Universidades

Grandes retos para estudiantes indocumentados

Muchos estudiantes indocumentados asumen que no pueden asistir a la universidad después de graduarse de secundaria por su estatus legal. Sin embargo esto varía dependiendo del estado.
24 Jun 2014 – 4:59 PM EDT

El sueño de Alejandra Sánchez siempre había sido ser enfermera y para lograrlo su primer paso fue inscribirse a la universidad.

Sin embargo, esto no le fue fácil porque Alejandra es indocumentada y como muchos de los estudiantes en su situación tuvo grandes dificultades al tratar de matricularse.


Incluso tuvo que mudarse al estado de Georgia, lejos de su familia, ya que en Carolina del Sur no le permitieron la inscripción.

Carolina del Sur, al igual que Alabama, no permite que estudiantes indocumentados se inscriban en universidades públicas.

"Carolina del Sur tiene una ley que se llama HB 4400 que no admite a estudiantes a universidades públicas. Fue muy fuerte, yo me la pasaba llora y llora de que no podía ir a la universidad" nos dijo Alejandra.  

Alrededor de 65,000 estudiantes indocumentados que han vivido en Estados Unidos por un mínimo de cinco años se gradúan de la escuela secundaria cada año.

Muchos de estos estudiantes asumen que no pueden asistir a la universidad después de graduarse de secundaria por su estatus legal. Sin embargo esto varía dependiendo del estado.


En Savannah, Alejandra Sánchez fue finalmente aceptada en una universidad en Georgia pero los costos son altos. El estado de Georgia obliga a los estudiantes indocumentados a pagar las tasas de colegiatura para alumnos no-residentes, las cuales son mucho más caras que las de residentes..

A pesar de que la aceptación a la universidad para estudiantes indocumentados no es una barrera en muchos estados, los costos tan altos si lo son ya que estos alumnos no pueden solicitar ayuda económica, préstamos o becas del gobierno federal para pagar sus estudios.

Esto obliga a estudiantes como Alejandra a trabajar largas horas y a poner en peligro sus estudios por falta de enfoque en los mismos.


Actualmente 19 estados del país permiten a estudiantes indocumentados pagar colegiatura como residentes en algunas universidades y solo un puñado ofrecen ayuda financiera para estudiar: Texas, California, Washington, Nuevo México, Oregon y Colorado. Wisconsin revocó sus leyes de matrícula igualitaria en 2011.

El sueño más grande de Alejandra es poder terminar la universidad y finalmente convertirse en enfermera. Como tantos DREAMers, ella quiere poder hacer lo sus padres nunca pudieron y lograr sacar a su familia adelante.   

Recursos en línea para estudiantes indocumentados:

Seis estudiantes hispanos buscan superar múltiples obstáculos para lograr sus metas educativas. Sigue sus historias en nuestro especial, Camino al Éxito.


RELACIONADOS:Universidades
Publicidad