null: nullpx
Crisis económica

Puerto Rico activa moratoria al pago de la deuda

En un mensaje televisado el Gobernador explica que pone en vigor la ley que provocaría un impago parcial de la deuda, en vista de la inacción del Congreso de EE.UU de buscar alternativas a la crisis.
1 May 2016 – 5:43 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico. - El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, informó este domingo mediante un mensaje televisado la puesta en vigor de la recién aprobada Ley de Moratoria que implica un impago parcial de las obligaciones que vencen el 1 de mayo.

"Ayer firmé la orden ejecutiva que autoriza una moratoria temporera en el pago de la cantidad parcial de la deuda de 422 millones de dólares de las notas del Bango Gubernamental de Fomento, que debía pagarse hoy, 1 de mayo”, dijo.

Dichas obligaciones – garantizadas por la Constitución del Estado Libre Asociado (ELA)– ascienden a unos $422 millones. La semana pasada, García Padilla había anticipado el impago.

En su mensaje, afirmó que se trató de “una decisión muy difícil”, pero que se trata de una medida de emergencia ante la inacción del Congreso en trabajar sobre la crisis fiscal de la Isla que cuenta con una deuda de $70 mil millones. Con ello, garantiza la prestación de servicios básicos a la ciudadanía.

Actualmente el Comité de Recursos Naturales de la Cámara federal evalúaestablecer un Consejo de Asesoría Fiscal de Puerto Rico,que sería fiscalizado por el Congreso estadounidense.
Sus funciones incluirían auditar la deuda y las agencias, identificar medidas de ahorro y reestructurar ciertas áreas del Gobierno estatal. También podrían declarar nulas e invalidar las propias leyes de Puerto Rico, promulgar sus propias leyes y actuar con poderes cuasi-judiciales.

Con voz quebrada y solemne, el Ejecutivo sostuvo que esta es la peor crisis fiscal y humanitaria en la historia de Puerto Rico, pero que “estoy actuando conforme a nuestras leyes al emitir esta orden ejecutiva”.

“Hubiera preferido contar con marco legal (de protección como el acceso al capítulo 9 de la ley de Quiebras federal)’, expresó García Padilla a la vez que explicó que su gobierno opta por continuar con los servicios básicos en vez de responder a los acreedores. “Tus necesidades básicas van por encima de todo”, afirmó.

El Mandatario dijo que “la situación es tan difícil que a duras penas podemos proveer servicios que los estudiantes de educación especial necesitan desesperadamente” e indicó que los recursos económicos están tan comprometidos que lucha por pagar la gasolina de las patrullas de la Policía y los camiones de bomberos. “No hay dinero para pagar servicios y acreedores a la vez”, insistió.


"La crisis cada día se hace mas profunda", dijo y mencionó los esfuerzos que ha hecho su Gobierno para cabildear en Washington.

Sobre la propuesta de de la junta fiscalizadora, que se encuentra sobre la mesa en la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara, estableció que se opone firmeneta a una junta cuyas decisiones vayan por encima del Gobierno local. Dijo, que de aprobarse de esa manera - con poderes por encima del Ejecutivo isleño- se estaría ejerciendo pleno poder colonial y que ello agregaría una crisis política a la situación.

García Padilla apuntó luego al Congreso de Estados Unidos, al asegurar que “le daría la bienvenida a una junta de supervisión fiscal que asistiera al gobierno de Puerto Rico en el proceso de balancear su presupuesto y mejorar su disciplina fiscal, para que los errores que cometieron gobernadores del pasado no lo cometan otra vez gobernadores del futuro”.

“Pero” -dijo con energía- “nos oponemos firmemente a una junta de control fiscal con funcionarios federales cuyas decisiones prevalezcan sobre las de nuestro gobierno, decidiendo cómo se gasta nuestro dinero o a quién se le paga primero, o que tenga el poder de vetar, de enmendar o de derogar nuestras leyes a su antojo y sin ninguna responsabilidad de rendirte cuentas a ti”, precisó dirigiéndose a la audiencia.

"Hemos sido fieles ciudadanos americanos, compartimos valores de justicia y libertad", mencionó. Recordó que muchos puertorriqueños han derramado sangre en conflictos bélicos y que han servido en unidades segregadas, como el regimiento 65 Infantería, conocido como los Borinqueneers, grupo que sirvió en la Guerra de Corea y cuya gesta no fue reconocida sino hasta este año.

Dijo que de esa manera los puertorriqueños han demostrado sus valores, por lo que "es el turno de EEUU dedemostrar que el compromiso es mutuo".

Sostuvo que se continuarán las negociaciones con los acreedores en busca de acuerdos, pero que "el pueblo es prioridad".

Más:


Más contenido de tu interés