null: nullpx
Transgénero

La Organización Mundial de la Salud elimina el término "transgénero" de su lista de enfermedades mentales

Identificarse con el género opuesto abandona el capítulo de "trastornos" y pasa al de "condiciones relativas a la salud sexual". El matiz es importante porque anula el estigma tradicional asociado a las enfermedades mentales y abre una nueva vía para que pare la discriminación.
19 Jun 2018 – 6:49 PM EDT

Hasta la fecha las personas transgénero, aquellas que se identifican con el género opuesto al que nacieron, quedaban englobadas dentro del epígrafe de "trastornos mentales", un hecho muy criticado por el colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros (LGBT).

La versión actualizada (la número 11) de la Clasificación Internacional de Enfermedades cambia a la transexualidad de epígrafe: pasa de estar en el capítulo dedicado a "trastornos de la personalidad y el comportamiento" a engrosar la lista de "condiciones relativas a la salud sexual" y a llamarse " incongruencia de género".

El matiz es sumamente importante porque anula el estigma tradicional asociado a las enfermedades mentales, y abre una nueva vía para la normalización transgénero, algo esencial para poner fin a la discriminación que sufren estas comunidades.

La última actualización del CIE (la número 10) databa de 1990, un tiempo en el que la visibilidad LGBT era mucho más limitada. Ese fue el año en que la homosexualidad también abandonó el listado de enfermedades.


Desde entonces se han ido autorizando versiones de esta clasificación cada cierto tiempo, pero el ser transgénero hasta ahora había sido considerado un trastorno en contra de las demandas del colectivo trans, que pide la despatologización de su condición.

Esta decisión dificultará las cosas a quienes intentan curar o tratar la transexualidad. Además, el respaldo de la OMS a la despatologización podría ayudar a agilizar el proceso de acomodo a su género real de las personas transgénero al dejar de considerar la disconformidad como una enfermedad mental.

Otro de los aspectos reseñables de la nueva clasificación está relacionado con los videojuegos: jugar con videojuegos demasiado tiempo y con demasiada frecuencia de forma que interfieran con la vida cotidiana se considera desde ahora un problema mental.

La CIE-11 se presentará en la Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2019 para su adopción por los estados miembros y entrará en vigor el 1 de enero de 2022. Esta presentación es un avance que permitirá a los países planificar cómo usar la nueva versión, preparar las traducciones y capacitar a los profesionales de salud de los diferentes países.

Morir por mostrar tu identidad: la comunidad transgénero, blanco de odio y violencia

Loading
Cargando galería
Publicidad