null: nullpx
Tiroteo en Michigan

Una persona ayudó a esconderse a los padres del joven acusado de un tiroteo en Michigan: estos son los últimos detalles

James y Jennifer Crumbley no se presentaron a su lectura de cargos el viernes y tampoco respondían las llamadas y mensajes de su abogado. Los investigadores creen que no actuaron solos. El sheriff Michael Bouchard explicó cómo fue el arresto y novedades sobre el caso.
Publicado 4 Dic 2021 – 06:07 PM EST | Actualizado 4 Dic 2021 – 07:14 PM EST
Comparte
Cargando Video...

La Policía investiga a un individuo que habría ayudado a James y Jennifer Crumbley a esconderse en un edificio industrial en Detroit tras ser acusados por homicidio involuntario en el tiroteo en una escuela de Michigan por el que está imputado su hijo Ethan.

El sheriff Michael Bouchard del condado de Oakland explicó en rueda de prensa este sábado que creen que una tercera persona les ayudó a esconderse en ese almacén de Detroit.

Esa persona enfrentará "cargos potenciales por ayudar e incitar u obstruir la justicia", según determinará la fiscal del condado Karen McDonald en el futuro próximo.

"Creemos que tuvieron ayuda en ese lugar para llegar ahí, para entrar en el edificio. Estamos recopilando información y vamos a tener la totalidad de eso al completo pronto", indicó el Sheriff.

El matrimonio Crumbley levantó las sospechas de los agentes cuando no se presentó el viernes a su lectura de cargos tras ser acusados por homicidio involuntario. Tampoco contestaban las llamadas de su abogado, según indicó Bouchard.

Los agentes, señaló, se inclinan a pensar que no pensaban entregarse ya que estaban escondidos y no acudieron a la cita judicial. En su detención "nadie resultó herido".

Los tres detenidos Crumbley están en la misma cárcel, pero cada uno aislado en su propia celda.

Bouchard pidió la colaboración ciudadana para esclarecer más detalles tanto de esta presunta huida como del tiroteo en el que murieron 4 personas y 7 resultaron heridas.

Aumento de las amenazas tras el tiroteo de Crumbley

El sheriff de Oakland informó de que han aumentado las amenazas de nuevos tiroteos en escuelas tras la tragedia en el centro de secundaria de Michigan.

"Cuando hay una agresión suben las amenazas, siempre suben las amenazas después de un suceso", indicó.

Y avisó de que esas amenazas se procesan y son un delito: " No es una manera de evitar ir al cole y se hace daño a una comunidad que ya está sufriendo".

Bouchard no dio más detalles sobre el caso, porque sigue la investigación, pero sí remarcó que hay "clara evidencia" de que se trató de un tiroteo premeditado. Ethan Crumbley dejó el arma en el suelo y puso las manos sobre la cabeza en cuanto vio al primer agente en escena.

"Son malos o cobardes, típicamente se rinden o se suicidan", afirmó.

Estas son las claves del tiroteo de Crumbley en una escuela en Michigan

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés