null: nullpx

Trump asoma la idea de más restricciones a la venta de armas y la NRA dice que no le conviene

En un informe elaborado por The Washington Post, el jefe de la NRA, Wayne LaPierre, advirtió al presidente que no apoyaría una iniciativa de proyecto de ley sobre la verificación de antecedentes que es impulsada por los senadores Pat Toomey y Joe Manchin. Desde la noche del domingo la Casa Blanca inició una campaña para que la compra de armas sea más estricta.
8 Ago 2019 – 2:56 PM EDT

El miércoles el diario The Washington Post señaló que el presidente Donald Trump podría enfrentarse a una fuerte presión por parte de la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés), después de que Trump anunciará que solicitará ampliar las verificaciones de antecedentes a los compradores de armas a raíz de los mortales tiroteos ocurridos durante el fin de semana en los estados de Texas y Ohio.

La información de The Washington Post señala que el martes Trump recibió una llamada de Wayne LaPierre, jefe de la NRA, en donde le advirtió al presidente que no apoyaría la iniciativa del proyecto de ley sobre la verificación de antecedentes que impulsan los senadores Pat Toomey y Joe Manchin y que no sería visto como bueno para la base electoral de Trump.

Un proyecto similar sobre la verificación de antecedentes fue presentado en 2013 pero fue rechazado por la NRA. LaPierre argumentó que dicho proyecto de ley "no impediría un próximo tiroteo en el país".

Inicia campaña de divulgación

El lunes Trump solicitó tanto a los demócratas como republicanos la verificación de antecedentes penales para comprar armas sea más estricta. El mandatario sugirió de manera sorpresiva que dicho cambio legal esté supeditado a una reforma migratoria aunque ambos temas no tengan ningún vínculo.

El miércoles por la mañana, antes de partir a sus visitas a Dayton y El Paso, el presidente hizo un llamado a la unidad durante su discurso en la Casa Blanca y volvió a insistir ante los periodistas que la verificación de antecedentes es importantes. "No quiero poner armas en manos de personas que se encuentren inestables mentalmente o de personas con rabia u odio", dijo el mandatario.

Funcionarios de la Casa Blanca confirmaron a The Washington Post que Trump ha llamado a los legisladores preguntando qué es lo que debería hacer a través de una campaña de divulgación convocada por Mick Mulvaney, jefe de gabinete interino, que inició la noche del domingo sobre la verificación de antecedentes penales a los que compran armas.

El año pasado Trump firmó la ley Fix NICS que otorga fondos a los estados que proporcionan información de manera voluntaria, sobre los individuos para la base de datos del Sistema Nacional Instantáneo de Verificación de Antecedentes Penales. Sin embargo, dicha ley no impidió los tiroteos llevados acabo este fin de semana ya que hasta el momento no existen pruebas de que a los dos atacantes tuvieran una prohibición legal de poseer armas de fuego.

Después del tiroteo ocurrido en Parkland, Florida, el año pasado, el presidente expresó su apoyo a las restricciones de armas haciéndolas más estrictas, sin embargo Trump achacó la culpa a una "enfermedad mental" del joven que en esa ocasión fue acusado de cometer la matanza.

Cada vez que se produce una masacre en un lugar público en EEUU, quienes defienden lo que consideran el derecho consagrado en la Constitución a portar armas, argumentan que las armas no matan, sino que el problema son los desequilibrios mentales de quienes cometen los crímenes.

Después del tiroteo en Las Vegas ocurrido en octubre de 2017 que dejó 58 muertos, la Casa Blanca y otros sectores conservadores rechazaron abrir un debate sobre el control de armas, alegando que se tratada de un momento para convocar a la unidad nacional y para no fomentar divisiones políticas.

En una entrevista esta semana Kellyanne Conway, consejera del presidente, afirmó a Fox News que el presidente está listo para actuar para mantener las armas fuera del alcance de las personas equivocadas "sin abrogar los derechos de los ciudadanos a tener armas".

En una encuesta realizada durante el mes de julio por NPR/PBS NewsHour/Marist se reveló que 89% de los encuestados consideraron como una buena idea llevar a cabo comprobaciones de antecedentes antes de la compra de armas en ferias o ventas privadas. Los resultados señalan que el 96% de los demócratas, el 89% de los independientes y el 84% de los republicanos lo consideraron como buena idea.

Mira también:


Las fotos que no se deben repetir: 53 años de tiroteos masivos en lugares públicos de EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés