null: nullpx
Guía Gastronómica

¿De qué hablaron Bourdain y Obama cuando cenaron juntos en Hanoi?

Hace unos meses el presidente y el anfitrión del programa de televisión 'Parts Unknown' se reunieron para cenar comida tradicional vietnamita en un pequeño restaurante de Hanoi. Alrededor de un plato de sopa, Obama y Bourdain hablaron de viajes, de tolerancia y hasta de si se vale o no ponerle ketchup a los hot dogs.
22 Sep 2016 – 11:24 AM EDT

La octava temporada de la serie 'Parts Unknown', trasmitida por CNN, saldrá al aire el próximo 25 de septiembre. En el primer capítulo su anfitrión, el cocinero y trotamundos Anthony Bourdain, recorre la capital de Vietnam en motocicleta, muestra el ajetreo de sus calles y mercados y comparte los sabores de la peculiar cocina local con su invitado especial, Barack Obama.

"No hay mejor lugar para entretener al líder del mundo libre que un clásico y 'funky' lugar de noodles como los que encuentras alrededor de todo Hanoi, dónde la cena y una cerveza cuestan alrededor de 6 dólares, supongo que el presidente no tiene muchas cenas de Estado como ésta", dice Bourdain, con su conocido tono irónico, previo a su encuentro con el presidente, en una escena que se grabó en mayo durante la visita diplomática del mandatario a Vietman.


Sentados sin formalidades, en bancos de plástico y con cerveza en mano, Obama y Bourdain dedicaron parte de su conversación a intercambiar opiniones sobre si es aceptable comer hot dogs con ketchup —el presidente opina que, después de los 8 años, es mejor que no—; sobre la cocina callejera del sureste de Asia, de la que comparten "gustos y sentimentalismo", explica Bourdain en un video que la producción del programa proporcionó a Univisión Trends.

Para Obama, probar ese plato de Bun Cha —una sopa preparada con un trozo de pork belly asado, un caldo, fideos de arroz y chiles— le recordó a una de las comidas más memorables de su vida: en un lugar a la mitad del camino entre Yakarta y Bandung (en Indonesia), frente a los cultivos de té, donde se sirve pescado con arroz: "era la comida más simple posible pero no hay nada que sepa mejor", contó a Bourdain.

Antes de despedirse, Bourdain y Obama conversaron sobre la importancia de los viajes, de conocer otras culturas, y de probar otras comidas como una forma de fomentar la tolerancia, "sobre todo ahora que en el país (Estados Unidos) se habla de construir un muro".

"Todo va a estar bien, Tony", le respondió Obama a su anfitrión cuando éste le preguntó si como padre de una niña si debería estar preocupado por el futuro.

Lea también:

Publicidad