todo momento. De hecho, el hispano estuvo esposado en el piso bocabajo por más de cuatro minutos, hasta que un grupo de paramédicos que llegó a brindarle los primeros auxilios y les pidió a los oficiales que le quitaran las esposas.

Los videos revelados por la municipalidad muestran claramente que no existió ningún intento por reducir la tensión de la situación.

“¿Con qué nos apuntó?”, pregunta Tonn que disparó en el video. “No sé, hombre”, responde otro oficial.

“Hey, nos apuntó con un arma”, grita quien jaló el gatillo, para luego preguntarle a otro uniformado: “¿Viste si tenía una pistola?”. “No, no vi ninguna pistola”, le responde.

En otro momento del video, Tonn se detiene para hablar con un capitán de la Policía de Vallejo que arribó a la escena en otro vehículo.

“Pensé que esa pin… hacha era una pistola”, le dice al capitán, refiriéndose al martillo en la bolsa de la sudadera de Monterrosa que segundos minutos antes había confundido con un arma de fuego.

“Yo también pensé que él estaba armado”, contesta el capitán, quien le pide que se tranquilice y respire profundo. “Vas a estar bien. Ya has pasado por esto”, agrega para calmarlo.

Los oficiales de esa corporación han matado a 19 personas desde 2010, de acuerdo con Open Vallejo, un colectivo que aboga por la transparencia y la rendición de cuentas en esa pequeña ciudad de la Bahía de San Francisco.

Diversos análisis de cifras oficiales revelan que ninguno de los agentes que abrieron fuego en la última década han sido disciplinados por el uso de fuerza letal, ni siquiera en las ocasiones en las que lo hicieron contra personas que no estaban armadas.

Cargando Video...
Oficiales son puestos en licencia administrativa tras la posible destrucción de evidencia en el caso de Sean Monterrosa

Destrucción de evidencia


La muerte de Sean Monterrosa a manos de la Policía de Vallejo se ha convertido en una papa caliente que ha atraído la atención de políticos de alto rango en el Congreso de Estados Unidos, quienes ahora buscan la intervención de las autoridades federales en el caso.

Hasta el momento, ni el procurador estatal Xavier Becerra ni la fiscal del condado de Solano, Krishna Abrams, han querido atraer la investigación criminal, por lo que la única indagatoria que se lleva a cabo por la muerte del joven hiispano es la de la Oficina de Asuntos Internos de la propia Policía de Vallejo.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se unió al llamado de los funcionarios del gobierno de Vallejo, miembros de la comunidad y la familia de Monterrosa para pedir que el FBI investigue a la fuerza policíaca por la destrucción de evidencia clave referente a este “homicidio”.

Hace unas semanas, la municipalidad le solicitó a la agencia federal atraer también la investigación criminal sobre la muerte de Monterrosa, además de indagar por qué se destruyó el parabrisas del vehículo policíaco a través del cual el oficial Jarrett Tonn disparó contra el hispano la madrugada del 2 del junio.

El gobierno local agregó que la patrulla que conducía el uniformado fue puesta de nuevo en circulación a pesar de ser una pieza fundamental en la investigación y sin siquiera consultar al jefe de Policía o la Fiscalía del condado de Solano al respecto.

“La muerte de Sean Monterrosa por parte policías fue un acto de brutalidad horrible que continúa sacudiendo a la comunidad en el Área de la Bahía. Los recientes reportes de que evidencia clave fue destruida son perturbadores y subrayan la urgencia y la necesidad de realizar una investigación federal e independiente”, dijo la congresista Nancy Pelosi en un comunicado.

El abogado John Burris, quien representa a la familia de Monterrosa y ha presentado 11 demandas civiles contra la Policía de Vallejo, celebró la intervención de la congresista y advirtió que los oficiales de ese departamento “están fuera de control y necesitan monitoreo e intervención federal”.

Mientras tanto, el procurador estatal Xavier Becerra informó que su oficina ya abrió una investigación para revisar exclusivamente la destrucción de evidencia, y volvió a llamar a la fiscal del condado de Solano a atraer la investigación criminal.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés