null: nullpx
Abuso Infantil

Muertes que pudieron ser evitadas: Investigación de Univision 34 sobre las fallas del sistema de protección contra abuso infantil gana premio de periodismo

Según el estado de California, el Departamento de Servicios para Niños y Familias no ha garantizado adecuadamente la salud y la seguridad de quienes han sufrido abuso infantil. Además, destaca que los menores vivieron en situaciones inseguras durante meses antes de sus muertes.
21 Jul 2020 – 06:26 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

LOS ÁNGELES, California.- Un informe publicado por el estado de California indicó que el Departamento de Servicios para Niños y Familias, DCFS por sus siglas en inglés, del Condado de Los Ángeles no ha garantizado adecuadamente la salud y la seguridad de todos los menores bajo su cuidado y en algunos casos de abuso infantil, los niños murieron por falta de protección de la entidad.

Los casos de Noah Cuatro, Gabriel Fernández, Victorya Sandoval y Anthony Ávalos estremecieron a EEUU. Ellos murieron tras ser torturados y abusados por quienes debía cuidarlos y son solo una muestra de los graves errores que cometió el Departamento de Servicios Familiares y Protección Infantil, agencia que debía protegerlos.

Oswaldo Borraez, reportero de Univision 34 Los Ángeles, trabajó por cinco meses recolectando información e indagando con las partes involucradas para encontrar respuestas sobre las tragedias que vivieron niños inocentes en manos de sus padres. Sus historias salieron a la luz, cuando los menores ya no pudieron ser salvados. Sin embargo, la investigación busca hacer justicia por los pequeños que ya no están y alertar sobre el riesgo de otros miles que ahora pueden estar viviendo en terror dentro de sus casas.

Familiares de los niños, trabajadores sociales, fiscales, psicologos y hasta un juez fueron entrevistados durante la investigación para presentar los diferentes puntos de vista sobre los casos de abuso infantil y las consecuencias para los pequeños y todos coincidieron en que el sistema le falló a los menores.

Según el documento de la auditora estatal Elaine Howle, publicado en 2019, el DCFS ha desatendido a algunos niños en situaciones inseguras y abusivas durante meses.

Howle envió una carta al Gobernador Newson y a los líderes legislativos de California en la que detalla que de los casos de niños en riesgo entre 2017 -2018, DCFS completó aproximadamente tres cuartos y falló en completar entre el 8-10% en cada tipo de evaluación.

"Nuestra evaluación concluye que el departamento arriesga innecesariamente la salud y la seguridad de los niños bajo su cuidado porque no completa de manera sistemática las investigaciones de abuso y negligencia infantil, ni las evaluaciones de seguridad y riesgo relacionadas, a tiempo o con precisión", dijo Howle en una declaración.


El asambleísta Tom Lackey, R-Palmdale, fue uno de los legisladores que solicitó la auditoría después del asesinato por tortura de Gabriel Fernández, un niño de 8 años de Lancaster en 2013. Ya que pese a los múltiples informes de abuso, contra el menor el Departamento de Servicios para Niños y Familias no sacó a Gabriel del hogar donde vivía con su madre y el novio de ella, quienes en última instancia fueron condenados por su asesinato.

Cargando Video...
Muertes de niños que pudieron ser evitadas: revelan fallas del sistema de protección infantil de Los Ángeles

Entre los hallazgos de la auditoría destacan:

  • DCFS recibió más de 167,000 denuncias de abuso y negligencia en año fiscal 2017-18.
  • El Departamento no establece fechas límite específicas para entrega de los informes por casos y tiene revisiones limitadas de garantía de calidad.
  • El departamento no ha completado sistemáticamente las investigaciones de abuso y negligencia infantil a tiempo, ni con precisión.
  • Los trabajadores sociales no siempre identificaron las amenazas de seguridad en los hogares.
  • Algunos trabajadores sociales incluso prepararon evaluaciones sin siquiera visitar el hogar del niño abusado.
  • La agencia carece de una claro proceso para implementar recomendaciones que surgen de las investigaciones de muerte infantil.

El informe recomendó establecer marcos de tiempo específicos para completar investigaciones, verificaciones de antecedentes e inspecciones de viviendas y crear varios mecanismos de seguimiento para monitorear el trabajo.
Así mismo, otras sugerencias incluyen mejorar la calidad de supervisión, a través de la reducción del número de trabajadores sociales asignado a cada supervisor a seis para mayo de 2020.

Te puede Interesar:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés