null: nullpx
Transgénero

11 estados demandan al gobierno de Obama por su política para proteger a las personas transgénero en los baños de escuelas

La iniciativa legal está firmada por los estados de Texas, Oklahoma, Alabama, Wisconsin, West Virginia, Tennessee, Maine, Louisiana, Utah y Georgia. Los estados acusan al gobierno de "llevarse por delante políticas de sentido común" que protegen a los niños y piden a la justicia que la declare ilegal.
25 May 2016 – 2:55 PM EDT

Un total de 11 estados han decidido denunciar a la administración de Barack Obama por la directiva que obliga a las escuelas públicas que las personas transgénero utilicen el baño del sexo con el que se identifican.

La iniciativa, presentada en una corte en Texas y anunciada este miércoles en Austin, está firmada por los estados de Texas, Oklahoma, Alabama, Wisconsin, West Virginia, Tennessee, Maine, Oklahoma, Louisiana, Utah y Georgia. Todos ellos son estados republicanos excepto West Virginia y Louisiana, gobernados por el Partido Demócrata.

Las demandas, presentadas por el fiscal general de Texas Ken Paxton, acusan al gobierno de "llevarse por delante políticas de sentido común" que protegen a los niños y piden a la justicia que la declare ilegal.

Los estados denuncian que el gobierno federal trata de "transformar los lugares de trabajo y enseñanza en gigantescos laboratorios de experimentación social, eludiendo la vía democrática y despreciando medidas de sentido común que protegen a los niños y los derechos fundamentales".

Este nuevo desafío estatal contra la administración federal se da después de que los Departamentos de Educación y Justicia enviaran una directiva en la que se especificaba que los centros escolares "no deben exigir a los estudiantes transgénero utilizar instalaciones que no vayan en consonancia con su identidad de género. La iniciativa, según justificó el gobierno, trata de asegurar que ningún alumno se sienta discriminado.

El documento además añadía que los centros que no cumplieran con lo dispuesto se arriesgaban a perder fondos federales o, incluso, a ser demandados. La directiva fue enviada el pasado 13 de mayo a todos los centros que reciben fondos federales, entre ellos 16,500 distritos escolares y 7,000 colleges, universidades y escuelas de comercio.

Según el documento enviado por el gobierno, los centros, bajo la obligación de la ley federal, "deben proveer a los estudiantes transgénero un acceso igualitario a programas educativos y actividades incluso cuando otros estudiantes, padres o miembros de la comunidad, planteen objeciones o preocupaciones".


El gobierno defendió la medida y la justificó en el hecho de que "tal como está reconocido en casos de derechos civiles, el deseo de dar respuesta a la incomodidad de otras personas, no puede justificar una política que señale y ponga en desventaja una clase particular de estudiantes".

"Vivimos en una sociedad de tanta insensibilidad para diferentes comunidades, como la inmigrante o como la transgénero, por lo que gente que nos odia intentan destruirnos", dijo a Univision Noticias Arianna Iñurritegui, CEO y fundadora de Ariann@ Center, organización de apoyo a las personas transgénero en el sur de la Florida. "En lugar de construir, quieren destruir, como hicieron con la reforma migratoria", añadió Iñurritegui.

"Pero por mucho que once o muchos más estados lo recurran, los derechos civiles son únicos. Entonces, son peleas y son energías que están tratando de destruir a una comunidad", consideró la activista.


Este nuevo capítulo se añade a la batalla por los derechos de las minorías sexuales que se está viviendo en los Estados Unidos. Recientemente, el estado de Carolina del Norte y el gobierno se enfrascaron en una batalla legal con por la conocida como "ley de baños".

En esa ocasión, la fiscal general Loretta Lynch dijo que el gobierno iba a estar al lado de las personas transgénero y acusó al estado de estar fomentando la "discriminación desde el estado". Carolina del Norte, por su lado, acusó a la administración demócrata de "ignorar el Congreso" e intentar "reescribir la ley".


Publicidad