null: nullpx
Master of the Grill

Master of the grill: cómo preparar mejillones a la parrilla

Nuestro parrillero cuenta los pasos a seguir para utilizar estos nutritivos y deliciosos frutos del mar.
17 May 2016 – 5:16 PM EDT

Los días soleados me hacen sentir que debo entregarme, inevitablemente, a los manjares del mar. Y, consciente de que la semana pasada le hablé de pulpo, quise aceptar el riesgo de sonar monotemático y contarle de los mejillones.

Por muchos años y con gran frecuencia fui un asiduo consumidor de estos bivalvos. Los he probado en todas las formas y de todas las latitudes. El mejillón es uno de esos productos abundantes en casi todos los mares, que se puede cultivar con mucho éxito y de forma sustentable. Lo mejor es que no hay más que darles el espacio y aguas libres de contaminación, pues ellos están equipados para filtrar el agua.


Los mejillones son uno de los alimentos más nutritivos y deliciosos, y además tienen aplicaciones médicas y científicas muy interesantes (al respecto le sugiero echar un vistazo al documental belga-holandé s L'amour des moles

En algunos países son considerados de temporada, en zonas más tibias prácticamente los hay disponibles todo el año. Algunos son muy apreciados y poseen características muy especiales, como los de Nueva Zelanda.

Para cocinarlos a la parrilla los prefiero frescos y, mejor aún, vivos. Para comprobarlo, deben oler a mar, se deben cerrar al tocarlos y su interior no debe estar reseco.

Para sacar lo mejor de ellos en el asador lo primero que hay que hacer es limpiarlos: no los eche en agua, van a beberla y perderán su sabor, arranque las barbas y para retirar las algas pegadas puede tallar un mejillón contra el otro. Después, puede enjuagarlos ligeramente.


La siguiente receta es ideal para apaciguar el hambre de un pequeño grupo de ocho personas. Necesitará un asador con tapa, una cacerola de hierro y chips de madera para ahumar. Si usted es un fan del mezquite, evítelo en esta ocasión, porque el aroma es tan intenso que opacará al molusco.


Ingredientes:

Porciones: 8
Grado de dificultad: medio

  • 2 lb de mejillones vivos lavados desbarbados y sin algas
  • ¾ lb de tomate en cubos pequeños
  • 3 dientes de ajo (o un diente si es italiano), picado finamente
  • 1/2 tz de cebollín picado finamente (cabeza y rabo)
  • 1 Cda sopera de mantequilla
  • 3 Cda de aceite de oliva
  • 1/2 tz de vino blanco
  • 1/2 cdita de sal de grano
  • 1 Cda de perejil finamente picado
  • 1 limón (ralladura y jugo)
  • 1 chile de árbol seco picado muy finamente (o peperoncino)

Preparación


  1. En una olla de hierro combine todos los ingredientes, excepto los mejillones y el perejil.
  2. Ponga chips de madera al fuego y espere a que el humo sea abundante. Coloque la cacerola a fuego directo y los mejillones en indirecto. Tape con la salida de aire justo sobre los mejillones para hacer que el humo los recorra. A los 8 minutos abra la tapa. Comience a pasar a la cacerola los mejillones abiertos sobre el sofrito. Los que no se abren después de 10 minutos ya no abrieron (hay que desecharlos, recuerde que los mejillones no son pistachos). Tape la cacerola y agite vigorosamente para que todo se mezcle.
  3. Sírvalos de inmediato con pan y perejil fresco.


Más contenido de tu interés