publicidad

Universidad en Indiana suspendió clases para discutir reclamos de diversidad en el campus

Universidad en Indiana suspendió clases para discutir reclamos de diversidad en el campus

Las autoridades de Earlham College aseguran que ya iniciaron un proceso para atender las inquietudes de los estudiantes

Earlham College

Earlham College, una universidad de Indiana de poco más de mil estudiantes, suspendió sus clases este jueves para "facilitar una discusión sobre diversidad en el campus". Eso tras una manifestación el lunes en la que parte del estudiantado reclamó acciones de parte de la administración para "proveer más apoyo a los estudiantes de color" de la institución.

En un comunicado de prensa, la administración universitaria explicó que los estudiantes querían discutir temas como aumentar la representación de personas de color a través de la comunidad universitaria, incrementar los servicios de apoyo y crear oportunidades adicionales para entrenamientos sobre diversidad y preparación para la facultad, personal y estudiantes.

publicidad

El presidente de Earlham, David Dawson, explicó que la pausa fue necesaria para explorar "cómo Earlham está cumpliendo con uno de los principios que la guían: el respeto por todas las personas".

"Este evento brota de la respuesta de la comunidad a muchos de los mismos temas relacionados con la sensibilidad racial, la justicia y el apoyo que se están discutiendo en colegios y universidades a través de nuestro país", agregó Dawson.

Earlham College está ubicado en Richmond, condado de Wayne (este de Indiana), donde residen casi 70 mil personas, según datos del Censo. Casi todos los residentes del condado son blancos (91%) mientras los afroamericanos representan el 5% y latinos el 2.7% de la población.

Según datos del Centro Nacional de Estadísticas de la Educación, de los 1,076 estudiantes de la institución, 51% son blancos y 25% son minorías. La universidad, por su parte, asegura que el 23% de la facultad proviene de minorías, según cifras provistas a Univision por el portavoz de la institución, Brian Zimmerman.

En la carta con la lista de reclamos que un grupo de estudiantes presentó ante la universidad, los alumnos plantean que la universidad debe tomar una serie de medidas para "cumplir con las expectativas que proclama de ser una institución 'diversa'".

Según la carta, los "estudiantes de color" de Earlham piden "una investigación sobre prácticas racistas en la vida residencial" del campus, y una flexibilización en los requisitos para pedir exenciones en el pago de hospedaje y alimentación.

"Los planes de hospedaje y alimentación caros y obligatorios impactan desproporcionadamente a estudiantes de color", indica la carta. También exigen mayor orientación para los estudiantes de minorías en ayuda financiera y apoyo académico.

En la misiva los universitarios se quejan de falta de diversidad en la facultad académica, y pidieron que al menos el 30% de los profesores y administradores universitarios sean "gente de color", así como el 20% de los integrantes de la Junta de Síndicos.

Además, los estudiantes reclaman que el 70% de los profesores que impartan materias como Estudios Afroamericanos, Estudios Latinoamericanos o Español también deben ser de minorías.

También que se cree un Centro Multicultural autónomo para estudiantes de minorías, con impedimentos físicos y de la comunidad LGBT, donde se puedan presentar quejas por agravios que sean tomadas en cuenta por las autoridades universitarias.

"Este campus, así como está, es inadecuado para que los estudiantes de color se desarrollen... y por esto no podemos, de buena fe, apoyar a Earlham como un lugar apropiado para estudiantes que valoren la diversidad, la justicia y la igualdad", concluyó la carta.

La universidad, por su parte, tomó en serio los reclamos de los estudiantes. Tras la cancelación de las clases y cerrar la mayoría de sus oficinas administrativas el jueves, la agenda cotidiana se reanudó el viernes y de acuerdo con Zimmerman, el Diversity Progress Committee iniciará "un proceso largo" para atender los reclamos de los alumnos.

publicidad

"Cancelar las clases puede ser inusual para algunos, pero por la política de diversidad y de inclusión de la universidad así como por el diverso cuerpo estudiantil, es realmente importante proveer un foro para que los universitarios y la institución discutan esta situación", explicó Zimmerman.

El pasado noviembre, una serie de manifestaciones de parte de estudiantes afroamericanos que se sentían maltratados por incidentes racistas así como una huelga de los jugadores de fútbol americano de la insitución provocaron la renuncia del presidente de la Universidad de Missouri y de otros líderes universitarios.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad