null: nullpx

Ante el aumento de tiroteos masivos en EEUU, expertos aconsejan exigir protocolos de seguridad en las empresas y escuelas

Los recientes ataques en Illinois, Texas, Wisconsin, Ohio, Nebraska, Louisiana e Indiana ponen de nuevo en alerta a la población del país y han causado temor entre algunas personas ante el eventual regreso a sus trabajos y escuelas.
19 Abr 2021 – 07:47 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Los recientes tiroteos masivos a lo largo y ancho de Estados Unidos en las últimas semanas han generado temor entre muchas personas, quienes dicen temer el regreso a sus trabajos o estudios debido a que no se sienten seguros.

Es el caso de Nataly Londoño, una estudiante de enfermería en el Miami Dade College (MDC), que durante el último año ha estado recibiendo clases en internet debido a la pandemia, pero cuyo regreso presencial está programado para el mes entrante.

"Me da mucho miedo saber que en cualquier momento pueda ser víctima de un tiroteo, especialmente en un campus universitario donde puede llegar cualquier persona", dijo Londoño, que es madre de dos hijos menores de edad y que dice estar en contra del uso de armas de fuego.

" Lo peor es saber que ni siquiera tus hijos están realmente a salvo en sus escuelas, ya que hemos visto en el pasado tiroteos mortales donde las víctimas son niños. Eso me aterroriza", comentó.

En el último mes se han reportado en el país al menos 50 tiroteos masivos y de acuerdo con la organización de estadísticas armadas Gun Violence Archive, desde el inicio del 2021 se han registrado al menos 153 tiroteos masivos en el país.

Uno de los más recientes ocurrió el fin de semana en Austin, Texas, donde fue arrestado Stephen Nicholas Broderick, el presunto autor del tiroteo que dejó el domingo a tres personas muertas en un edificio de apartamentos.

La policía de Austin dijo que dos de las víctimas mortales eran mujeres hispanas y uno más era un hombre afroamericano. Además de los tres fallecidos, hubo un menor de edad envuelto en este incidente, pero que se encuentra a salvo y a cargo de la Policía. El sospechoso, de 41 años, que además es un exdetective acusado en junio de 2020 de agresión sexual a un niño, se dio a la fuga después del ataque, por lo que el FBI, el cuerpo de Alguaciles de Estados Unidos y la policía de Round Rock organizaron un operativo que logró su captura.

De acuerdo con Guillermo Cueto, exfuncionario de Seguridad Nacional y experto en armamentos, la violencia con armas de fuego en Estados Unidos es un problema sistemático que ha vuelto a incrementarse en los últimos meses debido a diversos factores sociopolíticos, como el temor que muchos ciudadanos tienen a que se les prohiba comprar armas.

"Mucho se especuló en la pasada campaña presidencial sobre la posibilidad de que si el candidato demócrata ganaba, tal como ocurrió, se podría eventualmente suprimir la segunda enmienda constitucional que protege el derecho a poseer y portar armas de fuego. Lo que esto generó fue ansiedad descontrolada a millones de personas. Antes de que Biden ganara, se compraron más armas y municiones en Estados Unidos que en los últimos años", dijo Cueto a Univision Noticias.

Según datos del FBI, en los primeros tres meses de 2021 se realizaron un poco más de 12 millones de verificaciones de antecedentes criminales a personas que querían compar armas de fuego en el país. Además, durante 2020 se verificaron casi 40 millones de peticionarios que buscaban adquirir armas, la cifra más alta hasta ahora desde que este organismo comenzó a llevar un registro en 1998.

"Me da más temor un tiroteo que el coronavirus"

Nick Wong es un estudiante de finanzas en la Universidad de Montclair en Nueva Jersey, donde cursa su penúltimo semestre. Wong, de 23 años y procedente de Guadalajara, México, indica haber experimentado en carne propia en su país de origen los daños de la violencia, ya que su padre fue víctima de un secuestro con fines monetarios y perdió la vida en manos de sus captores.

"Mi madre y yo decidimos salir de mi país debido a la violencia. Pensamos que en Estados Unidos siempre estaríamos a salvo, pero la verdad es que mucho ha cambiado aquí y ahora tengo miedo de volver a sentir las balas tan cerca", explicó Wong a Univision Noticias, indicando que en dos ocasiones estuvo en medio de tiroteos y que esas experiencias le dejaron traumas en los que sigue trabajando.


