Crímenes

El terrible caso de Kimberly López Chávez: su mamá la mató y su papá junto con su abuela ocultaron el crimen

María De Jesús López, de 45 años, insistió en que los padres de su nieta debían ocultar el crimen y les dio su carro y también dinero suficiente para que viajaran a Tijuana y desaparecieran los restos de la bebé de 3 años.
19 Mar 2019 – 2:12 PM EDT

María De Jesús López, de 45 años de edad, confesó que ayudó a su hija a destruir y ocultar evidencia del asesinato de su propia nieta de 3 años por al menos un año y medio.

Advertimos que el testimonio que leerá a continuación puede herir su sensibilidad. Recomendamos prudencia.

Kimberly López de tres años de edad, fue reportada como desaparecida en septiembre de 2016 por la trabajadora social del Departamento de Niños y Servicios de Familia asignada a su caso, quien reportó no tener pruebas del estado de la niña desde marzo de 2015.

Para el momento en que se iniciaron las investigaciones, la niña ya tenía seis meses perdida y sus padres alegaron que estaba viva la última vez que la vieron. Sin embargo, para los detectives las versiones que ofrecían los padres carecían de evidencia y los previos reportes sobre el abuso de la madre alertaban sobre otra posible hipótesis.

Los padres de la niña, Mayra Alejandra Chávez, de 28 años, y Omar Misael López, de 34 años, fueron detenidos en octubre de 2016 por orden de un juez quien rechazó sus solicitudes al no informar sobre el paradero de su hija. Entre tanto, las investigaciones continuaron su curso y en diciembre de 2018, de acuerdo con un comunicado de prensa del fiscal de Distrito del Condado de Ventura, se dio a conocer el testimonio del padre de la menor, describiendo detalladamente el crimen.

El pasado jueves 14 de marzo la abuela de la nena, María De Jesús López, de 45 años de edad, también ofreció su confesión confirmando la previa declaración del padre el año pasado. Según De Jesús López, luego de la muerte de su nieta en 2015, insistió en que ambos padres debían ocultar el crimen, por lo que les dio su carro y también dinero suficiente para que la pareja viajara a Tijuana, México, y desaparecieran los restos de la bebé.

¿Qué pasó con Kimberly el día que murió?


De acuerdo con el testimonio de Omar Misael López, padre de Kimberly, en un episodio de violencia, Chávez arremetió contra la pequeña porque esta ensució el pañal. El hombre contó a las autoridades que la mujer agarró a la niña por las piernas, haciéndole caer y golpear su cabeza, generando traumas y convulsiones. Además, confesaron que no buscaron ayuda médica para su hija, según el sumario en la Corte Superior de Ventura.



Una desaparición forzada

Trascendió que Mayra Alejandra Chávez y Omar Misael López, viajaron y rentaron una vivienda en Tijuana, México, el 22 de junio de 2015 y fue allí donde inicialmente enterraron los restos de la niña.

Semanas más tarde, la pareja volvió a Oxnard, en California. Sin embargo, de acuerdo con un reporte del LA Times, retornaron a Tijuana con el fin de destruir cualquier evidencia o restos de la niña. Esta vez, De Jesús López, los acompañó y ayudó a exhumar el cadáver, así como a disolver los restos en un contenedor con cloro y agua, para finalmente vertirlos en el desagüe de la casa rentada.

Mayra Alejandra Chávez había perdido la custodia de la niña varias veces debido a sus problemas con drogas, de acuerdo con un reporte de la autoridades. La menor estuvo bajo los cuidados de una familia durante nueve meses. Sin embargo, la niña volvió con su madre, luego de que esta completó su tratamiento por drogas y tomó clases parentales.

Pese a recuperar a su pequeña, Chavéz retomó la violencia en contra de la menor y nuevamente la custodia le fue negada. Eventualmente, la mujer logró permiso para tener a su hija bajo visitas supervisadas del Departamento de Niños y Servicios de Familia y fue durante este período cuando Chávez la mató.

El hombre ofreció su detallado testimonio contra la madre con el fin de reducir su sentencia a 14 años en prisión, mientras que Chávez podría purgar una pena de 47 años a cadena perpetua.

María de Jesús López, la abuela, será sentenciada el próximo 23 de abril y de acuerdo con la oficina del fiscal del Condado de Ventura podría afrontar 180 días de cárcel y tres años de libertad condicional. En estos momentos, De Jesús está tras las rejas con una fianza de $200,000 dólares.



"Solo quiero respuestas": padre de la niña que fue hallada dentro de una maleta (fotos)

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés