null: nullpx
Logo image
Tiroteos masivos

El atacante del Walmart de Virginia era un empleado y murió al dispararse a sí mismo

La alcaldía de Chesapeake reportó por Twitter que la balacera desatada en horas de la noche del martes dejó seis muertos. El sospechoso también falleció de un tiro que se dio él mismo.
Publicado 23 Nov 2022 – 08:38 AM EST | Actualizado 24 Nov 2022 – 07:52 AM EST
Comparte
Cargando Video...

El autor del tiroteo en un Walmart de Chesapeake, Virginia, que dejó seis víctimas mortales el martes por la noche, era un gerente de la tienda que además murió de un disparo autoinfligido, según la policía.

"Levanté la vista y mi jefe justo abrió la puerta y se puso a disparar", le dijo al programa de ABC 'Good Morning America' Briana Tyler, también empleada del Walmart, citada por AP. "No dijo una palabra, no dijo nada en absoluto", agregó.

Fue, según dijo, antes de una reunión rutinaria del personal del Walmart de Sam's Circle. A la hora del suceso, el segundo tiroteo múltiple en cuatro días en Estados Unidos, el Walmart estaba lleno de gente haciendo compras antes de las vacaciones de Acción de Gracias.


Las víctimas mortales fueron identificadas como un adolescente de 16 años cuyo nombre no se reveló por ser menor y cinco empleados: Lorenzo Gamble (43 años), Brian Pendleton (38), Kellie Pyle (52), Randall Bevins (70) y Tyneka Johnson (22).

La policía informó que dos de las víctimas y el autor fueron encontrados muertos en la sala de personal. Otra de las víctimas fue encontrada muerta cerca de la entrada de la tienda y los otros tres fallecieron en el hospital al que fueron llevados.

El autor fue identificado como Andre Bing, un gerente del turno de noche que ha trabajado para Walmart desde 2010. La policía dijo que tenía una pistola y varios cargadores.

Tyler, que llevaba solo dos meses trabajando en el Walmart, relató que había trabajado con el autor del tiroteo la noche anterior y que nunca había tenido un encontronazo con él, pero que sus compañeros le habían advertido que había que tener cuidado con él.

"Le gustaba criticar, honestamente. Creo que buscaba pequeñas cosas, porque tenía la autoridad. Era el tipo de persona que era. Eso es lo que muchos decían".

Jessie Wilczewski, otra empleada citada por AP, le dijo a una televisora local que se escondió debajo de una mesa y que Bing la vio, le apuntó con la pistola y le dijo que se fuera a su casa.

"Bala autoinfligida"

En una conferencia de prensa este miércoles, el jefe de policía de Chesapeake, Mark Solesky, adelantó que cuando los policías llegaron, un par de minutos después de la primera llamada al 911, el autor del tiroteo ya estaba muerto: "Creemos que fue una herida de bala autoinfligida", dijo.

Con la investigación recién iniciada, Solesky no pudo ofrecer muchos detalles. Sí informó que el segundo tiroteo masivo del país en apenas cuatro días dejó además cuatro heridos que tuvieron que ser hosptializados.

La matanza ocurrió dos días antes del Día de Acción de Gracias, la fiesta familiar por excelencia en el país y que este año se celebra el jueves 24 de noviembre. Siguió a un ataque con armas de fuego el fin de semana en un club LGBTQ en Colorado que dejó a cinco personas muertas.

También fue el segundo tiroteo masivo en el estado de Virginia este mes: tres estudiantes de la Universidad de Virginia que jugaban en su equipo de fútbol fueron asesinados el 13 de noviembre por un compañero de clase después de una excursión.

El presidente, Joe Biden, tuiteó que tanto él como la primera dama, Jill Biden, estaban de luto "por los que tendrán asientos vacíos en su mesa en Acción de Gracias por estos trágicos sucesos".

Walmart, el mayor minorista de Estados Unidos, emitió un comunicado a primera hora del miércoles diciendo que estaba "conmocionado por este trágico suceso", cita AFP.

"Rezamos por los afectados, la comunidad y nuestros colaboradores. Estamos trabajando estrechamente con las fuerzas de seguridad y nos centramos en apoyar a nuestros colaboradores", añade el gigante estadounidense de los supermercados.

La senadora del estado de Virginia Louise Lucas dijo que estaba "absolutamente desconsolada".

" No descansaré hasta que encontremos soluciones para terminar con esta epidemia de violencia con armas en nuestro país que se ha cobrado tantas vidas", publicó en Twitter.

"Trágicamente, nuestra comunidad está sufriendo otro incidente de violencia armada sin sentido justo cuando las familias se están reuniendo para el Día de Acción de Gracias", tuiteó el congresista Bobby Scott, de Virginia.

Una base de datos de AP, USA Today y la Universidad del Noreste que hace seguimiento de cada tiroteo masivo (al menos cuatro muertos) desde 2006 muestra que este 2022 ha sido particularmente malo. Este año ha habido 40, solo lo superan los 45 de 2019.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés