null: nullpx
Elecciones en EEUU 2020 Dallas

"No parecía que habría salida": un congresista texano relata la incertidumbre en el Capitolio

Colin Allred, representante demócrata del distrito 23 de Texas (Dallas), envió un mensaje a su esposa embarazada antes de defender el Capitolio de los simpatizantes de Trump que irrumpieron con violencia.
8 Ene 2021 – 02:51 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Colin Allred, congresista por el distrito 23 de Texas, en el condado de Dallas, se despidió de su esposa embarazada y su hijo de un año antes de ir al Capitolio para participar en la certificación del presidente electo Joe Biden y la vicepresidente electa Kamala Harris con la certeza de que sería un día difícil. “Les dije adiós sabiendo que sería un día difícil, que habría incidentes”, dijo.

Allred, un exjugador de la NFL de 1.85 metros, enviaría horas después otro mensaje a su familia. Solo para decirle a su esposa “te quiero”. Y después se dirigió a las puertas del edificio que representa a los congresistas de Estados Unidos para ayudar a mantenerlas cerradas ante el asalto de los manifestantes que finalmente obligaron a los congresistas a refugiarse en sus oficinas y a la capital del país a imponer un toque de queda.

Una turba de simpatizantes de Donald Trump irrumpió en el edificio para exigir que se parara el proceso, convencidos de un supuesto “fraude” del que no se ha presentado prueba alguna, supuestamente ocurrido en una elección que Biden ganó por una diferencia de más de siete millones de votos (un 6%) y que Trump no ha podido probar tras múltiples demandas.

“No parecía que tendríamos salida”, afirmó Allred al Texas Tribune. Pasó más de una hora antes de que enviase un mensaje a través de su perfil de Twitter. “He sido evacuado de la tribuna y estoy a salvo”, escribió.

Allred no era el único congresista que temía una jornada difícil. De los 36 miembros de la delegación de Texas en la Cámara de Representantes, 25 son republicanos y 17 son demócratas. Donald Trump había organizado poco antes de la sesión un mitin de simpatizantes en el que les pidió que “marcharan por Pennsylvania Avenue” y en el que su abogado Rudolph Giuliani dijo que debería de resolverse por un “juicio de combate”.

Minutos después, la misma tribuna que Allred intentó defender era ocupada por simpatizantes de Donald Trump que portaban banderas confederadas y con su nombre, y vandalizada entre gritos que llamaban a una “revolución”. Lo hicieron minutos después de que el senador Ted Cruz, también texano, defendió que se objetara el resultado pese a que la diferencia entre Biden y Trump es de más de siete millones de votos, un 6%, y no ha prosperado una sola de las demandas que se han presentado para defender tal afirmación.

“Me quité el saco, la corbata, estaba preparado a enfrentar lo que sea que saliera de esas puertas” relató. Allred, quien representa al distrito 23 desde 2018, describió la escena como “apocalíptica” a la policía del Capitolio.

“Que hayamos huido como lo hicimos, no saber si estábamos seguros en esos momentos, y ver cómo algunos tomaban reliquias y símbolos de nuestra democracia para evitar que los manifestantes violentos los destruyeran… es algo que uno no espera ver en Estados Unidos”.

Pasaron casi seis horas antes de que las autoridades recuperaran el control del edificio. Al volver, la sesión continuó de forma extraordinaria hasta casi las cuatro de la mañana, hora del Este de Estados Unidos. Allred volvió a su sitio y estuvo a punto de agarrarse a golpes con el congresista Andy Harris, de Maryland, en medio del alegato de una de las objeciones que se debatieron en la maratónica sesión que duró casi 12 horas. Una decena de congresistas y asesores ayudaron a separarlos. El asalto había terminado, pero la tensión seguía ahí.

También te puede interesar

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés