Papás y Mamás

Nacidos después del 9/11: cómo explicarle a tus hijos qué pasó ese día sin crearles angustia o miedo

El 9/11 es una tragedia que forma parte de la historia moderna y de sus estudios. Para ellos, es un tema muy duro de digerir y para nosotros uno muy difícil de explicar.
9 Sep 2016 – 6:39 PM EDT

Explicarle a los hijos que nacieron después del 9/11 qué fue lo que pasó ese día tan oscuro para la humanidad puede ser todo un desafío. Mientras es cierto que queremos que sepan lo más posible sobre la historia reciente no queremos crearle angustias o miedos que le generen ansiedad o que los haga sentir inseguros. Queremos transmitirles la importancia del hecho sin infundirles miedo. y esto puede ser complicado.

El Centro de Estudios Infantiles de NYU explica cómo empezar la conversación haciendo referencia a la personalidad de cada hijo. Es decir, cada padre conoce mejor que nadie a nuestros hijos y sabemos cuándo están listos para esta conversación. Hay niños menos sensibles y otros más sensibles, unos más curiosos y otros menos. Se debe tomar en cuenta todas estas características para abordar el tema de la mejor manera posible. Vale la pena escuchar a los niños primero. ¿Qué quieren saber?


La psicóloga y educadora Ana Cristina González, radicada en Miami, recomienda, por su parte, no esconderse del tema. “Mas que nada es cómo lo presentan los padres. Si ellos están ansiosos eso es lo que van a transmitir”, explica.

Si el tema en sí es un poco emocional para los padres, podrían empezar por decirle a los chicos justamente eso, “es posible que mamá se ponga un poco triste hablando de este tema” o algo similar. Es importante que los padres enfaticen los hechos, comenta González, más que emociones. “Se puede explicar qué es un terrorista y conversar sobre las distintas historias y eventos que sucedieron ese día sin dejar de enfatizar que fue un momento en donde a pesar de todo, la caridad y la bondad salió a flote”, declara González.

También recomienda tener en cuenta la edad del niño cuando se piensa en qué hechos se van a discutir. Aunque no se debería esconder información, no todos los niños pueden procesar toda la información de la misma manera. Bajo ningún precepto se debería asociar el evento a una religión o raza, ya que se quiere evitar la intolerancia. Es importante mantener puntos de vista políticos fuera de esta conversación y siempre utilizar los términos indicados.

Según declara González, el conversar sobre este evento es una buena oportunidad para enfatizar tres puntos importantes:

· La necesidad de tolerancia en el mundo
· Con la violencia no se soluciona nada
· S iempre hay esperanza.


Por otro lado, la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente recomienda que al hablar con niños sobre terrorismo se recuerde que los niños tienden a personalizar las situaciones. Es decir, muchas veces los niños toman eventos y se sitúan en ellos, asociando a familiares o eventos con lo sucedido. Esto puede ser una fuente de ansiedad terrible por lo que es importante contestar todas las preguntas que los niños puedan tener. Así mismo, es importante buscar formas en que los niños puedan expresar sus pensamientos y sentimientos, ya sea hablando, pintando, escribiendo o jugando.

Los especialistas coinciden en que no todos los niños están preparados para hablar del tema, ni todos los niños podrán hacerlo de la misma forma. Es por ello que es imprescindible encontrar la forma adecuada para explicar conceptos complicados como terrorismo, ataque y guerra.

“La edad va a determinar el nivel de detalle y profundidad en el que se va a entrar, hay que conocer quién es tu público y cambiar y/o modificar lo que vas a decir acorde a eso”, recomienda González en este caso. Puntualiza que es importante ser honesto, sin transmitir las ansiedades que los padres sintieron ese día.

Con los niños más pequeños se puede comenzar por los hechos y contestar preguntas a medida que vayan dándose. Con los más grandes, en cambio, se puede profundizar un poco más en qué es Al Qaida, quiénes son los terroristas, etc.

Sobretodo porque los chicos más grandes han escuchado más del tema en general y han escuchado sobre terrorismo en medios en los últimos años. A pesar de lo difícil que puede resultar el tema, es importante que se piense en que es más que nada un momento importante para una lección sobre esperanza y resiliencia.


El Memorial y Museo Nacional 11 de Septiembre se dedica a conmemorar la memoria de todos aquellos quienes murieron durante el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001. Su página web es una fuente interesante de información con recursos para conversar del tema. También tiene sugerencias sobre actividades para recordar la fecha que se pueden llevar a cabo con los niños . El hashtag #Honor911 está siendo utilizado para recordar a las víctimas de ese día, su legado e historias.


Más contenido de tu interés