null: nullpx
Walmart

Walmart limita venta de municiones y pide no llevar armas a la vista en sus tiendas, semanas despúes de la masacre de El Paso

Doug McMillon, el director ejecutivo de la cadena dijo que el Congreso debe restingir el acceso a las armas de fuego y reconoció que la decisión incomodará a algunos clientes.
3 Sep 2019 – 5:57 PM EDT

Walmart ha decidido limitar las venta de municiones de armas de fuego a un mes después de que 24 personas fallecieran en dos tiroteos al interior de las tiendas de El Paso, Texas, y de Southaven, Mississippi.

Doug McMillon, director ejecutivo, anunció a través de un comunicado que la compañía reducirá la venta de armas cortas y discontinuará las ventas de algunos tipos de municiones para rifles cortos utilizadas para la caza que pueden ser usadas en armas de tipo militar.

"También hemos estado escuchando a mucha gente dentro y fuera de nuestra compañía mientras pensamos en el papel que podemos desempeñar para ayudar a hacer que el país sea más seguro. Para nosotros está claro que el status quo es inaceptable", dijo el ejecutivo.

Adicionalmente, la empresa también pedirá a los compradores que dejen de portar armas a la vista en sus tiendas en EEUU incluyendo aquellos estados que permiten portarlas.

Walmart, con sede en Bentonville, Arkansas, informó también que no venderá más revólveres en Alaska, el único estado del país donde todavía lo hace.

En el comunicado, McMillon enfatizó que es el Congreso quien debe restringir el acceso a las armas.

"Instamos a los líderes de nuestra nación a avanzar y fortalecer el acceso a los controles de antecedentes y retirar las armas de aquellos a quienes se ha determinado suponen un peligro inminente", dijo el ejecutivo.

La cadena seguirá ofreciendo a la venta armas largas como rifles y sus municiones. "Tenemos una largo legado como empresa que sirve a cazadores y deportistas responsables y vamos a seguir haciendo eso", indicó McMillon en el informe.

La NRA respondió este martes llamando las acciones de Walmart "vergonzosas".

"Es una pena ver a Walmart sucumbir a la presión de las elites anti-armas. Las filas en Walmart pronto serán reemplazadas por otras tiendas que apoyan más las libertades fundamentales de los estadounidenses. La verdad es que las acciones de Walmart hoy no nos hacen más seguros. En vez de culpar al criminal, Walmart ha escogido victimizar a los estadounidenses que siguen las leyes".


El delantero en la carrera por la candidatura demócrata para la presidencia, el exvicepresidente Joe Biden, también respondió, pero en aprobación.

“Este es un paso importante de parte de Walmart, pero debemos ir más allá. Si queremos poner fin a nuestra epidemia de violencia armada, debemos comenzar aprobando las verificaciones de antecedentes universales y prohibiendo las armas de asalto y las revistas de alta capacidad", tuiteó este martes.

También otro de los pesos pesados de la carrera demócrata, la senadora Elizabeth Warren, respondió en Twitter: "Es un buen comienzo, pero no es suficiente. Walmart puede y debe hacer mucho más. Y necesitamos una verdadera reforma de leyes de armas, ya".

Así también lo manifestaron los precandidatos Cory Booker, Bernie Sanders, (" Mitch McConnell debe detener su cobardía, enfrentarse a la NRA"), y Beto O'Rourke ("No podemos confiar en las corporaciones para detener la violencia armada"), nativo de El Paso Texas, donde ocurrió la masacre en agosto.


Se estima que cerca de la mitad de las 4,700 tiendas de la cadena venden armas de fuego. Walmart representa alrededor del 2% del mercado de armas. La empresa estimó que cuenta con un 20% en la participación del mercado de municiones, según informó la compañía a CNN después del tiroteo en El Paso, Texas.

Las acciones anunciadas este martes reducirán la participación total de Walmart en el mercado de municiones en EEUU entre 6% y el 9%, escribió McMillon.

En 2015, Walmart anunció que dejaría de vender rifles AR-15 y dispositivos 'bump stocks', que convierten armas semiautomáticas en ametralladoras.

En febrero de 2018, tras el tiroteo en la secundaria Marjory Stoneman Douglas High School en Parkland, Florida, donde murieron 17 estudiantes y miembros del personal, Walmart anunció que elevaría la edad mínima a 21 años para adquirir un arma de fuego.

Los recientes ataques han retomado el debate sobre la necesidad de endurecer el control de armas en EEUU, donde el Congreso lleva más de dos décadas sin aprobar una ley que limite de manera significativa la posesión de armas, en gran medida por la influencia que ejerce la Asociación Nacional del Rifle (NRA) el grupo que representa los intereses de los fabricantes de armas.

Mira también:


En fotos: el mortal tiroteo en un Walmart de El Paso que la policía investiga como un "crimen de odio"

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés