Papás y Mamás

Técnicas que ayudarán a tu hijo a estudiar este verano

Así estén de viaje o de vacaciones, los hijos pueden ser aprendiendo fuera de las aulas.
23 Jun 2016 – 11:57 AM EDT

Ha finalizado un largo y duro curso escolar en el que los madrugones, las tareas escolares y los exámenes han formado parte de la rutina diaria de nuestros hijos y de la nuestra también. Con la llegada de las vacaciones de verano ahora lo que más desean los niños es desconectar de la escuela, descansar y pasarlo bien con la familia y los amigos; sin embargo, durante estos meses estivales no todos van a poder aparcar totalmente los estudios, especialmente aquellos niños que suspendieron una o varias materias al finalizar el curso.

Si este es el caso de tu hijo, no te desesperes. En el presente artículo voy a compartir contigo una serie de técnicas de estudio que ayudarán a tu niño a estudiar de una forma exitosa sus materias pendientes.

Es importante que antes de empezar a estudiar se organice de forma que pueda disponer de tiempo para divertirse y tiempo para dedicarse a la preparación de sus asignaturas (una o dos horas al día dependiendo del número de materias pendientes). Para ello te recomiendo que ayudes a tu hijo a elaborar un horario de trabajo en el que reserven también tiempo para los descansos y los ratitos de juego. Los fines de semana dedíquenlos por completo a actividades no escolares. Esto le ayudará a sentirse motivado y por ende a afrontar con menos apatía la preparación de sus estudios y a rendir más y mejor.


A continuación te presento unas técnicas de estudio muy útiles:

Primera lectura. Se trata de una lectura general para saber de qué trata el tema.

Segunda lectura. Aquí tu hijo ha de esmerarse en comprender todo lo que dice el texto. No podrá aprender bien algo que no entienda, así que si conforme lee le van surgiendo dudas, es recomendable que las anote para poder hacer sus consultas. En mi artículo “Los mejores recursos educativos digitales para reforzar los estudios de tu hijo” puedes encontrar material muy útil.

Recuerda a tu niño que utilice el diccionario para conocer el significado de aquellas palabras que no comprenda.

Tercera lectura con subrayado. Se ha de realizar durante la tercera lectura que es cuando ya se sabe de qué trata el tema y se tiene claro cuáles son las ideas principales. Consiste en resaltar con marcadores de colores aquellas ideas más importantes del texto de manera que con un simple vistazo sea fácil recordarlas. El subrayado estará correcto si al leerlo transmite la información más importante del texto que hay que aprender.

Mapa mental. Es una representación gráfica sencilla en la que se organiza la información más importante del tema (las ideas principales subrayadas) de forma jerarquizada de manera que a primera vista es fácil comprender las relaciones entre ideas. El esquema (mapa mental) facilita el estudio y ahorra tiempo a la hora de repasar lo aprendido.

En este vídeo de “Academia Play” explican cómo hacer un mapa mental:


Resumen. Es el texto reducido en el que se concentra la información más importante que hay que aprender del tema. Se redacta a partir del mapa mental que es donde aparecen las ideas principales del texto subrayadas anteriormente, pero utilizando vocabulario propio.

En este vídeo de “Practicopedia” explican cómo hacer un resumen de una forma muy sencilla.



Es aconsejable que primero se memorice el esquema (mapa mental) porque a partir de ahí se conseguirá desarrollar más fácilmente las ideas sin que se olvide ninguna puesto que el mapa ofrece una visión mental de la organización de toda la información relevante.

Para memorizar mejor un tema puede ser útil escribir en una libreta o pizarra lo que se ha estudiado o decir el tema en voz alta.

Llevar a la práctica una serie de reglas mnemotécnicas también ayudarán a fijar los conocimientos en la memoria. En este vídeo de “Universia” explican algunas muy útiles:


Repaso. Una vez que el tema se ha comprendido, estudiado y memorizado, es hora de hacer un repaso para comprobar que se ha fijado toda la información en la mente de una manera exitosa. Para ello se puede recurrir a estas técnicas:

  • Elaboración una batería de preguntas para contestar.
  • Realización de los ejercicios del tema que aparecen en el libro de texto.
  • Grabación de la exposición oral del tema.
  • Explicación del tema a alguien que tenga delante el texto.
  • Juego de trivias sobre el tema.

Es importante ser constante con el repaso de los contenidos con el fin de no olvidarlos.
Espero que estas técnicas de estudio ayuden a tu hijo a aprender mejor y a superar con éxito sus exámenes tras la vuelta de las vacaciones. Si tú conoces otras te animo a que las compartas con nosotros.

¡Feliz verano!


Just Add Water: juegos y juguetes para darle la bienvenida al verano

Loading
Cargando galería
Publicidad