null: nullpx
Muerte de Sean Monterrosa

Policía que mató a hispano de San Francisco tiene historial de tiroteos y demandas en su contra

El tiroteo del pasado 2 de junio marca la cuarta ocasión en los últimos cinco años en que el policía de Vallejo, Jarret Tonn, dispara su arma contra una persona, incluyendo dos incidentes en un lapso de seis semanas durante 2017 y otro en 2015 en el que tiró del gatillo 18 veces.
8 Jun 2020 – 06:24 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

VALLEJO, California. – El policía de Vallejo que baleó mortalmente a un residente de San Francisco la semana pasada fue identificado por fuentes policíacas como un agente involucrado en otros tres tiroteos y sujeto a por lo menos una demanda por uso excesivo de fuerza desde el 2015.

La organización Bay Area News Group reveló que el nombre del policía es Jarrett Tonn, quien se encuentra bajo licencia administrativa por disparar su arma y matar a Sean Monterrosa, de 22 años, tras confundir un martillo que llevaba en la bolsa de su sudadera con una pistola.

El jefe de la Policía de Vallejo, Shawny Williams, dijo en una rueda de prensa el miércoles pasado que el agente disparó en cinco ocasiones a través del parabrisas de su patrulla cuando Monterrosa se estaba arrodillando, lo que el oficial interpretó como si la víctima se estuviera alistando para dispararle.

Pero la familia de Monterrosa ha señalado que el joven se estaba “rindiendo” ante el oficial cuando murió abatido. “Lo ejecutaron. No había ningún motivo para que mataran a mi hermano de esa forma”, acusó Ashley Monterrosa en una entrevista con ABC 7 News.

El tiroteo del pasado 2 de junio marca la cuarta ocasión en los últimos cinco años en que Jarret Tonn dispara su arma contra una persona, incluyendo dos incidentes en un lapso de seis semanas durante 2017 y otro en 2015 en el que tiró del gatillo 18 veces, de acuerdo con el Bay Area News Group.

Además, en 2018 el agente fue demandado por Robert Strong, un residente de Vallejo que asegura que Tonn le realizó una llave al cuello, lo derribó al suelo y raspó su cabeza contra el concreto por intentar grabarlo con su teléfono celular durante una parada de tránsito.

Según el reporte, ninguno de los tres tiroteos resultó mortal y en todas las ocasiones las investigaciones internas exoneraron al agente de cualquier violación a las políticas sobre el uso de fuerza. El sindicato de la Policía de Vallejo, por su parte, respaldó la acción del oficial señalando que abrió fuego “como último recurso”.

Cargando Video...
Jóvenes latinos del Área de la Bahía exigen el fin del racismo

Tiroteo fatal


Jarrett Tonn y otros agentes de la Policía de Vallejo llegaron el martes pasado alrededor de las 12:30 am a la cuadra 1000 de Redwood Street, luego de recibir reportes de una turba saqueando una sucursal de Walgreens.

Sean Monterrosa era una de las personas que se encontraba en el estacionamiento de la tienda cuando los oficiales llegaron al lugar. Las autoridades recibieron múltiples llamadas de saqueos en toda la ciudad que ocurrieron al mismo tiempo que las protestas por la muerte del afroestadounidense George Floyd a manos de la Policía de Minneapolis.

El jefe de la Policía indicó que el agente que mató a Monterrosa “respondió a lo que percibió como una amenaza”, pero declinó señalar si el oficial incurrió en uso excesivo de fuerza. En un comunicado, la agencia del orden indicó que el sospechoso tenía antecedentes criminales relacionados con robo y posesión de armas, entre otros delitos.

El tiroteo ha generado la indignación de la comunidad en toda el Área de la Bahía, donde decenas de miles de personas se han movilizado en la última semana para protestar contra la brutalidad policíaca en contra de los afroestadounidenses y otras minorías.

En medio de la tensión generada por las protestas pacíficas y los saqueos en varias ciudades, la Policía de Vallejo tardó más de 24 horas en confirmar que Monterrosa había muerto abatido por un oficial de la corporación.

La organización Bay Area News Group reporta que en la última década los policías de la ciudad han disparado contra 32 personas, matando a 18 de ellas. Desde entonces ningún agente ha sido despedido por su participación en tiroteos que involucran a las fuerzas del orden.

El viernes pasado, el fiscal estatal Xavier Becerra anunció que su ofician abrió una investigación sobre el uso de fuerza por parte de la Policía de Vallejo que incluirá incidentes ocurridos desde el 2015.

“Nuestras comunidades están más seguras cuando nuestros departamentos de Policía pueden construir confianza a través de buenas políticas, prácticas y entrenamiento”, dijo el procurador estatal.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés