Universidades

Este hombre olvidó buscar su diploma en la universidad y lo recibió finalmente a los 105 años de edad

Se graduó en 1935 en Comercio en la Universidad Estatal de San Diego, pero Bill Vogt, un veterano de la Segunda Guerra Mundial, tuvo una vida complicada que le impidió recibir la certificación en su momento.
19 Ago 2018 – 10:35 PM EDT

Este jueves la Universidad del Estado de San Diego le otorgó al mayor de sus alumnos, Bill Vogt, de 105 años, el diploma que debió haber recibido hace 83 años.

Para la ceremonia privada en el campus, las autoridades universitarias mandaron a hacer un diploma igual a los que la universidad entregó a sus graduados en 1935, el año en que Vogt terminó la carrera de Comercio (que hoy se conoce como Negocios).


La presidenta de la universidad, Adela de la Torre, fue quien le otorgó el reconocimiento que ostenta la fecha del 1 de febrero de 1935, día en que William debió haberlo recibido.

Al que podría ser el único alumno sobreviviente de los que cursaron la carrera en el primer campus de esa universidad, ubicado en la localidad de University Heights de San Diego, le fue imposible graduarse de la carrera de Comercio porque un profesor se negó a darle los créditos de su materia en el último semestre.

El recién graduado reconoce que de joven no fue un estudiante especialmente aplicado y aunque el siguiente semestre recursó la materia y consiguió los créditos necesarios para graduarse, la vida siguió su curso y él, absorto ya en el objetivo de encontrar trabajo, olvidó recoger el certificado de sus estudios en la universidad.

Carrera militar

Pasados sus años universitarios Vogt se enroló en la milicia y vivió lejos de San Diego por casi 20 años. Durante ese tiempo sirvió a la Armada de Estados Unidos tanto en la Segunda Guerra Mundial como en Corea y Vietnam.

No fue sino hasta 1970 que Bill se retiró de la Armada y volvió a San Diego con su esposa, que murió en 2013.


En mayo pasado Vogt se puso en contacto con la comunidad universitaria con la ayuda de su hijo Bob y se unió a la sociedad de exalumnos de su Alma mater como miembro vitalicio.

Entonces, haciendo memoria, cayó en la cuenta de que no recordaba haber recibido ningún diploma por la carrera que cursó ahí hace más de ochenta años.

Según registró la Universidad de San Diego en su página de Internet, tras la entrega Bill Vogt celebró que hubiera personas en la universidad que se preocupan por los viejos graduados y después de agradecer el reconocimiento dijo: "ya puedo irme al último viaje y decir que estoy orgulloso de ser un miembro vitalicio de la comunidad del estado de San Diego".

En imágenes: ellas cuidan de adultos mayores, estas son sus historias

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:UniversidadesAncianos
Publicidad