null: nullpx
Oakland

En el barrio latino de Oakland más golpeado por el coronavirus revive la preocupación por la inseguridad

Los residentes del barrio Fruitvale, uno de los más azotados en Oakland por la pandemia de covid-19, esperan que el concejal que reeligieron en estas elecciones tenga como una de sus prioridades el tema de la inseguridad.
Por:: Víctor SolísyJulio Poletti,
14 Nov 2020 – 02:06 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

OAKLAND, California. – La pandemia de coronavirus en el Área de la Bahía cobró una de sus facturas más grandes en el principal barrio latino de Oakland, donde estas pasadas elecciones reeligieron al concejal que representa ese distrito con la esperanza de ver mejoras en otro tema que les preocupa: la inseguridad.

Un estudio reciente de la Universidad de California en San Francisco reveló que la pandemia de covid-19 agudizó problemas como la inseguridad alimentaria, falta de cobertura médica y pérdida de ingresos entre los residentes del barrio Fruitvale, sin embargo, tras los comicios del 3 de noviembre resurgió la angustia de los peligros que representan las calles del Distrito 5 de Oakland.

“Necesitamos seguridad, principalmente para nuestras familias. Nos da miedo con nuestra familia, nuestros niños, nuestras muchachas, porque sí está peligroso”, señala Luis Abundes, quien lleva años viviendo en Fruitvale.

En este vecindario, más del 70% de los residentes son latinos y el concejal que los representa, Noel Gallo, fue reelecto con el 53% de los votos.

Alfonso Flores, otro latino que vive en la zona, comparte el sentir de Luis. “Uno no puede salir en la noche, tiene que andar uno con cuidado”, advierte.

El concejal Gallo no es ajeno a este problema, pues asegura que los robos han aumentado y acusa que la Policía de Oakland no cuenta con el número suficiente de oficiales para patrullar las calles de Fruitvale.

“Vamos a dirigir más ayuda directamente que llegue a las familias, escuelas y casas. El dinero que estamos ofreciendo del Departamento de Policía, lo vamos a invertir a la comunidad, escuelas y trabajo”, dijo Gallo sobre el plan de la municipalidad para redistribuir parte del presupuesto de la agencia a programas sociales.

Sin embargo, el concejal no detalló la cantidad de dinero ni las fechas en que esto ocurriría. Con una respuesta que aludía a un discurso más bien político, Gallo indicó que trabajará con el gobierno de Oakland y con el condado de Alameda para apoyar principalmente a los negocios pequeños, “porque debemos tener trabajos para cuidar a las familias y a nuestros niños”.

Los impactos de la pandemia


Los latinos de Oakland han sido golpeados de manera desproporcionada por la pandemia de coronavirus, según revela un estudio que analiza a detalle cómo la actual crisis de salud agudiza los problemas de inseguridad alimentaria y vivienda que enfrenta esta comunidad.

El estudio, realizado por la Universidad de California en San Francisco, The Unity Council, La Clínica y otras organizaciones locales, también reveló datos preocupantes sobre la inseguridad alimentaria y el impacto económico que la pandemia ha tenido en Fruitvale, principalmente entre aquellos que se identifican como pertenecientes a etnias indígenas.

“Se necesita más inversión del gobierno, del condado, de la ciudad, para que las familias tengan más recursos. Descubrimos que el 35% de las personas no tienen acceso a cobertura médica y eso es muy alto”, dijo Armando Hernández, de The Unity Council.

En Fruitvale, 5% de los latinos que se sometieron a pruebas de coronavirus arrojaron resultados positivos, mientras que 12% presentó positivos de anticuerpos, lo que significa que en algún momento estuvieron enfermos de covid-19. Sin embargo, para los residentes de origen maya, la tasa de contagios actual fue de 8% y la cifra se disparó a un alarmante 27% de positivos por anticuerpos.

Los números reflejan porcentajes muchos mayores a los de la ciudad de Oakland y el condado de Alameda, que hace días avanzó al nivel naranja del plan de reapertura estatal.

“Los latinos de bajos recursos, especialmente los que hablan mam, son mucho más vulnerables a los efectos de la pandemia que otros residentes del condado de Alameda (…) Nadie debería tener que preocuparse por dónde van a dormir o qué conseguirán para comer en una de las regiones más prósperas de Estados Unidos”, dijo Chris Iglesias, director ejecutivo de The Unity Council.

La falta de seguro médico es otra de las constantes entre los latinos y mayas de Fruitvale, donde 23% y 38%, respectivamente, no cuentan con cobertura de salud. Además, el hacinamiento en los hogares hispanos se ha confirmado con uno de los principales factores responsables de la elevada tasa de contagios: 41% de los infectados de coronavirus comparte techo con entre 6 y 10 personas.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés