null: nullpx
Coronavirus

Con plásticos improvisados, así se protegen del coronavirus los restaurantes que reabrieron en California

La guía del gobierno estatal para la reapertura de restaurantes durante la pandemia de coronavirus detalla más de 60 recomendaciones en un extenso documento de 12 páginas, pero en los condados donde ya comenzaron a operar, las modificaciones a los establecimientos parecen bastante básicas.
15 May 2020 – 10:51 PM EDT

Una tercera parte de los condados de California han recibido la luz verde del gobierno para avanzar de forma más acelerada a la siguiente etapa de la fase 2 de reactivación económica, que incluye que los restaurantes puedan recibir a comensales cumpliendo con ciertas modificaciones para protegerlos del coronavirus.

Los 19 condados que hasta este jueves recibieron la aprobación directa del Departamento de Salud estatal se encuentran principalmente en la California rural, pero ofrecen un primer vistazo a lo que será la “nueva normalidad” en la industria restaurantera, una de las más golpeadas desde que comenzó la pandemia de covid-19.

La guía del gobierno estatal para la reapertura de restaurantes detalla más de 60 recomendaciones en un extenso documento de 12 páginas que los dueños de establecimientos deberán seguir mitigar la propagación del virus, entre los que se incluyen algunas tan ambiciosas como “automatizar la apertura de puertas” para evitar el contacto con superficies.

Y si bien el gremio ha dicho que los lineamientos son confusos e implementarlos puede resultar muy costoso para los pequeños restauranteros, en algunos establecimientos que reabrieron esta semana los cambios a primera vista no son tan significativos.

Fotógrafos de la Prensa Asociada pudieron captar, por ejemplo, las modificaciones que realizó en su restaurante Sheila Kelly, dueña del Powell’s Steamer Co. & Pub en el condado de El Dorado, uno de los primeros en obtener la aprobación de los funcionarios de salud estatales para permitir la operación de este tipo de negocios.

Las imágenes muestran barreras improvisadas con plásticos y tubos para separar a los comensales que deciden comer en la barra del restaurante, así como una barrera del mismo material para proteger a los empleados del lugar, pero también la dificultad para exigir el uso de tapabocas y mantener al menos seis pies de distancia entre clientes y personal en todo momento.

Guías para cada industria


Los cambios al toque de queda estatal dados a conocer esta semana se unen al relajamiento de las restricciones que el gobernador Gavin Newsom anunció como parte de la primera etapa de la fase 2 del plan de reapertura, las cuales incluyen comercios como librerías, florerías, tiendas de música, jugueterías, tiendas de antigüedades, mueblerías, establecimientos de cosméticos y suministros de belleza.

El gobierno estatal publicó guías específicas para cada sector de la economía, por ejemplo, los centros comerciales, tanto cerrados como al aire libre, contemplan una operación limitada que solo permitirá que los clientes recojan los productos en la puerta de los establecimientos, lo que en inglés se conoce como ‘curbside/storefront pickup’. Además, al igual que en el caso de los restaurantes, los condados deben obtener la aprobación directa del gobierno para hacerlo.

Los que reciban la luz verde deberán realizar ajustes para cumplir con las normas de distanciamiento social, facilitar el uso de mascarillas en todo momento por parte de clientes y empleados, desinfectar de forma constante sus instalaciones y asegurarse que los comercios que pertenecen a la última etapa de la fase 2 y la fase 3 permanezcan cerrados.

Esos establecimientos incluyen cines, bares, spas, salones de belleza, cuidado de uñas y gimnasios, entre otros.

En el caso de los restaurantes, que de momento solo podrán recibir comensales en 19 condados rurales del estado, la guía estatal establece que deberán realizar ajustes para priorizar que los comensales puedan sentarse al aire libre, además de implementar un sistema de reservaciones y pedirles a los clientes que esperen en sus vehículos hasta que sus mesas estén disponibles.

También se les recomienda la utilización de menús desechables, suspender el uso de condimentos y utensilios compartidos en las mesas, automatizar la apertura de puertas, tener desinfectante a disposición de clientes y empleados, y limitar el número de personas que pueden compartir una mesa, entre muchos otros requisitos.

El gobernador advirtió que aún cuando los condados cumplan con todos los parámetros establecidos por las autoridades de salud estatales, establecimientos como los salones de belleza, el cuidado de uñas, gimnasios y centros de tatuaje deberán permanecer cerrados, al ser considerados de alto riesgo.

En ese sentido, continúa prohibida la operación de bares, viñedos, cervecerías y destilerías, a menos que sirvan alimentos y se ajusten a los lineamientos que aplican a los restaurantes.

De igual forma, la nueva versión del toque de queda no permite la operación de cines, museos cerrados, galerías de arte, zoológicos, bibliotecas, centros de convenciones y conciertos, arenas deportivas, festivales, centros nocturnos y discotecas, parques de diversiones, servicios religiosos en masa, piscinas públicas y zonas de juegos infantiles.

Sigue nuestra cobertura sobre la pandemia y encuentra los recursos que ofrecen las autoridades y las organizaciones no lucrativas para sobrevivir a la crisis del coronavirus:

Desafiando al coronavirus, estos restaurantes y salones de belleza decidieron reabrir en California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés