'Café con aroma de mujer', la telenovela que nos hizo creer que a los colombianos les gustaba el café

La historia de amor de esta telenovela y su heroína, 'La Gaviota', fueron los mejores embajadores que el café de Colombia pudo tener en los noventa. Pero la realidad y la ficción no siempre corresponden: este producto es el orgullo nacional de los colombianos pero no precisamente su bebida favorita.
1 Sep 2016 – 10:24 AM EDT

En 1994 'Café con aroma de mujer' llegó a las pantallas de América Latina para marcar un parteaguas en la tradición de las historias de amor de las telenovelas y para hacerle creer al mundo que a los colombianos no les corre sangre sino café por las venas.

Para los que se la perdieron, un brevísimo resumen: 'Café con aroma de mujer' es la historia de Teresa Suárez (a.k.a. 'La Gaviota'), una recolectora de café que se enamora del heredero de una de las fortunas cafetaleras más importantes de Colombia (a.k.a. Sebastián Vallejo).


¿Dónde están los actores de 'Café con aroma de mujer'?

Loading
Cargando galería

Aunque su estructura sigue la misma premisa de muchas telenovelas —ella es pobre, él es rico y su romance es una peripecia—, este título innovó en su género porque la historia de amor estaba entramada alrededor del mundo cafetero: de su lado campesino, con escenas que presumían la riqueza natural de las fincas del eje cafetero y el mundo de los recolectores; y de su lado citadino, que mostraba los tejes y manejes de los negocios de exportación.

La telenovela fue un éxito dentro y fuera de Colombia, con ratings de 55 puntos, horario estelar —la novela de las 8 es sagrada— y adaptaciones como ‘Destilando amor’, protagonizada por la ahora primera dama de México, Ángelica Rivera (una historia de tequila y de otro costal).

Orgullo nacional

Aunque en Colombia ya se había instituido a Juan Valdéz como el ícono del café nacional desde 1959, el eco continental del romance de Sebastián y 'La Gaviota' popularizó la creencia de que el café era una suerte de oro colombiano, parte de la identidad y el orgullo nacional, “con divisas jamás imaginadas” y “disparado en las bolsas del mundo”, como diría uno de los personajes desde el capítulo uno.


Pero, la realidad y la ficción no siempre se corresponden: Colombia es una de las potencias cafeteras (terceros en producción, quintos en exportación) sin que los colombianos sean bebedores empedernidos y maestros de esta bebida. De hecho, su consumo per cápita al año es tan bajo que en el mundo se ubican en la posición 44.

De puertas para adentro la relación de los colombianos con el café está más ligada a las políticas económicas del país que al amor: mientras que el paisaje cafetero fue la primera denominación de origen de un producto colombiano, el consumo interno del grano molido ha estado a la baja, con o sin telenovela, desde 1987.

Cómo se creo el mito

Cuando la cadena de televisión colombiana RCN encomendó el libreto de la telenovela al escritor Fernando Gaitán, fue con el encargo preciso de retratar el mundo cafetero “resultaba curioso que la televisión no se hubiera ocupado del tema hasta el momento; un tema vital para la economía y la cultura del país”, explica el libretista en la introducción de la sinopsis de la telenovela.

Gaitán fue a los libros, al cine, al campo y a las instituciones para documentarse sobre el tema . Descubrió que Colombia era rica en tratados económicos pero que, salvo una novela de José Antonio Lisarazo llamada 'La Cosecha', nadie se había ocupado en narrar el universo cafetero desde la lírica o desde sus entrañas.

En la sinopsis, el escritor abundaría en detalles sobre la investigación que hizo respecto al mundo cafetalero para darle verosimilitud a su historia: "me puse en la tarea de seguir a los personajes que participaban en la producción, estuve al lado de sus cultivos, en el campo, bebiendo su aguardiente, enconmendándome a sus santos; aprendí su mitología y creo que entendí sus sueños."

Sebastián y 'La Gaviota' (la original) llenaron el vacío: su historia, con todo y el drama, se convirtió en la versión idealizada que el mundo tiene sobre el amor que se cree que los colombianos profesan sobre una taza de café.

Ver también:

8 telenovelas colombianas que marcaron la televisión mundial

Loading
Cargando galería


Publicidad