null: nullpx
Crisis económica

Sin la junta fiscal vamos rumbo a un precipicio, asegura el economista Gustavo Vélez

“Llevamos 10 años proponiendo ideas para salir de esta depresión y los dos partidos políticos que han estado al poder, no escuchan”.
29 Mar 2016 – 11:35 AM EDT

“Llevamos 10 años proponiendo ideas para salir de esta depresión y los dos partidos políticos que han estado al poder, no escuchan”.

Desde el pasado jueves, cuando The New York Times publicó un borrador de la propuesta de los republicanos en la Cámara federal para una junta de control fiscal en Puerto Rico, las opiniones no se han hecho esperar. Mientras muchos argumentan que esto llevaría a Puerto Rico al siglo 20 cuando se imponía quién gobernaba y cómo se gobernaba, para otros, es la única opción.

La junta supervisora tiene como meta poder guiar los esfuerzos de la isla para controlar sus finanzas y lidiar con la deuda que asciende a 70 mil millones de dólares.

Líderes políticos de diversos partidos en la isla se han unido en contra de la propuesta que se espera salga el día de hoy. Por su parte, el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, anunció que la junta de supervisión fiscal no es buena para el país y que "de aprobarse una legislación como esa, Puerto Rico la impugnará inmediatamente en los tribunales federales y ante la comunidad de naciones”.

El comisionado residente en Washington D.C., Pedro Pierluisi, se ha unido al primer mandatario levantando la voz preocupante sobre esta imposición. La junta, que estaría compuesta por cinco miembros, dos de los cuales vivirían en Puerto Rico, dejaría al gobernador con voz, pero no voto e impondría control sobre todo gasto financiero.



Mientras analistas y políticos han concordado en que es una mala opción para Puerto Rico, el economista Gustavo Vélez asegura que es la única opción viable para salir de la recesión que lleva más de una década consumiendo la isla.

“Puerto Rico es la única jurisdicción que después del colapso financiero del 2008, continúa en depresión. Vélez aseguró que todos los modelos indican que si seguimos a este paso, no hay salida para la isla.

“Se ve como un demonio (la junta de control fiscal), pero viene a poner orden”, aseguró. “Estas juntas que queremos demonizar entran a ponerle orden al caos que hay en las ciudades. Esto ha funcionado en cuatro instancias. No es la primera vez. Le quita el poder a los políticos y pone las economías a funcionar”, explicó.

El economista concordó en que hay que brindar oportunidades de crecimiento económico en la Isla, que no puede ser un cheque en blanco.

Para Vélez es primordial que se trabaje sobre el borrador que se ha filtrado y que se llegue a un acuerdo que cumpla con varios puntos esenciales para su funcionamiento:

  1. Herramientas de desarrollo económico que promuevan el crecimiento local.
  2. Atención a los sistemas de pensiones están a punto del colapso.
  3. Reestructuración de la deuda bajo el capítulo 9 (de la ley de quiebras). Los ahorros de esa restructuración ponerlos en la economía.
  4. Trabajar con el estatus político de Puerto Rico. Estamos en el mismo modelo de los 50 con leyes de cabotaje que impiden crecimiento económico y negociación.

“Si esa junta no cumple con esos elementos, va a fracasar.”, sentenció a medida que confía en que con un país unido, se puede dialogar con el Congreso y lograr que la junta sea beneficiosa para la Isla.
Lee: 10 razones por las que hace falta una junta de control fiscal

“En vez de oponernos a la junta, hay que ir juntos a pedir que la junta haga caso a estos puntos. “Cuando yo he ido allá me dicen que si el gobierno no se puede poner de acuerdo, como ellos nos van a hacer caso”, reclamó Vélez.

Puerto Rico quebrará por completo en verano

“Si esto no se resuelve, en verano esto va a colapsar. Estos bonistas van a ir a la corte federal a exigir que se les pague. Vamos a estar como Argentina litigando por 15 años en la corte. Se va a ir la gente productiva y nos quedamos con un país vacío”, aseveró.

Tras años de incertidumbre económica, Puerto Rico ya llegó al punto de insolvencia. No hay dinero en la caja y a escasas cinco semanas se supone que el gobierno emita un pago millonario. “Faltan cinco semanas para un impago. ¿Qué vamos a hacer las próximas cinco semanas para evitar las consecuencias de un impago para el país? Tenemos que hacer cosas dramáticas. Lo ideal es llegar a un entendido, bonistas y gobierno, para poder posponer el pago del principal, pero pagar la totalidad de los intereses. Esta es una ruta sencilla, pero urgente”, dijo David Bernier, candidato a la gobernación por el Partido Popular Democrático (PPD).

“Yo estoy frustrado. Esto se está hundiendo”. Esto es temporero (la junta), no es para siempre. Esperemos que al cabo de este proceso, el país haya madurado”. Hay que ir y reestructurar la propuesta de la junta, hay que debatirla y llegar a un punto medio”, argumentó.

Desde el 2015, Vélez ha reiterado que es necesario que el Gobierno estadounidense asuma la administración de Puerto Rico y se suspendan los comicios de 2016 en la isla, esto "ante la incapacidad de los partidos políticos para ponerse de acuerdo en busca de un consenso que permita sacar a la isla de la crisis”.

Para Vélez no cabe duda que "hace falta un rediseño completo del modelo económico y de Gobierno de Puerto Rico y hay que buscar que el Gobierno federal ayude a viabilizarlo", dijo a Efe en verano del 2015.

Vélez explicóa WKAQ 580 que, contrario a lo que algunos piensan, él no tiene nada que ver con los bonistas y que pese a las críticas y amenazas que ha recibido a nivel personal, confía en que una junta de control fiscal es la opción correcta. “Vamos rumbo al precipicio si no se hace algo pronto”. Dijo directamente que no confía en que los políticos del País tengan la capacidad de poder llegar a un consenso y solucionar la crisis económica. Para el experto en finanzas, la politiquería y el querer llegar al poder y ganar elecciones ha sido el peor enemigo de Puerto Rico.

¿Con que van a gobernar si salen electos? Con un país quebrado, con un país sin gente.

“Vamos a poner el país primero, vamos a Washington a pedirle a esta junta que trabaje para el bienestar del país”, concretó.

Leer también:


Más contenido de tu interés