publicidad
Se perdieron 5.5 millones de puestos de trabajo para personas con diploma de secundaria o menos, que tal vez nunca se vuelvan a recuperar.

Las personas con títulos universitarios se quedaron con casi todos los empleos recuperados tras la recesión

Las personas con títulos universitarios se quedaron con casi todos los empleos recuperados tras la recesión

Más de 11 millones de puestos de trabajo fueron a parar a manos de personas con estudios superiores, y solo 80 mil fueron para quienes tienen diploma de secundaria o menos.

Se perdieron 5.5 millones de puestos de trabajo para personas con diplom...
Se perdieron 5.5 millones de puestos de trabajo para personas con diploma de secundaria o menos, que tal vez nunca se vuelvan a recuperar.

Otro estudio confirma que un título universitario es la mejor protección contra el desempleo

El 99% de los 11.6 millones empleos creados durante la recuperación de la denominada "Gran Recesión" a partir de 2010 fueron para trabajadores con estudios universitarios, que por primera vez en la historia componen la mayoría de la fuerza laboral estadounidense, según un nuevo reporte de la Universidad de Georgetown.

Se le denomina la "Gran Recesión" al período de contracción económica que vivió EEUU entre 2007 y 2009, y que destruyó entre siete y ocho millones de empleos en el país.

El estudio titulado America’s Divided Recovery: College Haves and Have-Nots, del Centro para la Educación y la Fuerza Laboral (EWC) de Georgetown, analizó los empleos creados y recuperados a partir de enero de 2010 y halló que 3.8 millones fueron para personas con títulos de posgrado, 4.6 millones fueron para personas con bachillerato, poco más de 3 millones para personas con grados asociados y apenas 80 mil para trabajadores con diploma de secundaria o menos.

Todos los empleos para trabajadores con un mínimo de educación universitaria o profesional se recuperaron y hasta experimentaron aumentos, excepto los puestos de trabajo para personas con diploma de secundaria o menos, de los cuales se perdieron 5.5 millones que tal vez nunca se vuelvan a recuperar, indica el análisis.

publicidad

"La economía moderna sigue dejando atrás a los norteamericanos que no tienen una educación superior", dijo Anthony P. Carnevale, director del EWC y autor principal del estudio. "Hemos visto durante décadas esta división que crece y que es paralela a la división en el electorado actual", agregó.

El análisis también halló que la "Gran Recesión" transformó la composición de la fuerza laboral estadounidense y que por primera vez en la historia las personas con títulos universitarios forman un porcentaje mayor de la fuerza laboral estadounidense (36%) que los que tienen solo un diploma de secundaria (34%).

Las personas que tienen más que un diploma de secundaria pero menos que un bachillerato universitario - grado asociado o algún estudio universitario- componen el 30% de la fuerza laboral.

Así mismo, la contracción "diezmó" los empleos para obreros en sectores de manufactura y construcción, y los avances en la tecnología arrasaron con oficinistas como secretarias o secretarios, archivistas, recepcionistas, encargados de correspondencia, liquidadores de sueldo y otros.

"La principal razón para que los empleos para graduados de secundaria aún no se hayan recuperado de la Gran Recesión es el cambio estructural en trabajos de cuello-blanco y de cuello-azul", indica el reporte.

Dos de las principales industrias en donde los graduados de secundaria hallaban trabajo, la construcción y la manufactura, fueron duramente golpeadas durante la contracción: La construcción perdió 1.6 millones de puestos que aún no recupera, y la manufactura otro millón.

publicidad

De hecho, el análisis indica que esas dos industrias, más la de recursos naturales, empleaban a la mitad de la fuerza laboral en 1947 y hoy en día emplean apenas al 19%, mientras los servicios de salud, comercios, finanzas, educación y gobierno, que dependen más de gerentes y profesionales, ahora emplean al 46% de la fuerza laboral, comparados con el 28% hace 70 años.

Las cinco profesiones que más empleos ganaron durante la recuperación fueron: Gerencia, profesionales y técnicos de la salud, matemáticas y ciencias informáticas, operaciones comerciales y financieras, y servicios de preparación de alimentos.

Lea también:


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad