null: nullpx
Coronavirus

Expertos de salud están divididos por la decisión de reapertura del gobernador de Texas

Los analistas apoyan el plan dividido en fases para la reactivación, pero algunos consideran que aún es pronto dado el contexto de la pandemia del coronavirus.
1 May 2020 – 08:18 PM EDT

Horas antes de que Texas comenzara su proceso de reapertura económica en medio de la pandemia del coronavirus, los expertos de salud no tienen un consenso sobre la decisión del gobernador Greg Abbott.

Si bien los analistas reconocen que el plan de Abbott, dividido en tres fases, es prudente, varios tienen reservas sobre si el 1 de mayo es la fecha propicia para iniciarlo.

La principal preocupación recae en las medidas que el gobierno texano está dispuesto a tomar en caso de que un nuevo brote de COVID-19 aparezca en el estado.

Texas registró su mayor aumento en el porcentaje de casos registrados en más de dos semanas este jueves.

“Hemos conseguido una cierta estabilidad en el número de casos. No hemos excedido la capacidad de los hospitales. [El gobernador Abbott] quiere reactivar la economía, pero ha tomado precauciones [al hacerlo en fases]”, consideró Luis Ostrosky-Zeichner, profesor de enfermedades infecciosas y epidemiología en la Universidad de Texas, en entrevista con el Texas Tribune.

El gobernador Abbott indicó el lunes que los restaurantes, centros comerciales y salas de cine podrán reabrir a partir del viernes 1 de mayo a un 25% de su capacidad, aun cuando algunos de los propietarios han anunciado que no lo harán.

De reaparecer un nuevo brote de contagio, Abbott dijo que las reaperturas se postergarán al 18 de mayo, según afirmó a KPRC, la afiliada local en Houston de la cadena NBC.

Diana Cervantes, directora del programa de epidemiología de la Universidad del Norte de Texas, comentó el lunes que el anuncio de reapertura es demasiado apresurado, y que no ha dado a los negocios el tiempo suficiente para prepararse. “Eso es preocupante”, aseguró.

“Demasiado pronto”

Los especialistas de salud locales han dicho que aún es muy pronto para considerar que Texas está listo para la reapertura económica y para relajar las recomendaciones de mantener la distancia social. La reactivación está prevista para iniciar 10 días antes de las recomendaciones médicas, de acuerdo con un reportaje del Houston Chronicle.

“Es demasiado pronto para nosotros”, afirmó Mark Escott, funcionario de salud del ayuntamiento de Austin, en una reunión del concejo del ayuntamiento transmitida en línea el pasado martes. “Aún estamos midiendo las rutas de contagio, trabajando con las poblaciones más vulnerables. Este no es el momento de encender de nuevo el switch”.

El concejal Gregorio Casar, de la capital texana, advirtió en un post de Facebook de los peligros de la reapertura y aseguró que existe el riesgo de que la decisión cause aún más enfermos. Dijo también que las autoridades de Austin están preparadas para tomar decisiones de aumentar los casos en la ciudad, aun cuando el gobernador ha dicho que su orden sobrepasa las competencias de los funcionarios locales.

“Decisiones prudentes”

Texas ha sumado hasta ahora más de 27,000 casos de COVID-19 en todo el estado y al menos han fallecido 772 personas. Los expertos también han señalado que el estado ocupa el sitio 48 entre 50 estados en cuanto al número de pruebas por cada 100,000 habitantes y han advertido que el estado aún no ha alcanzado la cima en la cifra de contagios.

En Houston, donde la jueza Lina Hidalgo ha enfrentado numerosas críticas de líderes republicanos por la orden para que los residentes usen tapabocas obligatorio, el alcalde Sylvester Turner ha insistido en que se debe aumentar el número de pruebas entre la población antes de asegurarse de que los negocios pueden operar sin que suponga un riesgo.

En el condado de Dallas, que con 10 muertos registró el mayor número de fallecimientos por coronavirus el pasado martes, las autoridades locales han mostrado su preocupación sobre el plan de reapertura.

“Hay tendencias que nos han preocupado incluso antes de la orden del gobernador”, comentó Philip Huang, director de Salud del condado. “Es muy importante que los habitantes de Dallas continúen manteniendo la distancia social y tomen decisiones prudentes”.

Restaurantes de Texas reabren este viernes, esto es lo que deben saber los clientes

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés