null: nullpx
Terrorismo

Así planeó Ahmad Rahami los ataques: "El sonido de las bombas se oirá en las calles"

Documentos judiciales explican cómo el joven afgano compró en internet materiales para fabricar explosivos en las últimas semanas, realizó una prueba en un jardín y se encomendó a Alá, al que pidió poder ser un mártir.
21 Sep 2016 – 1:54 PM EDT

Ahmad Rahami, el joven estadounidense de origen afgano arrestado por las bombas de Nueva York y Nueva Jersey, planeó durante semanas sus ataques, compró elementos para la fabricación de las bombas por internet e incluso llegó a practicar en un jardín con un artefacto casero.

Así se desprende de documentos judiciales en los que las autoridades le imputan cuatro delitos, entre ellos del uso de armas de destrucción masiva. Además, tenía un diario, que fue encontrado durante su arresto, en el que dejó escrito a mano cuáles eran sus intenciones y mostró su odio a las políticas de Estados Unidos.

Cómo adquirió los elementos para las bombas

Las autoridades creen que el sospechoso se hizo con gran parte de los materiales para la fabricación de explosivos a través de internet entre el 20 de junio y el 10 de agosto. Durante este intervalo, realizó al menos cinco compras diferentes bajo el nombre de "ahmad rahimi" en eBay.


Entre los elementos que adquirió había rodamientos, 200 balines de metal .490, ácido cítrico (que se utiliza para explosivos improvisados), un panel de circuitos utilizados para explosiones y encendedores, que fueron enviados a un negocio llamado "Perth Amboy Business", en New Jersey, donde él trabajó hasta aproximadamente el 12 de septiembre. Algunos de los elementos que solicitó online son similares a los encontrados en los artefactos de Nueva York y Nueva Jersey.

Un diario con referencias a Alá y Al-Qaeda

En su diario, el joven de 28 años muestra su determinación por sembrar el terror en las calles aunque también dejó escrito su temor a ser arrestado antes de poder llevar a cabo los ataques. Por ese motivo, llega a solicitar a Alá que pueda ser un mártir: "Rezo a Alá que no me aleje de la yihad. Pido (ininteligible) por Shahadat (martirio). Si Alá quiere, este pedido será escuchado". Algunos fragmentos de este diario no pueden leerse al haberse deteriorado durante la balacera antes de su arresto.

El sospecho hace referencias también a "matanzas" en Irak, Afganistán, Palestina y Siria.


En el diario, Rahami habla de "bombas caseras", una "bomba de una olla a presión" y de una carrera en las calles, lo que los investigadores creen es una referencia al artefacto que explotó el sábado en Nueva Jersey en el recorrido por el que debía pasar una carrera solidaria.

En otros apartados del documento, el sospechoso recuerda la matanza de 2009 en Fort Hood, Texas, y al "hermano Osama Bin Laden". Precisamente, las autoridades están investigando si los viajes que realizó Rahami a Pakistán y Afganistán tuvieron alguna influencia en su radicalización. El diario termina "Si Alá quiere, el sonido de las bombas se oirá en las calles. Disparos contra la policía. Muerte a tu OPRESIÓN".

Un video en un teléfono celular

Además del diario, en el documento las autoridades mencionan otras pruebas, entre ellas una grabación encontrada en un teléfono celular. En el video, se ve cómo Rahami entierra un objeto negro con forma cilíndrica en un jardín y poco después se observa una explosión entre risas. Al final, Rahami entra en el objetivo de la cámara y se le ve con el artefacto en la mano. La grabación fue tomada por una persona relacionada con el joven de origen afgano y fue realizada el 15 de septiembre, tan solo dos días antes de las explosiones en Chelsea, en Elizabeth, New Jersey, donde él vivía.


Videos yihadistas en Youtube

El documento en el que a Rahami le presentaron los cargos federales apuntala la acusación en el uso que realizó de internet. Aparentemente, Rahami utilizó una cuenta en Youtube bajo el seudónimo de
Yaafghankid78. En esta cuenta personal, entre los videos favoritos, aparecen al menos dos en los que se glorifica la yihad. Uno de ellos se titula "jihad nasheed ya shahid", en el que se habla de manera elogiosa del martirio.

Las autoridades federales presentaron contra Rahami cuatro cargos el martes en la noche, en la corte de distrito de Manhattan. Al que identifican como el responsable de los bombazos en Seaside Park, Nueva Jersey, y en la calle 23 en Manhattan, le imputan además el manejo de un artefacto destructivo para generar un acto criminal violento, producir una explosión en un lugar de uso público y destruir propiedad con fuego y explosivos.

El juez Gabriel W. Gorenstein firmó la orden de arresto tras evaluar el contenido expuesto en una declaración jurada por el agente especial del Negociado de Investigación Federal (FBI), Frederick Licata. En la orden además se especifican algunos de los datos sobre la investigación. Los principales son:

  • De la primera explosión ocurrida el sábado 17 de septiembre, a las 9:35 de la mañana en un bote de basura en Seaside Park, Nueva Jersey, se recuperó evidencia del uso de un teléfono celular, con el cual se habría activado la bomba de tres pipas, de las sólo estalló una.
  • El tipo de teléfono utilizado fue el IMEI, conocido porque contrario a los regulares, que cuentan con nueve dígitos, éstos se activan con 12 ó 15 dígitos.
  • A las 8:30 de la noche, ese mismo día, se reportó la explosión en la cale 23 oeste, de barrio Chelsea, en Manhattan. Entre las pruebas recuperadas en esa escena, estaban los remanentes de una olla de presión y de un celular IMEI.
  • Ese estallido fue tan potente que hirió a 31 personas, no 29 como se había informado hasta el momento. También arrojó 120 libras de basura a través de 120 pies de extensión, provocó daños millonarios en infraestructura y quebrando vidrios hasta a 400 pies de distancia del lugar original.
  • Pasadas las 11:30 de la noche del sábado 17, dos agentes de la policía estatal de Nueva York que colaboraban en recorrer las calles cercanas al lugar de la explosión en Manhattan, para detectar algún otro tipo de amenaza, vieron una olla de presión en la calle 27 oeste. Un teléfono celular IMEI estaba pegado a esa olla.
  • El domingo, 18 de septiembre, cuando ese artefacto explosivo fue desarticulado en El Bronx, la cinta adhesiva con la que el teléfono y los cables fueron pegados a la olla, tenían 12 huellas de Ahmad Khan Rahami.
  • Dos de los teléfonos recuperados por las autoridades en estas escenas criminales fueron entregados a Rahami en el 2015, en un comercio a 500 pies de la dirección que tiene como residencia oficial en sus papeles de solicitud de ciudadanía estadounidense, en Perth Amboy, Nueva Jersey.

Lea también:

RELACIONADOS:TerrorismoNueva YorkExplosionesFBILocal
Publicidad