null: nullpx
Universidades

La mayoría de los estudiantes intenta contestar las preguntas honestamente aunque puedan hacer trampa

Un nuevo estudio halló que los universitarios tienen buena disposición a aprender realmente y que si hacen trampa es por preguntas mal formuladas, que no entienden o no saben cómo contestar, o por cansancio.
12 Jul 2016 – 11:06 AM EDT

La mayoría de los estudiantes de universidad intentan contestar honestamente las preguntas que se le hacen como parte de sus tareas aunque tengan la contestación al alcance de un botón, según un nuevo estudio de la Universidad de California (UC) en Riverside.

El hallazgo cobra relevancia, dijeron los investigadores, en vista de que cada vez más profesores universitarios utilizan para sus clases libros u otro material electrónico que a menudo contiene las preguntas y respuestas de los ejercicios.

"Vemos que muchos estudiantes están interesados en aprender de verdad en lugar de hacer lo que sea para obtener sus calificaciones", dijo Alex Edgcomb, uno de los investigadores e ingeniero de zyBooks, una empresa de material docente electrónico.

Para el estudio se seleccionaron 550 estudiantes de programación de computadoras en distintas instituciones: Un grupo en una universidad pública de cuatro años, otro en un instituto de formación docente y dos en colegios comunitarios.

A cada uno se les dio tarea en libros electrónicos que les permitían ver la contestación a las preguntas sin ningún tipo de penalidad, y el 84% de los estudiantes completó los ejercicios sin ver previamente la contestación, o viéndola solo después de contestar las preguntas.

El 89% intentó contestar entre el 60% y el 80% de las preguntas sin ayuda, y solo el 1% de los estudiantes intentó hacer trampa abiertamente, mirando la contestación en más del 80% de las preguntas.


"La alentadora conclusión es que los estudiantes tomarán ventaja de una oportunidad bien diseñada para aprender en lugar de solo obtener puntos rápidamente", indica el estudio.

Sin embargo, los investigadores notaron que la honestidad de los estudiantes disminuye según progresa el curso, y "los análisis indican que se debe más que nada al cansancio o a otro factor del estudiante en lugar de un aumento en la dificultad" de los ejercicios.

Los investigadores también estudiaron las preguntas hechas a los estudiantes y hallaron que una pregunta mal formulada, que no se entiende o no se sabe cómo contestar, también tiene un impacto en la honestidad del alumno.

"Creamos el material asumiendo que, fundamentalmente, los estudiantes quieren aprender. Creímos que se retarían a sí mismos a contestar las preguntas si esas preguntas realmente les ayudaban a aprender. Nos encanta que el estudio confirmó lo que asumimos", agregó Frank Vahid, profesor de ciencia informática en UC Riverside y co fundador de zyBooks.

Lea también:

RELACIONADOS:UniversidadesExámenes
Publicidad