Papás y Mamás

¿Tengo depresión posparto?

Conoce los síntomas, sentimientos y riesgos de una condición que afecta a unas 600.000 mujeres en EEUU cada año y muchas de la cuales sufren en soledad.
2 Ago 2016 – 5:02 PM EDT

Es muy difícil imaginar el experimentar una emoción que no sea la más pura alegría con la llegada de un hijo, esa la es la expectativa que tenemos las mujeres cuando nos enteramos que tendremos un hijo en nuestros brazos, pero no siempre es así. La realidad es que la llegada de un hijo también viene acompañada de ansiedad, cambios hormonales fuertísimos, falta de sueño y cambios en la rutina. Es muy común experimentar crisis de llanto sin motivo aparente, irritabilidad y cansancio; pero en la mayoría de los casos estos síntomas desaparecen por sí sólos a los pocos días, esto es llamado baby blues.

Cuando los síntomas son graves y no desaparecen es posible que exista depresión posparto, es un desorden psicológico real pero tratable, el problema es que a veces nos puede costar reconocer los síntomas o admitir que los tenemos por culpa, ya que existe una expectativa de ver madres felices con sus hijos.

¿Qué tan común es?
Lamentablemente, es mucho más común de lo que quisiéramos admitir, en un estudio a gran escala realizado por un investigador de Northwestern Medicine en el que se estudió a 10,000 mujeres que habían parido en un sólo hospital, se descubrió que el 14% presentaban episodios de depresión mayor.

Se estima que 1 de cada 7 mujeres sufre este desorden de acuerdo con la CDC. Sin embargo, esta estadística solo toma en cuenta los casos reportados por las propias madres, si se cuentan todo los casos que no llegan a reportarse, la estadística podría ser más alta.

¿Cómo se siente la depresión posparto?
Aunque los síntomas pueden variar, aquí hay una lista de los síntomas más comunes y la forma en que muchas madres los experimentan:

  • Miedo y ansiedad: Muchas madres experimentan la sensación de que algo terrible va a suceder en cualquier momento, pueden entender que son emociones sin una base racional, pero no pueden evitar la sensación de pavor y el pesimismo.
  • Síntomas físicos: Desde la pérdida de apetito o los atracones de comida hasta no trastornos en el sueño (dormir demasiado o no poder conciliar el sueño). Muchas madres incluso experimentan dolor físico y náuseas continuas.
  • No sentir una conexión con el bebé: Nada puede ser más frustrante que el desear amar a tu bebé pero sólo poder sentir resentimiento, muchas madres expresan el querer regresar las cosas a como estaban antes, o desearían ser las tías de sus hijos y sólo ayudar a cuidarlos.
  • Incapacidad para pensar y tomar decisiones: Ya sea una inundación de pensamientos, o la incapacidad para concentrarse, pero muchas madres se paralizan y pierden su capacidad para actuar de forma independiente. Una razón para muchas es que se sienten inadecuadas y malas madres, la culpa las consume.
  • Deseos de lastimarse a sí mismas o a su bebé: Es uno de los síntomas más graves, muchas mujeres fantasean con el suicidio o con matar a su bebé para regresar las cosas a su equilibrio anterior. Estos extremos suceden en especial cuando se niegan o ignoran los síntomas previos.

¿Cuáles son los factores de riesgo?
Según el Mayo Clinic, existen algunos factores que pueden volver a una persona más propensa a sufrir de depresión postparto, desde genéticos a ambientales:

  • Haber sufrido previamente de algún episodio depresivo
  • Sufrir de trastorno bipolar
  • Predisposición familiar (familiares que hayan sufrido de trastornos de ansiedad y el estado de ánimo)
  • Haber sufrido de un evento causante de estrés durante el embarazo (muerte de algún familiar, divorcio, situación financiera precaria, etc.)
  • El bebé nace con una enfermedad o necesidades especiales.
  • Falta de apoyos para el cuidado del bebé.

¿Qué puedo hacer si creo que sufro de depresión posparto o creo que mi pareja o algún familiar la sufre?
Lo primordial es buscar ayuda profesional, si bien es un desorden grave, es tratable si se le da la atención adecuada. En caso de estar en un punto muy grave de desesperación hay que llamar a una línea de primeros auxilios psicológicos. Aquí algunas ligas para buscar ayuda:

(888) 773-7090 (9 a.m. - 9 p.m. horario del pacífico)

Habla con madres que han salido adelante.

(800) 944-4PPD or (800) 944-4773

(9 a.m. - 3 p.m. horario del pacífico)

American Foundation for Suicide Prevention

1-888-333-2377 www.afsp.org

National Women’s Health Center

Online PPD Support Group

El horrible fantasma de la depresión posparto

Loading
Cargando galería