" La verdad es que me da más temor un tiroteo que el propio coronavirus, ya que de la pandemia yo me puedo proteger con la vacuna, con tapabocas o con otras precauciones, pero de las balas inesperadas no hay manera de cuidarte. Lo peor es saber que puede suceder en cualquier lugar", comentó.

Como Wong y como Londoño, son muchos los estudiantes que aducen tener miedo a que el próximo tiroteo suceda en sus respectivos planteles educativos, por lo que Cueto aconseja que sean los mismos estudiantes quienes se encarguen de pedir a las directivas de sus centros educativos para que se establezcan los protocolos respectivos de seguridad.

"Es importante que los alumnos sean protagonistas del momento actual que vivimos en el país. Ellos deben pedir que los directivos les digan qué hacer en caso de un tiroteo, tener entrenamiento sobre la manera en que deben reaccionar, solicitar que se pongan detectores electrónicos en las entradas de los planteles educativos, además exigir que haya vigilancia de policías experimentados", dijo el experto, enfatizando que los maestros también deben ser entrenados para saber cómo reaccionar adecuadamente ante una emergencia de esta clase.

"No estoy de acuerdo en que los maestros carguen armas de fuego, pero sí de que sepan reaccionar rápidamente para evitar eventuales tragedias. Es importante que los propios estudiantes tengan plena conciencia del peligro y que apliquen la norma básica: ' Si ves algo raro, comunícalo inmediatamente' de esa forma puedes evitar un hecho qué lamantar", afirmó Cueto.

Otros tiroteos masivos recientes

En la madrugada del domingo 18 de abril, al menos tres personas perdieron la vida y otras dos resultaron heridas por disparos en un bar de Kenosha, en el estado de Wisconsin.


Otro hecho similar ocurrió en Columbus, Ohio, el sábado 17 de abril cuando se produjo un tiroteo en un parqueadero de una tienda del Dollar General en Columbus, Ohio, que dejó un muerto y cinco heridos, incluyendo a un niño de 12 años. Aún no hay sospechosos bajo custodia.

El viernes 16 de abril otras cuatro personas resultaron heridas en un tiroteo ocurrido en la zona este de Detroit, cuando una persona desconocida disparó contra un grupo de personas que realizaban una vigilia. No hubo decesos.

Todos estos hechos sucedieron después de que el jueves 15 de abril ocho personas fallecieran y varias más resultaran heridas cuando un hombre armado abrió fuego de manera indiscriminada en un almacén de la empresa de servicios postales FedEx en Indianapolis, Indiana.

Biden: "La violencia armada es una epidemia"

El viernes en la tarde, el presidente Joe Biden exigió al Senado que refuerce el control de las armas de fuego y que deje de "aceptar" un tipo de violencia que "se ha convertido en algo demasiado normal".

"La violencia armada es una epidemia en Estados Unidos, pero no debemos aceptarla, debemos actuar", exhortó el mandatario.
Biden fue claro en indicar que ninguna de sus acciones pretende ir en contra de la Segunda Enmienda de la Constitución y que sus pretensiones van encaminadas a proteger la vida de los estadounidenses y a evitar que los tiroteos sigan siendo una constante en la nación.

"Nada, nada de lo que estoy a punto de recomendar afecta de ninguna manera a la Segunda Enmienda. Son argumentos falsos que sugieren que estos son los derechos de la Segunda Enmienda y que están en juego. Pero ninguna enmienda, ninguna enmienda a la Constitución es absoluta", dijo.

El mandatario indicó que un promedio de 106 estadounidenses mueren cada día por arma de fuego y cientos más resultan heridos.

El presidente anunció un decreto que ordena al Departamento de Justicia emitir en 30 días nuevas reglas para detener la proliferación de armas de fuego sin número de serial porque fueron fabricadas de forma artesanal (conocidas en inglés como ghost guns).

Cargando Video...
"Esto tiene que acabar, es una vergüenza": Biden retoma el tema de control de armas tras tiroteo en Indianapolis

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés