publicidad
Una ceremonia en honor a las 26 víctimas del tiroteo en una iglesia de Sutherland Springs, Texas. Entre los muertos, el Departamento de Seguridad Pública del estado incluyó al bebé de una madre embarazada fallecida.

Edad 0: una de las 26 víctimas de la masacre en Texas era un feto

Edad 0: una de las 26 víctimas de la masacre en Texas era un feto

El Departamento de Seguridad Pública del estado dio a conocer el listado de las víctimas del tiroteo ocurrido en una iglesia bautista el domingo. Entre ellos se encuentra Carlin Brite Holcombe, quien aún estaba en el vientre de su madre, también fallecida.

Una ceremonia en honor a las 26 víctimas del tiroteo en una iglesia de S...
Una ceremonia en honor a las 26 víctimas del tiroteo en una iglesia de Sutherland Springs, Texas. Entre los muertos, el Departamento de Seguridad Pública del estado incluyó al bebé de una madre embarazada fallecida.

Los nombres de las 26 víctimas de la masacre en la iglesia bautista de Sutherland Springs, Texas, se conocieron este miércoles. Y una de ellas, la última, Carlin Brite Holcombe, ni siquiera había nacido.

Texas se cuenta entre los 38 estados del país que reconoce en sus leyes al feto como víctima de cualquier crimen, desde una agresión hasta un homicidio, y lo cuenta como un afectado además de la mujer embarazada.

Relacionado
Numerosas personas participan en una ceremonia para recordar a las v&iac...
Algunos murieron salvando a otros: estas son las 26 víctimas de la masacre de Sutherland Springs

El Código Penal de este estado sureño define al feto como un sujeto desde su etapa de gestación hasta su nacimiento. Por ello, argumentan, al agredirlo o causarle la muerte también se comete una ofensa criminal que incluye castigos.

Por eso el Departamento de Seguridad Pública de Texas sumó al embrión de cero años y sexo "desconocido" como parte del listado que dio a conocer este miércoles.

Carlin Brite –o Billy Bob, como le pondrían si era varón– es el noveno miembro de una misma familia que figura en la lista de quienes fallecieron cuando un hombre de 26 años entró armado a la iglesia el domingo y acribilló a los presentes con su AR-15. De los Holcombe murieron también Bryan, el pastor sustituto en el servicio del domingo; su esposa Karla; un hijo de ellos, llamado Marc Daniel, de 36 años; la nieta Noah, que apenas tenía un año; la nuera Crystal, de 36, y en cuyo vientre estaba Carlin. Además fallecieron tres hijos de Crystal: Gregory, de 13; Emily Rose, de 11; y Megan, de nueve.

publicidad

Fuera de esta familia, las otras 17 víctimas están entre los siete y los 77 años de edad. Entre ellos hay otros dos niños: Brooke Bryanne Ward, de cinco años, y Emily García, de siete, quien murió en el hospital por la gravedad de sus heridas.

"Acribillaba a los niños como un animal", cuenta sobreviviente latino del tiroteo de Texas Univision

Dos víctimas

En Estados Unidos existe una ley llamada Fetos víctimas de la violencia. En la ceremonia de su promulgación, en 2004, el entonces presidente George W. Bush fue aplaudido al asegurar que la legislación reconocería "el simple hecho de que los delitos contra una mujer embarazada a menudo tienen dos víctimas", dijo. "Hay dos ofensas para ser castigadas".

Se refirió también en su discurso a un caso que sirvió de espíritu para promover el texto: el asesinato en California de Laci Peterson, quien tenía ocho meses de embarazo y por cuya muerte su esposo, Scott Peterson, fue sentenciado por dos cargos de homicidio, por el de ella y por el del bebé. "La preocupación moral de la humanidad se extiende a aquellos niños que son lastimados o asesinados en crímenes contra sus madres", dijo Bush.

Jeanne Mancini, presidente la organización pro-vida March for Life, justifica la decisión del Departamento de Seguridad Pública de Texas al incorporar a Carlin Brite Holcombe entre las víctimas del tiroteo dentro de la iglesia bautista. Ante un delito contra una embarazada, asegura, hay "dos víctimas". "Los niños no nacidos son eso, niños, y nuestras leyes deben reflejar esa verdad", dijo a Univision Noticias. "Las leyes no solo deben proteger la dignidad inherente de la madre y del bebé en el útero. También deben servir para educar al público general sobre la humanidad del bebé en desarrollo".

Más leyes contra los agresores

El demócrata y ex candidato presidencial, John Kerry, votó en 2004 –cuando era senador– en contra de la ley de Fetos víctimas de la violencia al asegurar que le generaba "serias preocupaciones". Para Kerry –y para muchos críticos– el texto no podía al mismo tiempo proteger al embrión al catalogarlo como un ser humano y preservar los derechos de una madre de terminar con un embarazo no deseado.

Relacionado
El popular AR-15. Tanto el atacante, Devin Kelley, como el vecino que lo...
"Nuestro héroe ahora es un hombre con rifle": cómo la masacre de Texas reafirmó a los defensores de las armas

La inquietud es la misma de organizaciones que defienden el derecho al aborto como NARAL Pro-Choice America. En lugar de leyes que humanicen al feto y lo conviertan en una entidad legal separada de la madre, apoyarían la promulgación de normas que impongan mayores sentencias criminales contra quienes agredan a mujeres en estado de gravidez.

Kaylie Hanson Long, la directora nacional de comunicaciones de NARAL, dijo al diario The New York Times en un comunicado que se mantendrían del lado de sus aliados para apoyarlos en una legislación que en lugar de criminalizar a cualquiera, incluida la madre que quiere abortar, prevenga futuros actos de violencia con armas.

En el caso de la matanza en Sutherland Springs, la mayor que ha sufrido el estado sureño, su agresor Devin Patrick Kelley no correrá con el peso de las leyes de Texas por haber dejado entre los 26 muertos a una madre y a su hijo aún en el útero.

Fotos: Estos son los rostros de los fallecidos en la masacre de Texas
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad