Sexo

El secreto milenario de los "Yoni"

Sensibiliza tu vagina para alcanzar tu mayor potencial orgásmico en encuentros sexuales.
24 Mar 2016 – 10:27 AM EDT

La práctica de los huevos vaginales te permite fortalecer el piso pélvico para tener una vida sexual satisfactoria y sensibilizar la vagina para optimizar la respuesta orgásmica.

Debido a diferentes actividades y sucesos, la mujer pierde sostén en el suelo pélvico después de un embarazo o parto, por ciertos deportes como saltos y fenómenos biológicos como la menopausia.

Estos huevos se conocen como “Yoni”, una palabra en sánscrito que significa “lugar sagrado”, en alusión a la vagina.

Con el uso del huevo vaginal se despiertan puntos sensitivos, lo que permite la multiplicación de orgasmos durante la relación sexual.

Prácticas ancestrales y curativas

Sobre los huevos vaginales, Mantak Chia y Maneewan Chia, autores del libro Amor curativo a través del Tao , plantean técnicas taoístas para aumentar la energía sexual femenina” y dicen que éstos atraen y concentran “la esencia de la mujer”.

Esta práctica ancestral holística surgida en la élite China se recomienda como tratamiento alternativo para los dolores menstruales. El tratamiento completo tiene un duración de nueve meses: tres semanas de uso por una de descanso al mes, que es cuando se presenta la regla y es mejor dejar la vagina relajada.

Esta práctica se mantuvo en secreto en el Palacio Real en China, exclusiva para la reina y sus concubinos. Sin embargo, desde tiempos remotos se ha utilizado para mejorar la salud física y espiritual. Incluso, el uso de huevos vaginales durante la práctica de yoga y meditación se considera un complemento ideal, aunque se recomienda alternar los días en los que se practica yoga con y sin el huevo.

La costumbre taoísta del huevo vaginal da frutos en el balance de las energías femenina y masculina de los cuerpos. Cuando una persona inicia con esta técnica, gradualmente se restaura su parte sexual y la generación de su energía creativa, por lo que entonces se puede experimentar lo que los taoístas llaman “más allá del orgasmo”, que brinda una sensación de tranquilidad cósmica.

Para las mujeres que terminaron su embarazo, el uso del huevo es muy recomendable para su recuperación, ya que hace que el piso pélvico se fortalezca. Además de incrementar la energía y apetito sexual, controla la incontinencia urinaria e incrementa la lubricación.

Estrénate en los huevos vaginales

Antes de utilizar el huevo debes enjuagarlo muy bien y calentarlo con agua hirviendo durante 15 minutos; después de eso vierte un poco de agua templada sobre el huevo y tócalo cuando se haya enfriado.

El huevo se mete de manera lenta y delicada. Una vez que se introduce, hay que intercalar contracciones y relajaciones, de forma consecutiva.

En cuanto al tamaño de cada huevo, se recomienda elegirlo de acuerdo con el tamaño de tu vagina. Y respecto al material, cada piedra tiene sus propiedades, depende de lo que quieras trabajar y lograr la piedra que elegirás para el huevo. Los más comunes son los de obsidiana y jade:

Huevo de obsidiana

La obsidiana, al ser un cristal mineralizado cuando se mete en la vagina, que es una superficie fría, se condensa.

Con respecto a la selección del huevo obsidiana, Mantak Chia señala: “Buscamos y experimentamos con diferentes materiales y encontramos que los huevos hechos con la roca volcánica llamada obsidiana contiene las propiedades que estamos buscando: el poder yang de un volcán que se origina del poder yin del centro de la tierra”.

Huevo de jade

Para las mujeres con libido disminuida, el huevo de jade es recomendable porque al incrementar el flujo de sangre en las paredes vaginales mejora la respuesta sexual y produce mayor excitación. Esta piedra actúa como un armonizador energético, que activa la función renal. Tiene un efecto calmante que fomenta la fertilidad.

Huevo de Cuarzo Rosa

El cuarzo rosa es una piedra que refuerza los lazos de amor y amistad y repara los posibles desengaños ayudando a que sanen las heridas que un corazón defraudado haya podido experimentar. Esta es la piedra del perdón y la comprensión. Esta piedra es un mineral de gran dureza que debe limpiarse con agua y con sal.

Publicidad