null: nullpx
Asesinatos

"No lo creemos": terapeuta que atendía al niño con autismo que murió ahogado en Kendall

Una de las terapeutas que trabajó con Alejandro Ripley, el niño con autismo cuya madre fue acusada de asesinarlo, dijo que ella lo llevaba a varias sesiones diarias en distintas partes de la ciudad, pero nunca estaba con él.
28 May 2020 – 02:22 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

La antigua terapista del centro en donde llevaban a Alejandro Ripley, el niño con autismo que murió ahogado cuando su madre lo tiró al agua, dijo que su madre nunca estaba con el durante sus tratamientos.

“Ella trataba de mantener a Alejandro todo el tiempo en terapias o bajo cuidados de un asistente de salud”, aseguró Alicia, una terapista que trabaja con niños autistas, en el mismo centro en donde iba el menor.

Según dice esta empleada, Patricia Ripley, acusada de asesinar a su hijo, no dejaba que le regresaran a su casa, antes del tiempo establecido.


Las terapeutas afirman que Alejandro, quien tenía 9 años de edad, asistía a un centro especializado para recibir 3 horas de terapia y luego a otro, durante 4 horas.

“A veces él estaba incomodo, o las horas eran muchas para él”, comentó Alicia.

Todos los empleados de ese centro de ayuda para niños autistas, están sorprendidos con lo que ocurrió con Alejandro.

Terapeutas que atendieron a Alejandro están sorprendidos

Según dijeron, Patricia Ripley era una mujer normal como cualquiera y su hijo la entendía y la respetaba, por lo que no comprender por qué su madre atentó contra su vida.

“No lo creemos, es algo que no se cree”, dijo sorprendida la mujer. “Ella era una persona que estudiaba psicología”.


Alejandro Ripley asistió varios años al mismo lugar para recibir sus sesiones y tratamientos, pero el pasado mes de diciembre su madre dejó de llevarlo.

“Nunca vi a la madre, yo preguntaba por ella, porque yo como madre sí estaba ahí y me decían que estaba de viaje en República Dominicana”, dijo Dougeli Wagner, madre de un niño con autismo que va al mismo centro al que llevaban a Alejandro.

El cuidador del niño, había comentado que su madre no le gustaba que le exigieran una hora de llegada y por eso no fue más al lugar.


Una psicóloga explicó que la cuarentena ha cambiado la rutina de las familias y quizás nadie se dio cuenta que Patria Ripley estaba “deseperada con el niño ahí”.

Raquel Regalado, madre de dos niños con autismo dijo que para los padres es difícil “bregar con ellos, pero hay recursos y personas que te pueden ayudar”.

A Ripley, de 45 años, no le concedieron el beneficio de libertad bajo fianza porque enfrenta el cargo de asesinato en primer grado. También la acusan de intento de asesinato premeditado.


Detalles clave para entender el caso de Patricia Ripley, la mujer acusada de matar a su hijo autista

Loading
Cargando galería


¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés